Los procesadores Intel Cannon Lake para portátiles llegarían este año

Escrito por Rodrigo Alonso

Aunque no es una sorpresa que Intel ya trabaja en la próxima generación de procesadores para portátiles, de nombre Cannon Lake, ahora la compañía ha confirmado en un evento con sus socios que a finales de año ésta generación estará lista, y fabricada con el nuevo proceso a 10 nanómetros de la compañía.

Hay un poco de lío con las generaciones, manufacturas y litografías de Intel, la verdad. En principio Coffee Lake será el siguiente diseño de procesador a 14 nanómetros que llegará después de Kaby Lake, trayendo los procesadores de seis núcleos y doce hilos de proceso a la gama “normal” de la compañía para sobremesas y portátiles por primera vez. Pero después, a finales de 2017, y siguiendo el proceso habitual tick-tock de Intel, la compañía reducirá la litografía actual de Kaby de 14 a 10 nanómetros, y bautizará a la nueva generación como Cannon Lake (también la llaman Cannonlake, todo junto).

En teoría, y según algunos rumores, ésta reducción de litografía hará que la nueva generación proporcione un 40% más de rendimiento por IPC, algo que parece poco creíble. Sin embargo, la realidad es que el rendimiento bruto de la primera generación a 10 nm frente a la ya veterana 14nm++ será relativamente inferior, al menos en el ámbito de los portátiles. Lo que sí proporcionará es una mucho mejor eficiencia y menor consumo.

Intel ya mostró los primeros chips a 10 nm en el CES de Las Vegas que tuvo lugar en Enero de éste año, pero también puso de manifiesto que el camino hacia ésta litografía va a ser complicado. El nuevo proceso de fabricación proporcionará un consumo un 45% inferior en comparación con la generación actual, pero la mayor densidad de transistores también hará que el calor generado sea más complicado de disipar, dada la menor superficie.

La compañía ha declarado que su próxima generación de procesadores de escritorio estaría basada en un proceso de fabricación “improvisado” a 14 nanómetros, así que podemos esperar que los procesadores que vendrán después, a 10 nanómetros, ya sean considerados la novena generación. Después de Kaby Lake veremos Coffee Lake, y tras éstos, Cannon Lake. Y todo en el mismo año, así que ojo al dato, que la cosa va a estar muy interesante y con una agenda muy apretada.

Vía | Guru3D.

Continúa leyendo