¿Por qué los periféricos Bluetooth usan su propio dongle USB?

¿Por qué los periféricos Bluetooth usan su propio dongle USB?

Rodrigo Alonso

Cuando compras periféricos inalámbricos, sean ratones, teclados o auriculares, por norma general casi siempre traen su propio dongle USB, incluso aunque sean Bluetooth. No obstante, muchas placas base modernas, y especialmente en ordenadores portátiles, se incorpora conectividad Bluetooth, así que, ¿por qué siguen incluyendo este dongle USB?

Realmente son muchos los periféricos Bluetooth que incluyen un dongle USB, pero no todos. Muchos otros dan por hecho que cuentas con un sistema con conectividad Bluetooth, y hay veces en las que te encuentras la sorpresa de que tras comprar un periférico Bluetooth no lo puedes usar porque no trae dicho dongle y tu equipo no tiene este tipo de conectividad.

Los periféricos Bluetooth y su dongle USB

Esto que os acabamos de contar es uno de los principales motivos por los que los fabricantes siguen incluyendo un receptor USB junto con sus periféricos, y es que no se puede dar por sentado que el usuario vaya a contar con conectividad Bluetooth. De esta manera se aseguran evitar muchas devoluciones, aunque sea por usuarios descuidados que no han leído los requisitos del producto antes de comprarlo.

Dongle USB Bluetooth

Realmente tampoco es el fin del mundo encontrarte en esta tesitura, ya que un receptor USB para Bluetooth compatible se puede encontrar en casi cualquier tienda de electrónica o tienda online, y tiene un precio generalmente bastante asequible, incluso por menos de 5 euros se pueden encontrar. Ahora bien, estos receptores «genéricos» no te garantizan compatibilidad total y tanto la funcionalidad como la distancia de funcionamiento de tu periférico podrían verse mermadas.

En todo caso, al incluir su propio dongle USB los fabricantes se aseguran varias cosas: por un lado la mejor conectividad y funcionalidad de su dispositivo, ya que además se ha comprobado que los receptores Bluetooth integrados en las placas base que lo llevan tienen por algún motivo una latencia mayor que los receptores USB de los fabricantes (esto se nota bastante por ejemplo con el mando de la Xbox One conectado por Bluetooth a un PC).

Por otro lado, también se evita saturación: el ancho de banda de la interfaz Bluetooth es bastante limitado, y cuando hay muchos dispositivos inalámbricos en el mismo equipo pueden sucederse las interferencias y problemas de conexión. Con un dongle USB propietario, el fabricante se asegura de que solo su dispositivo va a utilizar esa conexión y, por lo tanto, garantiza un mejor funcionamiento. Este es entre otros el motivo por el que por ejemplo no puedes usar el receptor USB Logitech Unifying con un periférico que no sea de la marca.

Logitech Unifying

Así pues ya lo sabéis, que los fabricantes sigan incluyendo receptores USB en sus periféricos inalámbricos con conexión Bluetooth es casi casi por su propia conveniencia, porque de esta manera se aseguran el correcto funcionamiento de sus dispositivos para evitarle potenciales problemas a los usuarios (que, por supuesto, reclamarán al fabricante en tal caso generándoles más trabajo).

¿Vale cualquier receptor USB para cualquier producto?

Es posible que por el motivo que sea (que no te dieras cuenta al comprar el periférico que no traía el dongle de serie, que se te haya roto el que tenías, que lo hayas perdido, etc.) te preguntes si cualquier receptor USB para Bluetooth de esos que hemos mencionado antes funcionará con cualquier producto, y lamentablemente la respuesta es que no.

La mayoría de periféricos Bluetooth que no traen de fábrica un receptor sí que suelen funcionar con cualquiera, pero los productos que llevan su propio receptor propietario como son por ejemplo los productos de Logitech no funcionarán si no es con un receptor de la marca, ya que llevan codificado el enlace en su firmware y así lo ha dispuesto el fabricante.