EVGA GeForce GTX 650 Ti: Versión personalizada de la GTX 650 Ti

Escrito por Alex Gálvez

El pasado día 9 de Octubre, Nvidia lanzaba de manera oficial su gráfica GeForce GTX 650 Ti, otra gráfica basada en la arquitectura Kepler que cuenta con el núcleo gráfico GK 106. Junto con la llegada de la versión de referencia por parte de Nvidia, los diferentes fabricantes también anunciaban sus respectivas versiones personalizadas, y una de ellas es la EVGA GeForce GTX 650 Ti.

La GeForce GTX 650 Ti se posiciona entre la GeForce GTX 650 y la GeForce GTX 660 en términos de rendimiento, y entre la Radeon HD 7770 y la Radeon HD 7850 si miramos a la competencia. Se trata de una gráfica de gama media que tiene un consumo energético bastante eficiente y además no es para nada ruidosa, una buena opción para los que juegan de manera ocasional y no quieren invertir demasiado dinero en la tarjeta gráfica.

Emplea el núcleo gráfico GK 106 con 768 CUDA Cores, 64 TMUs y 16 ROPs, además dispone de 1GB de memoria GDDR5 funcionando a 5.400Mhz y una GPU funcionando a 925Mhz, todo esto para la versión de referencia de Nvidia. Los diferentes fabricantes también han presentado sus respectivos modelos personalizados y hoy es el turno de conocer a la EVGA GeForce GTX 650 Ti.

EVGA ofrece en total cuatro modelos diferentes de GeForce GTX 650 Ti, dos con 1GB de memoria GDDR5 y otros dos con 2GB de memoria GDDR5, además dos de esos modelos llevan overclock de fabrica. El primer modelo se denomina EVGA GeForce GTX 650 Ti y básicamente solo cambia el sistema de refrigeración, el cual ha sido mejorado por EVGA. Luego está la variante de con 2GB de memoria, similar a la anterior salvo por la cantidad de memoria, ambas disponen de las frecuencias de referencia que ofrece Nvidia.

Los otros dos modelos restantes se denominan EVGA GeForce GTX 650 Ti SSC y están disponibles con 1GB y 2GB de memoria GDDR5. En ambos casos las frecuencias de funcionamiento aumentan a 1071Mhz para la GPU, además las versiones SSC llevan como regalo el juego Asassin’s Creeed III.

Continúa leyendo