Consejos para prolongar la batería de tus periféricos inalámbricos

Consejos para prolongar la batería de tus periféricos inalámbricos

Rodrigo Alonso

Cuando tienes periféricos inalámbricos que llevan batería (ya que algunos, generalmente de gama baja, tienen pilas normales) es muy importante preservar la salud de su batería para maximizar su vida útil, así que a continuación vamos a darte algunos consejos para que la batería de tus periféricos te dure en buen estado el máximo tiempo posible.

Como elemento de desgaste es inevitable que, con el paso del tiempo, la batería de los periféricos inalámbricos cada vez vaya durando menos tiempo y la autonomía se vea reducida. No obstante, si sigues una serie de buenas prácticas podrás paliar este desgaste de manera que la batería perdure en buen estado el máximo tiempo posible, así que vamos a ver qué es lo que puedes hacer al respecto.

Cómo maximizar la vida útil de la batería de tus periféricos

Como hemos dicho antes, es inevitable que la batería de los periféricos inalámbricos cada vez dure menos tiempo, pero de ti dependerá que la batería se empiece a resentir a los seis meses o a los dos años de uso. Por lo tanto, vamos a ver cuáles son las buenas prácticas que deberías tener en cuenta si quieres que la vida útil de la batería se prolongue durante el máximo tiempo posible.

Nunca dejes que se agote del todo la batería de tus periféricos

Las baterías están generalmente fabricadas con iones de litio. En el interior se produce una reacción química que mueve iones de litio del electrodo negativo al positivo a través de un electrolito, generando la energía que necesitan los dispositivos para funcionar. Esta reacción química produce cierto desgaste, y si llega a vaciarse del todo se genera un nivel de desgaste mucho mayor. Por este motivo nunca deberías dejar que la batería de tus dispositivos baje tanto como para que se apaguen.

Hablando en condiciones ideales, deberías poner a cargar la batería del dispositivo cuando ésta esté al 20-25% de carga todavía, y nunca deberías dejar que se descargue por debajo del 10%.

No dejes mucho tiempo tu periférico sin cargar la batería

Incluso cuando no utilizas el dispositivo durante un tiempo, la batería va perdiendo carga poco a poco. Seguramente te haya pasado que hayas guardado un dispositivo durante meses en un cajón y cuando has querido encenderlo te lo has encontrado sin batería, precisamente por este motivo. Tal y como hemos explicado antes esto es malo para la salud de la batería y deberías evitar que suceda.

SteelSeries Sensei Wireless con su dock

Por este motivo, la recomendación es que aunque lleves un tiempo sin usar uno de tus periféricos (por ejemplo unos auriculares inalámbricos), los conectes a la corriente de vez en cuando para cargar completamente su batería. La buena práctica aquí es que los cargues como mínimo una vez al mes.

No dejes los periféricos conectados permanentemente

También es común el dejar los periféricos inalámbricos permanentemente conectados a la corriente y solo desconectarlos cuando vas a usarlos, para volver a dejarlos conectados al terminar. Todos los periféricos modernos tienen sistemas de seguridad inteligentes que hacen que, cuando la batería llega al 100% de carga, se corta la energía y deja de «gastar». El problema viene por el punto anterior, y es que poco a poco la batería va descargándose incluso si no lo utilizas, así que cada cierto tiempo volverá a producirse un ciclo de carga si está permanentemente conectado, produciendo desgaste.

Lancehead Wireless con su receptor inalámbrico

En condiciones ideales, la buena práctica es que tengas el periférico cargando hasta que la batería esté al 100%, y entonces lo desconectes. El tiempo que tarda en cargarse depende del periférico, de su capacidad de batería y de la corriente que se le suministre, pero por ejemplo unos Corsair Virtuoso Wireless SE tardan 2-3 horas en cargar completamente su batería, así que la recomendación es que cuando terminemos de usar estos auriculares, los pongamos a cargar 2-3 horas y luego los desconectemos.

En términos generales, con estas tres buenas prácticas conseguirás que la batería de tus periféricos inalámbricos te dure en buen estado mucho más tiempo. Por poner un ejemplo real, un ratón SteelSeries Sensei Wireless comprado en mayo de 2016 y cuya autonomía de la batería era inicialmente de 16 horas, a día de hoy (más de 4 años después) sigue durando en torno a 11 horas sin problemas.