Inno3D anuncia la nueva Geforce GTX 1080 iChill Black

Escrito por Juan Diego de Usera

Inno3D, un fabricante líder de componentes de hardware de gama alta, presenta su nuevo buque insignia Inno3D GeForce GTX 1080 iChill BLACK. La edición iChill BLACK significa que los usuarios se encontrarán frente una solución de refrigeración híbrida líder en la industria que combina el flujo de aire súper silencioso con la máxima refrigeración que viene asociada a la refrigeración por agua que se puede encontrar solo en los componentes tope de gama habitualmente.

Teniendo lugar más alto dentro del extenso catálogo de soluciones gráficas de Inno3D, el último descendiente de la familia de tarjetas gráficas de gama alta Geforce GTX 1080 de Inno3D, viene con 8 GB GDDR5X con un bus de 256 bits y con una frecuencia de reloj de núcleo a de 1.759 MHz en el modo normal, que se incrementan hasta los 1.898 MHz en el modo Boost de la tarjeta gráfica. Esto permitirá que los usuarios más exigentes con sus equipos puedan mover cualquiera de los juegos actuales que son top de ventas sin tener que disminuir ni un ápice el nivel de detalle de los gráficos para conseguir la experiencia de juego perfecta. Experiencia de juego que se verá notablemente incrementada dado que la Inno3D iChill Geforce GTX 1080 BLACK cuenta con una salida de vídeo DVI-D, una HDMI 2.0 y tres salidas DisplayPort 1.4 que permitirán conectar sin problemas monitores de altas resoluciones, como son los 4k, o bien realizar configuraciones multi monitor con ella.

Dado que Inno3D tiene como objetivo primordial satisfacer las necesidades de los jugadores entusiastas que tienen expectativas muy elevadas, con la nueva tarjeta iChill BLACK podrán obtener todo el rendimiento en bruto que solo se puede lograr cuando se emplea una refrigeración líquida para extraer hasta el último bit en cuestión de rendimiento puro de los mejores componentes que puede proporcionar la industria. Y lo mejor de todo es que la solución Híbrida que emplea Inno3D no es en absoluto ruidosa en comparación con otras soluciones del mercado y su instalación es tremendamente sencilla, muy lejos de las complicaciones que suelen acarrear las refrigeraciones líquidas más tradicionales a medida.

Inn3D declara que esta tarjeta gráfica consumirá un máximo de 230 W, por lo que requerirá una fuente de alimentación que sea capaz de proporcionar 550 W como mínimo y tenga disponible dos conectores extra de alimentación: uno de 8 pines y otro de 6 pines para suministrarle la corriente.

Continúa leyendo