EVGA anuncia sus gráficas Geforce GTX 1070 y 1080 FTW Hybrid

Escrito por Juan Diego de Usera

EVGA acaba de presentar sus dos nuevas tarjetas gráficas Geforce GTX 1070 y GTX 1080 de la serie FTW Hybrid para las que se ha añadido un disipador de tipo híbrido que emplea una mezcla de refrigeración por agua y por aire, en el intento de conseguir extraer el máximo rendimiento posible de los núcleos gráficos Pascal que incorporan, que ya por principio no es poco.

Las nuevas tarjetas gráficas EVGA Geforce GTX 1070 y 1080 FTW Hybrid se han diseñado y fabricado desde el principio para ser la mejor solución que emplee un circuito cerrado de refrigeración líquida de todas las tarjetas gráficas gráficas con núcleo de Nvidia que la empleen en el planeta. Y para ello han decidido comenzar volviendo a emplear sus galardonados componentes FTW, que se han diseñado para proporcionar la entrega de potencia más estable y limpia de ruidos parasitarios. A ésto hay que sumar el empleo de otras características extra como son las Bios duales (por si un overclock sale mal, que el usuario pueda recuperar el uso de la gráfica), la iluminación RGB, el empleo de un  ventilador de 100 mm y muchas más.

Encima de todo ello, EVGA decidió emplear su galardonada solución HYBRID de refrigeración que combina el empleo de un ventilador axial de 100 mm, que realiza su trabajo a menor nivel sonoro, junto con un sistema de refrigeración líquida de circuito cerrado de tipo AIO que incorpora como novedad el empleo de una chapa de cobre que está en contacto directo con los módulos de memoria de la tarjeta, ayudando en su refrigeración y consiguiendo que las temperaturas del conjunto se puedan ver reducidas hasta la mitad en la mayoría de situaciones. A ello también ayuda el empleo de un radiador de 120 mm pero de mayor profundidad a la que se suele emplear en este tipo de refrigeraciones líquidas AIO. Pero lo mejor de todo es que la refrigeración AIO de la tarjeta no requiere ningún tipo de mantenimiento por parte de su propietario, sin tener que rellenarla o sin complicaciones innecesarias. Todo ello, por supuesto, con el increíble respaldo de la legendaria garantía de EVGA, que puede llegar hasta los 10 años en ciertos modelos que producen. Todo ello para asegurar la máxima tranquilidad y satisfacción de los usuarios de sus productos.

Continúa leyendo