¿Tienes un tornillo en tu caja que no puedes sacar? Prueba con esto

No será ni la primera ni la segunda vez que nos encontraremos con el problema de tener un tornillo en nuestra torre que no podemos sacar. Por desgracia, es más habitual de lo que parece, así que hemos decidido ayudaros con algunas técnicas o soluciones para intentar sacar ese tornillo rebelde y que así deje de serlo. ¿Listos? pues empecemos.

No hay resultados milagrosos, un tornillo atascado, por la razón que sea, solo tiene dos soluciones en un chasis de PC: o termina saliendo o habremos perdido esa rosca para siempre. El problema que entraña nuestro sector es que en no pocos casos los tornillos son de plástico, generalmente de ABS, por lo que destrozarlos será muy sencillo.

Prueba estos trucos que pueden solucionar el problema

Los trucos que vamos a ver van desde algunos donde no hay que gastar ni un solo céntimo a aquellos que hay que dejarse un buen dinero para lograr sacar ese tornillo rebelde,. Así que dicho esto y teniéndolo en mente, hemos de entender que alguno de ellos no podrán ser realizados por la zona del tornillo, pero quizás puedan ser llevados a cabo parcialmente.

Los más básicos

Usar el destornillador adecuado

iFixit

Parece lo más obvio del mundo, pero nada más lejos de la realidad: la mayoría de usuarios tienen como mucho 3 destornilladores para todo tipo de tornillos. El problema es que en según que tornillos la cabeza del mismo no tiene nada que ver ni en dimensiones ni en profundidad con lo que necesitamos.

La primera recomendación es adquirir de una vez por todas un kit específico de destornilladores, tipo iFixit con alguno de sus kits, los cuales están desde 15 euros hasta los más avanzados de casi 100 euros.

Si no queremos gastar dinero, lo ideal es que no usemos un cabezal de estrella para un tornillo de estrella si este es demasiado grande para la cabeza del tornillo. En su defecto mejor usar uno de pala de menor tamaño y a base de pequeños golpes intentar forzar el giro del tornillo. Nos llevará tiempo y los golpes deberán ser secos, poco fuertes y certeros, pero suele funcionar si tenemos paciencia.

Goma elástica

aros-de-goma-correos

Otra solución sería usar una goma elástica como las que tienen los carteros para agrupar las cartas, ya que al ser de un material muy flexible si la introducimos en el cabezal del tornillo y luego usamos un destornillador, la goma entrará en las hendiduras y nos permitirá tener más tracción cuando el mismo no sea la métrica perfecta para el tornillo en cuestión.

No tiene más ciencia, pero sí habrá que tener paciencia y usar varios trozos de la goma para sacar el tornillo como tal.

Aceite de oliva

Otro de los trucos más básicos y suponiendo que no tenemos a mano un aceite mineral profesional es simplemente usar un par de gotas de aceite de oliva en la base del tornillo para empaparlo por dentro de su rosca y lograr que se mueva de mejor manera cuando intentemos sacarlo con el destornillador.

Los más comunes

Aceites multiusos

wd-40

No hay mucho que comentar aquí más allá de productos testados de sobra como WD40 o similares. El truco aquí está en colocar el tornillo de forma perpendicular al suelo o la mesa, es decir, a 90 grados de la horizontal, aplicar el aceite en su cantidad justa y siendo bien certero y sobre todo, dejar actuar algunas horas para que penetre en los huecos.

Es más que probable que si tenemos el destornillador específico este método nos sea de gran utilidad, porque sacaremos el tornillo sin esfuerzo.

Aceites aflojadores efecto frío

Parece una obviedad, pero lo cierto es que incluso en tornillos de nilon, sea la rosca de plástico o de otro material, la realidad es que combinar un aceite multiusos con un aceite aflojador de efecto frío más un destornillador adecuado, es la unión perfecta para no dañar la caja o producto en cuestión.

Este tipo de aceite sale a una temperatura muy fría y hay que tener cuidado en donde se aplica para no dañar otros componentes, hay que ser precisos en su aplicación, pero son tremendamente útiles, sobre todo si alguno de los dos materiales es metálico. Además, suelen ser baratos y un bote da para varias aplicaciones de forma generosa.

Lo más extremo

Destornillador de presión o impacto

Bahco-7823-BH7823

Se trata de un destornillador muy curioso, ya que tenemos que golpearlo en el extremo contrario a la punta y con ello y mediante su sistema multiplica el efecto y fuerza del golpe transformándolo en fuerza de giro.

Es decir, más fuerte lo golpeemos, más fuerza de giro hace. Lógicamente debemos tener el cabezal exacto a la cabeza del tornillo para ejercer la mayor fuerza posible, y además, tenemos que ser muy precisos con el golpe para que el destornillador no se mueva.

El segundo problema es que esto no es útil si el tornillo no es metálico, ya que con tanta fuerza ejercida podemos pasar el cabezal del tornillo fácilmente, así que es un arma de doble filo.

Calentar con pistola de calor

Es un método muy agresivo y sobre todo delicadísimo, ya que implica calentar el tornillo y la rosca con una pistola de calor para que dilaten un poco. No es necesaria una pistola de calor potente, puede ser incluso de mano, ya que apenas tenemos que conseguir entre 60 y 70 grados en ambos componentes.

El problema es que, por lógica, necesitamos que ambos sean metálicos, porque si no lo que tendremos será un bonito sellamiento entre ambos debido a que se fundirán en mayor o menor medida.

Extractor de tornillos

Extractor-de-tornillos

Es la última solución posible, ya que interviene una broca con su correspondiente Dremel o taladro. Se trata de coger una broca de metal (si el tornillo es de plástico) o de acero rápido (si el tornillo es de metal) de inferior diámetro al tornillo y taladrarlo verticalmente hasta el final del mismo.

Luego y una vez hecho el agujero, hay que instalar un extractor de tornillos, el cual deberá ser muy específico dado el tamaño del agujero, lo pondremos en el centro del tornillo y con una llave inglesa o con cualquier herramienta que podamos giraremos el extractor para introducirlo en el tornillo.

A veces no es necesario perforar el tornillo entero, sino simplemente su boca, pero para extraerlo girándolo, tendremos que tener máximo cuidado.