¿Sabes qué hacen todos los ajustes de energía de Windows?

¿Sabes qué hacen todos los ajustes de energía de Windows?

Rodrigo Alonso

Por norma general, los ajustes de energía de Windows suelen ser una configuración que pasa desapercibida para muchos usuarios, especialmente para aquellos con PCs de sobremesa y que no dependen de la autonomía de la batería como los portátiles. Sin embargo, hay muchas opciones aquí que te permitirán ya no solo personalizar el comportamiento de tu hardware, sino también tener un mejor rendimiento. En este artículo te vamos a contar qué es lo que los ajustes de energía pueden hacer por ti.

Normalmente, cuando tienes un ordenador portátil sí que sueles configurar algunos de los ajustes de energía a tu gusto para personalizar su comportamiento, especialmente cuando dependes de su batería para tener una mayor autonomía. Sin embargo, aquí también encontrarás opciones interesantes para PCs de sobremesa, y vamos a explicártelo todo a continuación.

Los ajustes de energía en Windows 10

Para acceder a estos ajustes tienes varias opciones: la primera es pulsar sobre el botón Inicio y escribir «Editar plan de energía», desde donde te llevará directamente a las opciones. La segunda es acceder al Panel de Control de Windows, desde ahí hacer clic en Opciones de Energía, y en esta ventana que se abrirá acceder a «Cambiar la configuración del plan». Por defecto como mínimo encontrarás dos planes ya pre configurados: equilibrado y alto rendimiento.

Ajustes de energía en Windows

En la zona izquierda ya verás algunas opciones interesantes:

  • Elegir el comportamiento de los botones de inicio / apagado: aquí podrás configurar qué quieres que haga el equipo al pulsar el botón de encendido de tu PC. Puedes seleccionar Suspender, Apagar, Apagar la pantalla o no hacer nada. Si tu equipo dispone de botón de suspensión podrás también configurar las mismas opciones.
  • Elegir cuándo se apaga la pantalla: este apartado es auto descriptivo, pues podrás seleccionar cuánto tiempo de inactividad debe pasar para que la pantalla se apague automáticamente. También te permite elegir cuánto tiempo de inactividad debe pasar hasta que el equipo entre en estado de suspensión.
  • Cambiar la frecuencia con la que el equipo entra en estado de suspensión: esta opción te lleva exactamente al mismo apartado que la anterior.

Editar el plan de energía

Vamos a ver qué opciones tenemos cuando pulsamos sobre el botón «Cambiar la configuración del plan» -> «Cambiar la configuración avanzada de energía».

Editar plan de energía Windows

Se abrirá una nueva ventana en la que encontrarás una gran cantidad de ajustes, y a continuación vamos a ver y explicar todos y cada uno de ellos.

Ajustes de energía

  • Disco duro: aquí podremos configurar cuánto tiempo debe pasar antes de que el sistema ponga el disco duro o unidad de almacenamiento en modo suspensión. Para que esto funcione con un SSD debe ser compatible con la función Devsleep.
  • Internet Explorer: podríamos pensar que este ajuste solo afecta al navegador, pero es que Windows también considera como tal al explorador de archivos convencional. Aquí podremos configurar el parámetro «Frecuencia de temporizador de JavaScript», que por defecto viene configurado como Rendimiento Máximo y así os recomendamos dejarlo.
  • Configuración del fondo de escritorio: aquí solo encontraréis un submenú llamado Presentación, que por defecto viene configurado como Disponible. Esto permite configurar una carpeta con imágenes para que vaya rotando como fondo de escritorio.
  • Configuración de adaptador inalámbrico: en el caso de que tu equipo tenga un adaptador inalámbrico, esta opción te permite configurar su modo ahorro de energía. Por defecto viene configurado como rendimiento máximo y así deberías dejarlo para tener el mejor rendimiento por WiFi.
  • Suspender: en este menú encontramos dos opciones:
    • Suspender tras: permite configurar cuánto tiempo de inactividad debe pasar para que el equipo entre en modo suspensión.
    • Permitir temporizadores de reactivación: activar este ajuste permite que cuando ciertos programas necesiten realizar alguna tarea, puedan sacar al equipo del modo suspensión.
  • Configuración de USB: aquí podremos configurar si queremos permitir o no la suspensión selectiva de USB. Cuando el sistema detecta que un dispositivo conectado por USB lleva tiempo inactivo, puede desactivarlo. Recomendamos deshabilitar esta opción para evitar problemas con algunos dispositivos USB.
  • Botones de inicio/apagado y tapa: aquí encontramos dos submenús que son exactamente lo que vimos antes bajo el menú «Elegir el comportamiento de los botones de inicio / apagado».
  • PCI Express: la opción aquí se llama «Administración de energía del estado de vínculos», y funciona de manera similar a la suspensión selectiva de USB: permitir que dispositivos PCI-Express inactivos se apaguen. Nuevamente, recomendamos desactivar esta opción para un mejor rendimiento y evitar problemas.
  • Administración de energía del procesador: en este apartado encontramos tres submenús:
    • Estado mínimo del procesador: esta opción determina el estado de rendimiento (o estado P) que Windows utilizará para el procesador. Esto variará la velocidad de reloj del procesador y, si éste lo soporta, su voltaje y velocidad del FSB. Recomendamos dejar este parámetro al 100%.
    • Directiva de refrigeración del sistema: por defecto está establecida la refrigeración activa, que significa que los ventiladores están en funcionamiento. Si lo configuráis como pasivo, los ventiladores se apagarán salvo que tengáis cargado algún programa de gestión de ventiladores, que prevalecerá sobre esta configuración.
    • Estado máximo del procesador: igual que la opción de estado mínimo, establece el nivel máximo del procesador. Si tenéis problemas de sobre temperatura, podéis bajar este valor para que el procesador no suba de ciertos valores.
  • Pantalla: aquí podremos configurar cuánto tiempo de inactividad tiene que pasar hasta que la pantalla se apague automáticamente, entrando en modo suspensión (solo la pantalla, no el PC).
  • Configuración multimedia: en este último ajuste de energía encontramos tres opciones:
    • Al compartir multimedia: podemos configurar (activar / desactivar) que el equipo pueda salir del modo suspensión si algún otro equipo accede a un recurso compartido de red de éste.
    • Compensación de calidad de reproducción de vídeo: aquí podemos configurar si, al reproducir vídeo, queremos que prime la calidad del mismo o el ahorro de energía. Recomendado seleccionar compensación de rendimiento para tener un mejor rendimiento, claro.
    • Al reproducir vídeo: aunque pudiera parecer que este menú nos permitiría configurar si queremos permitir o no que el equipo entre en modo suspensión al reproducir vídeo, esto es así por defecto y lo que podemos configurar es nuevamente un perfil de reproducción de vídeo entre optimizar calidad, optimizar ahorro o un plan equilibrado.