El fin de los sockets LGA de Intel podría llegar con el LGA1150

El fin de los sockets LGA de Intel podría llegar con el LGA1150

Alex Gálvez

Los próximos procesadores de Intel basados en la arquitectura Haswell llegarán durante el próximo año 2013 y con ellos vendrá otro cambio de socket, en concreto usarán el denominado LGA1150, recordamos que los actuales procesadores Sandy Bridge e Ivy Bridge usan el socket LGA 1155. Los últimos datos apuntan a que el socket LGA1150 podría ser el último socket LGA que Intel lance al mercado y en su lugar, Intel apostaría por los procesadores BGA.

No es ninguna novedad que Intel cambia constantemente de socket, de hecho es algo que se producirá con la cuarta generación de procesadores Intel Core, los conocidos Haswell, los cuales emplearán el socket LGA1150, que también podría ser el empleado por los procesadores Broadwell. Actualmente podemos cambiar sin problemas el procesador de nuestra placa base, siempre y cuando respetemos el socket y por supuesto sea compatible, pero parece ser que Intel pretende cambiar este aspecto.

Existen informaciones que apuntan a que el socket LGA1150 sería el último socket LGA que Intel lanzará al mercado, por lo que Intel haría tomado la decisión de apostar, en un futuro, por los procesadores BGA. Esto quiere decir que el procesador va directamente soldado a la placa base, por lo que no es posible cambiarlo por otro para una posible actualización o similar.

¿Y cuando podría aplicarse esta medida de Intel?. Por ahora se desconoce completamente, puesto que de momento Intel no ha confirmado ni tampoco desmentido nada, pero quizá es algo que posiblemente veamos en los procesadores Skylake, los sucesores de los procesadores Haswell. También hay que comentar que cada vez se integran más componentes y funciones en el procesador, de hecho los Haswell-ULT serán los primeros SoC x86 de Intel, y esto es algo que también preocupa a los fabricantes de placa base.

La parte positiva de esto, es que en principio los procesadores de las gamas Extreme y Xeon no se verían afectados, por lo que para ellos sí habría un socket que llegaría para reemplazar al actual LGA2011. En cualquier caso hay que esperar para ver lo que Intel comenta al respecto, porque si al final apuestan por los procesadores BGA, creemos que será una medida equivocada de cara a los usuarios.