¿Tu procesador AMD se ha roto o está fallando? así puedes tramitar su garantía

Aunque es realmente extraño que ocurra, en algunas circunstancias es posible que nuestro procesador AMD muera por causas variadas. Si esto sucede y dependiendo del procesador y su fecha de compra, es posible que podamos tramitar la garantía con el fabricante y así obtener un reemplazo de dicho procesador dañado. Por ello, hoy veremos cómo tramitar la garantía de nuestro procesador AMD.

AMD ofrece un servicio de garantía para procesadores adquiridos en minoristas

AMD-Fondo

No todos los procesadores tienen garantía directa con AMD, ya que al igual que Intel ofrecen varios tipos de entrega y venta de procesadores, ya sea a los fabricantes directamente, a ciertos ensambladores en formato OEM o la más tradicional venta a minoristas.

Si el procesador que hemos comprado forma parte de un equipo preensamblado por alguna marca o vendido dentro de un conjunto de piezas por un OEM, o simplemente tenemos un portátil, es muy posible que nuestra CPU no esté en garantía directa con AMD y tengamos que recurrir al OEM, fabricante o marca para que lo sustituyan o reemplacen total o parcialmente el equipo, dependiendo del caso.

El servicio de garantía de AMD para procesadores in box en un minorista es la opción que AMD ofrece para los procesadores vendidos en tiendas físicas u online. En este servicio de garantía, AMD nos ofrece 4 pasos para tramitar la misma de forma directa con ellos.

Paso 1: comprobación de errores típicos y determinar si el producto está realmente defectuoso

Ryzen 5 3500X

El primero es simple: debemos acceder a su web mediante el siguiente enlace que nos llevará a su servicio de garantía.

Una vez dentro, el primer paso que nos indican es que debemos determinar que el producto (CPU) está realmente defectuoso.

Para ello nos ofrecen varias instrucciones y vídeos que hacen distintas referencias sobre los errores más típicos a la hora de montar un PC.

En primer lugar, sugieren que comprobemos si la BIOS es compatible, para más tarde preguntarnos si la memoria RAM instalada es compatible.

Los pasos siguen con la comprobación de los conectores de la fuente de alimentación, para por último y si esto no ha resultado, siempre que sea posible, probar el procesador en otro sistema o PC que sea compatible y así descartar si está defectuoso o no.

Paso 2: qué problemas no cubre la garantía

AMD-Threadripper-Dead

Evidentemente, no todo está cubierto por la garantía. Por ello, AMD mediante una serie de fotos nos mostrará qué defectos no están cubiertos para tramitar dicho RMA.

Por norma, son simplemente aquellos que han sido causados por un mal uso, negligencia o instalación no adecuadas. Esto responde a arañazos en el PCB, roturas del mismo, fisuras, pines doblados, rotos o dañados, procesadores con un exceso de temperatura y algunos otros problemas físicos menores.

Paso 3: información que necesitaremos del procesador

Si en el paso 1 hemos confirmado que el procesador está dañado y no es por ninguno de los problemas del paso 2, el paso 3 es el primero realmente importante dentro de lo que será el RMA en sí mismo.

Para poder seguir hacia el paso 4, AMD nos pide que identifiquemos el modelo del procesador y el número de serie del mismo, donde para ello nos ofrecen otro vídeo demostrativo y varias fotografías a modo de guía.

Paso 4: rellenar nuestros datos y los del procesador

AMD garantía procesador paso 4

Este paso es sin duda el más sencillo, ya que lo único que tendremos que hacer es rellenar nuestros datos personales como nombre, dirección, email y teléfono junto con los datos del procesador que hemos recapitulado en el paso número 3.

AMD garantía procesador paso 4

Una vez que lo tengamos todo convenientemente relleno, solo tendremos que pulsar en el botón enviar y se habrá registrado nuestro RMA.

RMA AMD paso 4