¿Tu ordenador no enciende? Consejos y cómo actuar

¿Tu ordenador no enciende? Consejos y cómo actuar

Rodrigo Alonso

Cuando pulsamos el botón y nos damos cuenta de que el ordenador no enciende, podemos empezar a sentir una gran frustración porque no sabemos qué está sucediendo. Lo primero que podemos llegar a pensar es llevarlo directamente al SAT para que revisen qué puede estar pasando, pero en muchos casos no será necesario. En este artículo vamos a darte algunos consejos y pautas a seguir para que el ordenador vuelva a encender de nuevo.

Si tratas de encender el ordenador y éste no responde, lo primero que debes hacer es fijarte en qué síntomas presenta: puede ser que pulses el botón y que no haga absolutamente nada, o que se enciendan momentáneamente luces y ventiladores y luego se apague. También puede ser que se encienda aparentemente de manera normal pero que no muestre imagen en la pantalla.

Vamos a ver qué hacer en cada caso.

Si el ordenador no hace nada al pulsar el botón de encendido

En esta situación lo primero que debemos revisar es lo más evidente: ¿está enchufado? ¿el enchufe tiene corriente? Revisa también el botón de encendido de la fuente de alimentación, ubicado detrás al lado del cable por norma general, porque quizá lo hayas pulsado sin querer y esté la fuente apagada.

Análisis be quiet! System Power 9 600W - Fuente 6

Si has comprobado esto y está todo correcto, puede que sin querer le hayas dado un golpe al equipo y que se haya soltado el conector del botón de encendido. Para comprobar esto deberás abrir la caja y comprobar en la zona de conexión de la placa base que el cable «Power» está correctamente conectado.

Finalmente, deberías revisar el otro extremo del cable, el que va al propio botón, aunque esto es más o menos complicado dependiendo de la caja. En todo caso, puedes asegurarte de que el problema está en ese cable o en el propio botón haciendo lo siguiente: con extremo cuidado, y con el ordenador enchufado, acerca un destornillador plano (asegúrate de que tiene mango de plástico y que no tocas nada metálico) a los pines de Power (PWR o PWR_SW) de la placa base, y toca ambos al mismo tiempo con el destornillador para hacer puente.

Con esto encenderás el equipo como si hubieras pulsado el botón. Si enciende, ya sabes que el problema está en el cable o el botón. Si no enciende, entonces sí que tienes un problema más grave y deberás revisar fuente de alimentación y placa base lo primero de todo. En todo caso, sería buen momento para llevar el equipo al servicio técnico.

Si el ordenador enciende pero luego se apaga solo

Otro síntoma que puedes encontrar es que el PC sí que enciende pero solo momentáneamente; los ventiladores comienzan a girar y se iluminan las luces, pero luego se apaga solo. Hay casos en los que tras hacer esto, entra en un bucle continuo de apagado y encendido como si quisiera intentar arrancar pero no puede.

En estos casos el problema suele estar relacionado con el procesador o con la memoria RAM. Empieza quitando todos los módulos de RAM (con el cable de alimentación del PC desconectado), dejando el equipo sin RAM durante unos segundos, y vuélvelos a poner. Si tras hacer eso sigue sin arrancar, prueba a poner un solo módulo en un zócalo y luego en otro.

Instalar un módulo de RAM

Si tras estas pruebas el problema persiste, es probable que éste radique en el procesador o la placa base. El siguiente paso sería desmontar el disipador y luego el procesador, y tras comprobar que todos los pines están correctamente, volver a montarlo nuevamente y probar de nuevo.

Si habiendo hecho estas dos pruebas, entonces queda pensar que la fuente de alimentación está mal, y lo mejor que puedes hacer es cambiarla por una nueva.

El PC enciende pero no muestra nada en la pantalla

Si tu caso es que todo parece funcionar con normalidad pero no se ve nada en la pantalla, lo que debes hacer es comprobar lo primero las conexiones del cable de vídeo (sea VGA, DVI, HDMI, DisplayPort, etc.). Comprueba que está conectado todo correctamente, que el monitor enciende y tienes la fuente correcta del monitor seleccionada en su OSD (si el monitor tiene varias entradas puede haberse cambiado), y si es posible prueba a cambiar el cable.

Si nada de esto funciona, prueba a desconectar el cable del monitor de la tarjeta gráfica (si es que tienes gráfica dedicada) y conectarlo a las salidas de vídeo integradas de la placa base (preferiblemente HDMI). Si así la imagen vuelve, tendrás que entrar en la BIOS y seleccionar la interfaz gráfica predeterminada. Si no te da la opción, es posible que se haya estropeado tu tarjeta gráfica, así que deberías quitarla y volver a ponerla lo primero de todo, comprobando que todas las conexiones están correctas.