¿El mando de Xbox da problemas de sincronización? Prueba con esto

¿El mando de Xbox da problemas de sincronización? Prueba con esto

Rodrigo Alonso

Una de las ventajas de tener un PC gaming y al mismo tiempo una consola Xbox One es que el mando es compatible con ambos. Sin embargo, y especialmente si sueles utilizarlo en uno y otro sistema, muchas veces da problemas de sincronización. Si es tu caso, a continuación te vamos a enseñar cómo solucionarlo y «obligar» al mando de Xbox One a sincronizarse correctamente tanto con el PC como con la consola.

Debes tener en cuenta que el mando de la Xbox One solo admite estar sincronizado con un dispositivo al mismo tiempo. Esto significa que si lo tienes sincronizado con la consola y quieres utilizarlo en PC, deberás sincronizarlo con éste y, al hacerlo, se desincronizará con la consola por lo que si quieres volver a utilizarlo con ésta, deberás repetir el proceso para volver a asociarlo y, al hacerlo, volverá a perder la conexión con el PC.

Cómo sincronizar el mando de Xbox One con la consola

mando xbox one vs dualshock 4

Lo primero que debes hacer es encender la consola Xbox One con la que quieres sincronizar el mando pulsando el botón con el logo de Xbox que tiene en el frontal, ya que si asumimos que el mando no está sincronizado no podrás encender la consola desde éste.

A continuación enciende el mando manteniendo pulsado el botón Xbox que está ubicado en la parte superior del frontal hasta que comience a parpadear. A continuación debes pulsar el botón «Bind» en la consola:

  • En la Xbox One X y Xbox One S es un pequeño botón circular ubicado en la zona inferior derecha de la consola, justo bajo el botón de encendido.
  • En el modelo original de Xbox One, este pequeño botón está en el lateral izquierdo de la consola si la miras de fronta, cerca de la esquina donde está la unidad de discos.

Después de pulsar el botón en la propia consola, debes hacer lo propio en el mando, pero en este caso en lugar de hacer una única pulsación debes mantenerlo apretado unos segundos, hasta que el logo de Xbox del mando se quede iluminado en lugar de parpadeando. En el mando, el botón bind está ubicado en la parte superior, justo al lado del conector para el cable.

Sincronizar el mando con el cable

Si la sincronización de forma inalámbrica no ha funcionado, siempre tienes la opción de sincronizar el mando utilizando simplemente el cable que venía con éste. Conecta un extremo del cable al mando y el otro a la consola (asegúrate de que está encendida, obviamente), a uno de sus puertos frontales, y una vez conectado presiona y mantén apretado el botón Xbox del mando. Una vez que la luz se quede encendida fija, puedes desconectar el cable si quieres, porque ya estará sincronizado con la consola.

Cómo sincronizar el mando de Xbox One en PC

Como indicábamos antes, una de las grandes ventajas que tiene este mando es que es totalmente compatible con PC (Windows). La manera más sencilla de sincronizarlo es simplemente conectándolo mediante el cable USB que viene con el mando, ya que Windows reconocerá el mando al instante y ni si quiera tendrás que instalar ningún tipo de driver o software para que funcione.

Mando Xbox PC Cable

Si tu PC tiene conectividad Bluetooth, también podrás utilizar el mando de forma inalámbrica, pero obviamente deberás sincronizarlo primero. No obstante, no todos los mandos de Xbox tienen esta facultad: si tu mando tiene la cubierta de plástico alrededor del logo de Xbox, entonces no es compatible y necesitarás adquirir el adaptador inalámbrico para PC que se vende por separado. No obstante, si tu mando tiene el encapsulado de plástico integrado, sí que es compatible con Bluetooth. En la imagen de abajo, el mando de la parte superior no es compatible, mientras que el de la parte inferior sí.

Mandos Xbox

Una vez que te hayas cerciorado de que tu mando es compatible con esta opción, ve Configuración -> Dispositivos -> Bluetooth y otros dispositivos en Windows 10. Una vez ahí selecciona la opción «Agregar Bluetooth u otro dispositivo», y después de hacer clic en esa opción pulsa el botón Xbox de tu mando para encenderlo, para a continuación pulsar y mantener el botón Bind como hemos visto antes hasta que el PC lo detecte.

Finalmente, tienes la opción de utilizar el adaptador inalámbrico que se vende por separado. Simplemente conéctalo a un puerto USB libre de tu PC y Windows lo reconocerá automáticamente. Acto seguido, primero pulsa el botón Bind del adaptador (ubicado en un lateral del mismo) y luego enciende el mando y pulsa y mantén el botón Bind de éste para que se sincronicen automáticamente.

Xbox Wireless Adapter

¿Sigues teniendo problemas de sincronización?

Si tras todo lo que hemos explicado en este artículo el mando te sigue dando problemas de sincronización, deberías entonces comprobar que la batería del mismo funciona adecuadamente (intenta cambiarla para empezar). En todo caso, te recomendamos revisar nuestro tutorial sobre los problemas más comunes del mando de Xbox ya que ahí seguro que encontrarás la solución definitiva.