¿Son fiables los periféricos gaming de marcas desconocidas?

¿Son fiables los periféricos gaming de marcas desconocidas?

Rodrigo Alonso

Si tienes una cuenta en Amazon, por ejemplo, y haces una búsqueda de «ratón gaming», verás que aparecen cientos de resultados de ratones de marcas desconocidas, y curiosamente muchos serán tremendamente parecidos entre sí. Esto es porque son periféricos de rebranding, moldes que se hacen en serie en china y que luego los fabricantes personalizan de una u otra manera. ¿Son fiables estos periféricos? Y más importante, ¿merece la pena comprarlos?

Es sorprendente la cantidad de periféricos procedentes de rebranding que podemos encontrar en el mercado, y de marcas desconocidas como por ejemplo Tenmos, UtechSmart, Versiontech o Havit que no son para nada conocidas y menos de renombre. Al no ser de un fabricante reconocido, suscitan inevitables dudas sobre su calidad, pero sin duda te entran por los ojos porque suelen ser productos bastante llamativos… al menos en las fotos.

¿Qué es un periférico procedente de rebranding?

Es de rigor explicar primero lo que es un periférico que procede de rebranding. Rebranding significa literalmente «cambio de marca» en inglés, y aunque no sea literalmente así, tiene cierto sentido.

Imaginad que se diseña un ratón gaming, con sus colores, PCB, interruptores, etc. De ese ratón se hace una base con la que crean moldes, los cuales se les presentan a los fabricantes y éstos introducen pequeñas modificaciones, como cambiar el logo o añadir algunos toques, casi siempre estéticos. Estos dispositivos tienen muchas veces un software que también es idéntico sea del fabricante que sea, pero la mayoría de estos también lo personalizan con su logo o los colores corporativos de su marca.

Ratón rebranding

De esta manera, como son productos fabricados en serie y en grandes cantidades, muchos fabricantes desconocidos pueden entrar al mercado con productos muy llamativos y a bajo coste. Así por ejemplo podemos ver ratones gaming como el de la imagen de arriba que se venden por apenas 10 euros.

Esta es una práctica mucho más habitual de lo que podéis llegar a pensar, e incluso fabricantes ya algo más conocidos como por ejemplo Mars Gaming o BG lo hacen. De hecho, incluso la marca KROM lo hizo en el pasado (ahora mismo ya no lo hacen y fabrican sus propios periféricos personalizados). Para muestra un botón: mirad el software de los auriculares KROM Konor, los Hiditec IKOS y de los BG Xonar X6.

Como podéis ver el software de estos tres auriculares es exactamente el mismo pero lo han personalizado con los colores de la marca y el nombre del producto, pero esencialmente es el mismo ya que el producto es el mismo, pero le han hecho rebranding.

¿Son fiables estos periféricos? ¿Merecen la pena?

Como hemos mencionado hace un momento estos periféricos se fabrican en serie y en grandes cantidades para ahorrar costes, pero a pesar de ello es bastante frecuente que su calidad de construcción sea bastante mala y con materiales baratos. ¿Por qué si no se iban a vender tan baratos? Así pues, la respuesta es que no, no son para nada fiables y de hecho tienden a fallar durante las primeras semanas de uso, aunque evidentemente también es posible que tengas suerte y te duren años, pero no es lo normal.

En cuanto a si merecen o no la pena comprarlos, como siempre depende. Si quieres un producto con estética gaming y que tenga algunas funciones avanzadas pero no quieres gastar mucho dinero, desde luego son una buena opción porque aunque no sean de buena calidad o muy fiables, tampoco son malos productos. Si puedes comprar por apenas 8-10 euros un ratón que te va a hacer casi lo mismo que un ratón de Razer que cuesta 100 euros, al fin y al cabo te habrá merecido la pena, aunque luego no te sorprendas si a los 3 meses deja de funcionar adecuadamente.

En definitiva, como siempre sucede cuando hablamos de productos de hardware (aunque sean periféricos): si son demasiado baratos, desconfía.