¿Cuánto costaría un PC gaming con la potencia de PS5 o XSX?

¿Cuánto costaría un PC gaming con la potencia de PS5 o XSX?

Rodrigo Alonso

Ahora que ya conocemos, al menos de forma aproximada en algunos casos, el hardware que llevarán la PS5 de SONY y la Xbox Series X de Microsoft, es inevitable hacernos la pregunta de cuánto nos costaría un PC equivalente, ¿verdad? En este artículo vamos a ver si es posible montar un PC gaming equivalente a PS5 y Xbox Series X, intentando ajustar lo más posible el precio ya que aunque no está confirmado, se sabe que ambas consolas rondarán los 500 euros.

Cuando se produce el lanzamiento de una nueva generación de consolas es precisamente el momento en el que ofrecen su mejor relación potencia / precio, ya que con el paso de los años va saliendo nuevo hardware y el antiguo se devalúa. Así mismo, es importante tener en cuenta que tanto SONY como Microsoft deberán lanzar sus consolas con precios de partida bastante agresivos, que podrían producir incluso que pierdan dinero vendiendo sus consolas con la esperanza de recuperarlo más adelante con los juegos.

En todo caso, recordad por ejemplo cuando la PS4 llegó al mercado con un precio de 400 euros; para tener su potencia necesitábamos un PC con una Radeon HD 7850 que allá por entonces costaba unos 220 euros, así como un procesador AMD de cuatro núcleos que costaba otros 130 euros. Ya entre estas dos cosas casi estaban los 400 euros que costaba la consola, y todavía faltaba por añadir el resto de componentes.

PS4 y Xbox One

Lo que os queremos decir con esto es que vamos a comparar un hardware que SONY y Microsoft compran y montan al pormayor con componentes que compraríamos los usuarios en tiendas a precios muchísimo más caros de lo que pagarían las grandes compañías y que, por lo tanto, no es una comparación justa. Dicho esto, vamos allá.

El precio de un PC gaming equivalente a PS5 o Xbox Series X

A pesar de que todavía no se conocen los componentes exactos que montarán las dos consolas, sí que conocemos en qué ámbitos debemos movernos, así como sus datos de rendimiento teórico absoluto. Aquí tenéis los datos técnicos:

 Xbox Series XPlayStation 5
CPUAMD Zen 2 de 8 núcleos y 16 hilosAMD Zen 2 de 8 núcleos
Velocidad CPUHasta 3.8 GHz (3.66 con SMT)Hasta 3.5 GHz
GPURDNA 2 con 52 CUsRDNA 2 con 36 CUs
Velocidad pico GPU1,825 GHz2,23 GHz
Rendimiento pico FP3212,1 TFLOPs10,3 TFLOPs
Velocidad GPU sostenida1,825 GHz2 GHz (estimado)
Rendimiento sostenido FP3212,1 TFLOPs9,2 TFLOPs (estimado)
Tamaño del SoC360,5 mm²Sin confirmar
Proceso7nm Enhanced7 nm (no hay más datos)
Memoria16 GB GDDR6 con bus de 320 bit16 GB GDDR6 con bus de 256 bit
Ancho de banda10GB 560 GB/s / 6GB 336 GB/s448 GB/s
AlmacenamientoSSD NVMe Custom de 1 TBSSD Custom de 825 GB
Ancho de banda2.4 GB/s (Raw) / 4.8GB/s (Comprimido)5.5 GB/s (Raw)
Almacenamiento expandidoTarjetas de expansión de 1 TBSSDs NVMe
Almacenamiento externoSoporte para discos duros USB 3.2Soporte para discos externos USB
Unidad ópticaBlu-Ray 4K UHDBlu-Ray 4K UHD
Conector de vídeoHDMI 2.1 con variable refresh rateHDMI 2.1 con variable refresh rate
AudioSin confirmar“Tempest” 3D AudioTech

Vistos estos datos, estamos ante una APU Zen 2 de AMD fabricada a 7 nm con ocho núcleos y dieciséis hilos, motivo por el que nos iríamos a por un procesador AMD Ryzen 7 2700X, que si bien será a todas luces superior al de las consolas, elegir un 2600X sería quedarnos cortos en número de núcleos e hilos. El precio de un 2700X actualmente ronda los 180 euros.

Es posible que la opción más acertada por la diferencia de frecuencias entre las consolas y el PC sea el Ryzen 7 2700, ya que su Boost máximo se establece en 4,1 GHz, algo que el IPC de Zen 2 no va a compensar esos 300 MHz de diferencia.

amd ryzen 7 2700x intel core i7-6950x

En este caso utilizaríamos el disipador Wraith Prism que viene incluido con el procesador, y como placa base elegiríamos una barata pero acorde al procesador, el almacenamiento y la memoria, como por ejemplo una Gigabyte B450M DS3H que cuesta unos 70 euros.

La tarjeta gráfica de las consolas next-gen estará integrada en la APU, tendrá arquitectura RDNA2 de segunda generación con hardware dedicado al trazado de rayos, por lo que lamentablemente debemos descartar automáticamente las gráficas dedicadas de AMD que hay actualmente en el mercado e ir a por una gráfica que por potencia bruta y hardware nos cuadre, que en este caso sería una GeForce RTX 2060, también superior a la que equiparán las consolas pero nuevamente, de coger modelos anteriores quedaríamos demasiado por debajo.

El precio de las RTX 2060 ronda (dependiendo del modelo) los 350 euros. En AMD las opciones pasarían entre una RX 5700 o un RX 5600 XT, seguramente más parecida a la primera que a la segunda.

Vamos ahora a por la memoria RAM. Ambas consolas contarán con 16 GB GDDR6 de memoria unificada, algo que no es posible en PC, por lo que optamos por 16 GB DDR4 a 3200 Mhz que es una cantidad similar y con una velocidad que nos garantiza una buena compatibilidad con placa y procesador. Nuevamente tendríamos más que las consolas (tienen 16 GB con respecto a 6 GB de VRAM + 16 GB de RAM de este PC gaming) pero nos vemos obligados a buscar algo «similar» dadas las circunstancias.

Los kits de RAM 2 x 8 GB a 3.200 MHz más baratos rondan los 70 euros.

En cuanto al almacenamiento, se sabe que ambas consolas contarán con SSD; en el caso de la Xbox Series X han confirmado que es un SSD PCIe NVMe custom de 1 TB, mientras que la PS5 tendrá un SSD Custom de 825 GB, pero aunque no han especificado si será PCIe NVMe por su rendimiento teórico entendemos que sí.

A sabiendas de que hemos escogido una plataforma sin PCIe 4.0, vamos a tener un rendimiento de almacenamiento algo inferior a las consolas, pero es que de lo contrario tendríamos que haber cogido un procesador y una placa muy superiores y más caros para no tener demasiada diferencia al final. El SSD PCIe 3.0 x4 NVMe de 1 TB con un rendimiento de unos 2.000 MB/s de lectura y escritura más barato que hay ahora mismo tiene un precio que ronda los 195 euros.

En cuanto al resto de componentes, podemos escoger una fuente de alimentación de buena calidad y con potencia suficiente como una Corsair VS550 que cuesta 60 euros, y una caja como la DeepCool Matrexx 30 (aprovechando que la placa es mATX) que cuesta 25 euros.

En total, estaríamos gastando 180 euros en el procesador, 70 en la placa base, 350 en la tarjeta gráfica, 70 en la RAM, 195 en el SSD, 60 en la fuente y 25 en la caja, sumando en total 950 euros, casi el doble de lo que costarán las consolas.

Entonces, ¿la PS5 y la Xbox Series X son baratas?

Sí y no. En este artículo os hemos puesto un ejemplo de un PC gaming equivalente a la PS5 y Xbox Series X pero con evidentes diferencias: el PC tendría mejor procesador y gráfica, mayor cantidad de memoria RAM, con mejor sistema de refrigeración y una fuente de mejor calidad, pero las consolas tendrían memoria unificada y un mejor almacenamiento.

Además, lógicamente habrá otras configuraciones prácticamente equivalentes más baratas (pero también más caras obviamente) ya que simplemente hemos querido hacer un acercamiento. Entonces contestando a la pregunta, ¿podríamos decir que las consolas serán baratas teniendo en cuenta su hardware? Realmente no del todo, y creemos que sería más justo decir que tienen un precio ajustado.

Para empezar estos precios del PC gaming tienen IVA y para ser justos habría que descontarlo al comparar, y para continuar los fabricantes compran al «por mayor» y con grandes descuentos. En todo caso, volvemos a insistir en que el precio de las consolas será ajustado. MUY ajustado, de hecho, pero tened en cuenta que contarán con hardware totalmente optimizado, lo cual siempre es un plus ya que su cometido es únicamente los juegos.