Por esto tu portátil se apaga aleatoriamente y así se soluciona

Por esto tu portátil se apaga aleatoriamente y así se soluciona

Josep Roca

A veces ocurre que estamos trabajando con nuestro ordenador portátil y sin previo aviso se nos apaga. Lo cual es frustrante, ya que esto puede significar perder horas de trabajo acumuladas. No en vano, podemos predecir y hacer copias de seguridad ante situaciones esperadas, pero no bajo apagones repentinos. Es por ello que os vamos a dar los motivos por los cuales un portátil se apaga repentinamente, así como las soluciones a cada uno de los escenarios.

A día de hoy, incluso cuando tenemos poca batería, si funciona como es debido, un ordenador portátil no se apaga repentinamente, sino que antes el sistema se encargará de colocarse en reposo y hacer un volcado en el almacenamiento, sea este disco duro o SSD, del estado de la RAM. De tal manera que al reiniciar el sistema se haga el proceso inverso y podamos continuar todo lo dejamos. Sin embargo, si esto ocurre repentinamente, ya es más problemático por la pérdida de nuestro trabajo, especialmente si no hemos guardado recientemente lo que estábamos haciendo.

¿Por qué un portátil se apaga repentinamente?

La respuesta a ello es sencilla, se corta por completo el suministro de energía desde la fuente de alimentación o la batería. Aunque la pregunta que deberíamos hacernos es: ¿qué provoca esta situación de forma inesperada y, por tanto, sin que tenga nada que ver con alguna de nuestras acciones? Pues en realidad son varias las causas de ello.

La batería está empezando a fallar

El más obvio de todos es el estado de salud de la batería, ya sea por el hecho que ya está agotando sus ciclos o por el hecho de que esta es de peor calidad de lo esperado. Es decir, que de la remesa de baterías para tu ordenador portátil te ha tocado una que ha salido rana. ¿El problema? Los portátiles se suelen vender con una garantía global mucho más baja que la duración de una batería media. En todo caso, si quieres comprobar el estado de la batería y saber si toca cambiarla lo puedes hacer desde la terminal.

  1. Pulsa las teclas CTRL+X y selecciona PowerShell (Administrador) del menú que aparece.
  2. Teclea el siguiente comando: powercfg /batteryreport

Con ello podrás saber si es la batería la que está en las últimas y descartar de entrada que la salud de la misma sea el motivo de los apagones repentinos.

batería ordenador portátil falla

Por sobrecalentamiento

Los ordenadores a día de hoy no solo tienen procesadores y memorias, sino también disponen de otras circuiterías funcionando en paralelo, pero las más desconocidas son las de control. Entre las mismas se encuentran termómetros digitales que se encargan de medir la temperatura en las diferentes partes del portátil. Si se llega al punto en que la subida de la misma es demasiado acelerada en un tiempo corto de tiempo. Es decir, que el calor sube como la espuma, es cuando para evitar cosas como una potencial explosión de la batería a tiempo, pues envían la señal de apagado.

Si esto te ocurre es que tienes el portátil sucio por dentro y la acumulación de pelos, partículas y demás elementos aumenta la temperatura interna del mismo, hasta el punto de convertirlo en un horno. Aunque no es el único factor, ya que puedes ser otros factores como ahora:

  • Las salidas y entradas de aire estén obstruidas, por lo que tocará limpiarlas con un spray de aire comprimido. Te recomendamos rematar el trabajo usando un aspirador de mano de pequeño tamaño, como los que se usan para limpiar los teclados.
  • El ventilador no funciona, por lo que deberás cambiarlo por uno nuevo del mismo tipo.
  • La batería se calienta demasiado, hazle una revisión para ver si se encuentra hinchada o si transmite demasiado calor. Si es así, entonces puede que esté defectuosa y por seguridad plantéate buscarle un reemplazo.

Portátl apaga temperatura

El problema puede estar en algún componente

Si ves que el portátil se encuentra totalmente limpio o lo suficiente como para no justificar el sobrecalentamiento repentino, entonces tienes que plantearte que el problema puede encontrarse en algún componente defectuoso. Por lo que deberemos identificar cuál de ellos es, para ello deberemos ir al administrador de dispositivos de Windows y buscar qué componentes están con el signo de exclamación. Lo cual puede indicar un funcionamiento fuera de lo habitual.

  1. Para acceder al mismo, solamente tienes que presionar al mismo tiempo las teclas Windows y X y del menú que aparece seleccionar la opción adecuada.
  2. Haz doble clic sobre el dispositivo para abrir su ventana de propiedades. El sistema os dará la información de cuál es la fuente del problema. Es decir, si es un problema de sobrecalentamiento os lo dejará marcado.
  3. Muchas veces el problema es con los drivers o el controlador del dispositivo. Por lo que procura actualizarlos desde el panel de control, si el problema persiste busca una fuente alternativa e instálalos manualmente.

La BIOS que usas es demasiado vieja

No suele ser el problema más habitual, pero puede que todo se deba a que la BIOS no esté al día. Especialmente si hemos hecho cambios en su interior y estamos usando componentes que no existían cuando el PC se puso a la venta. Aunque este no suele ser un problema, a no ser que pretendamos instalar componentes muy modernos en un portátil muy antiguo, sí que es verdad que una BIOS desactualizada puede generar conflictos en los que de repente el portátil se apaga.

  1. Para saber si nuestra BIOS está desactualizada, siempre podemos recurrir al programa CPU-Z el cual, en la pestaña «Mainboard» nos dirá cuál es la versión de la BIOS de nuestro sistema.
  2. Luego, accederemos a la web del fabricante del mismo y comprobaremos cuál es la versión de la BIOS más reciente. Si la versión que tenemos es muy antigua, nos podría interesar actualizarla con una mucho más moderna.

Sin embargo, todavía existe un motivo por el cual tu portátil se apaga y que no tiene nada que ver ni con el sobrecalentamiento, ni falta de drivers y tampoco componentes defectuosos, sino de un problema de software.

¿Tu portátil se apaga sin avisar? Puede ser un virus

Pues sí, existe software malicioso que puede llegar a sobrecalentar tu ordenador haciendo que el procesador, la gráfica e incluso la memoria RAM de forma excesiva hasta el punto en que los componentes mantengan el estado de Boost durante demasiado tiempo de forma sostenida. No olvidemos que un portátil no se ha diseñado para mantener altas velocidades de reloj de forma sostenida. Por lo que se llega al punto en que el portátil se apaga.

Sin embargo, algunos virus tienen la capacidad de realizar un apagado repentino, esto se debe a que el sistema operativo dispone de dicha acción sobre el hardware y, por tanto, el virus solo tendrá que invocar dicho comando para fastidiarnos. Por lo que en este caso te tocará realizar una limpieza profunda con un antivirus para solventar el problema de una vez por todas.

Si tras hacer todas estas comprobaciones persiste el problema y el portátil se apaga repentinamente, entonces solo te queda llevarlo al servicio técnico para que le hagan la reparación correspondiente.

Coronavirus hardware

1 Comentario