Si tu SSD está protegido contra escritura, así puedes clonarlo

Aunque la tecnología ha permitido que los SSD cada vez tengan mayor durabilidad, como bien sabes éstos siguen teniendo un límite en cuanto a las escrituras y borrados de sus chips de memoria, por lo que terminan llegando al final de su vida útil antes o después. Cuando llega ese momento se ponen en modo protegido contra escritura (o modo solo lectura), pero eso no significa que hayas perdido los datos. En este artículo, te vamos a enseñar cómo clonar un SSD que está en modo solo lectura para que puedas recuperar todos tus datos y seguir funcionando con normalidad.

Como su nombre indica, que un SSD entre en modo solo lectura o protegido contra escritura significa que ya no se pueden grabar más datos en su memoria, pero se sigue pudiendo acceder a los datos en modo solo lectura. Esto significa que si el SSD era tu disco de sistema seguramente el PC ya no arranque, pero siempre podrás conectar el SSD como disco secundario y acceder a sus datos para llevártelos a otra parte, que es lo que te vamos a enseñar a hacer aquí.

¿Qué hacer con un SSD protegido contra escritura?

Llegados al punto de que el SSD ha llegado al final de su vida útil y está en modo solo lectura tienes varias opciones, pero en todas ellas debes tener en cuenta que ese SSD ya no podrás seguir utilizándolo y necesitarás comprar otro.

SSD

Si el SSD lo tenías como dispositivo secundario, lo que puedes hacer es tan sencillo como conectar otro SSD adicional en el equipo y copiar los datos de uno a otro, pero el problema viene cuando el SSD que se te ha puesto en modo de solo lectura era el dispositivo de arranque del sistema, ya que el sistema operativo no será capaz de iniciar. En tal caso, tus opciones se reducen a clonar el SSD (para lo cual deberías haber hecho algunos pasos previos) mediante software, utilizar el PC de un amigo para hacerlo, o bien clonarlo con un dock por hardware.

Cómo clonar el SSD en uno nuevo

Si tu SSD es de formato 2,5 pulgadas lo tienes más fácil, porque solo necesitarás un dock de clonado que puedes comprar por menos de 30 euros en tiendas. Simplemente conecta el SSD viejo en el puerto origen del dock (source) y el SSD nuevo en el puerto destino (target) del mismo aparato, pulsa el botón de copia y simplemente espera a que termine la copia. Cuando lo haga, simplemente instala el SSD nuevo donde tenías el viejo y te lo encontrarás todo tal cual lo tenías, ya que se habrá realizado una clonación.

Docking para clonar discos duros

Si el SSD que tienes protegido contra escritura es en formato M.2 las opciones se reducen bastante. Podrías adquirir una carcasa externa para SSDs M.2 con conexión USB que tienen un precio que ronda los 20 euros para conectarlo, aunque podrás hacer lo mismo si tu placa base tiene varios zócalos M.2 disponibles a los que conectar los SSD, pero en todo caso tendrás que hacerlo mediante software. Para hacer esto, necesitarás también un pen drive USB (ya que asumimos además que era el SSD de arranque y el PC «no funcionará» sin él).

Lo primero que debes hacer es descargar Tuxboot (en otro PC, como el de un amigo, si el tuyo no arranca por culpa del SSD), un software gratuito que automáticamente descargará Clonezilla y convertirá el pen drive en un dispositivo de arranque para que se pueda iniciar el PC desde él. Ejecuta Tuxboot una vez que lo tengas descargado y en la parte superior selecciona en «On-Line distribution» clonezilla_live_stable y current, que son los parámetros que vienen por defecto. En la parte inferior, selecciona USB Drive en Type y en Drive selecciona la letra de la unidad donde tengas el pendrive USB conectado (lógicamente debererás conectarlo antes).

Tuxboot

Una vez que el proceso termine, deberás arrancar el PC en el que tengas tanto el SSD viejo como el nuevo conectados para iniciar el proceso de clonación. Cuando arranque aparecerá una pantalla como la que ves a continuación, en la que debes seleccionar la primera opción.

Luego entrarás en un asistente, en el que debes ir seleccionando las siguientes opciones:

  1. Lenguaje español (es_ES.ITF-8 Spanish).
  2. Iniciar Clonezilla.
  3. Device-device (Disco / Partición a Disco / Partición).
  4. Disco local a disco local clonado
  5. En este apartado, debes seleccionar el disco origen, generalmente el rotulado como sda.
  6. En el siguiente, selecciona el disco destino, generalmente sdb.
  7. Ok
  8. Comprobar y reparar de forma interactiva.
  9. Usar la tabla de particiones del disco origen.

Tras esto mostrará un resumen de todo y tras pulsar Y y ENTER comenzará el proceso de clonado.

Clonar SSD

Cuando termine nos preguntará si queremos clonar también el gestor de arranque; pulsa Y y ENTER de nuevo para decirle que sí.

Ahora solo queda esperar a que termine. Cuando lo haga, puedes apagar el equipo e instalar el nuevo SSD ya clonado en tu PC.