Mitos y verdades sobre el hardware, ¿qué es verdad y qué es mentira?

Mitos y verdades sobre el hardware, ¿qué es verdad y qué es mentira?

Ángel Aller

El mundo hardware es muy extenso, lo que ha dado cabida a ciertos mitos y verdades que no ayudan a los usuarios. Por este motivo, entendemos que muchos tengáis ideas equivocadas por culpa de ciertas mentiras que se repiten mil veces, convirtiéndose en verdad. Descubrimos toda la verdad acerca de estas afirmaciones.

El gran problema que guarda el mundo hardware es el desconocimiento de ciertos usuarios de la comunidad, lo que favorece la reproducción de mitos. La ignorancia nos puede jugar una mala pasada a todos porque podemos dar credibilidad a un mito que no tiene ningún fundamento.

Mitos y verdades sobre hardware

Durante estos años, hemos oído afirmaciones que no tienen ningún sentido, pero muchos usuarios las respaldan. Así que, hemos decidido desvelar toda la verdad acerca de los mitos y verdades del hardware.

«Una buena fuente tiene mucha potencia»

fuente mitos hardwareEsta afirmación es falsa porque la potencia máxima declarada puede ser buena o mala. Es decir, para saber lo buena que es una fuente de alimentación tenemos que observar su certificación energética. Podemos tener una fuente de 1000 W, pero con una certificación 80 Plus White, que es la más baja de todas.

¿Qué es esto de la certificación energética? Las fuentes de alimentación no consumen la potencia declarada, sino más, o mucho más en ciertos casos. Dependiendo de la certificación energética que tenga la fuente, entregará la potencia declarada, pero consumirá más energía que esa potencia.

Para hacerlo más visual, usaremos un ejemplo típico, pero antes os dejamos aquí la tabla comparativa de certificaciones. Los porcentajes representan la carga de la fuente.

Hardzone10% 20%50%100%
80 Plus White82%85%82%
80 Plus Bronze85%88%85%
80 Plus Silver87%90%87%
80 Plus Gold90%92%89%
80 Plus Platinum92%94%90%
80 Plus Titanium90%94%96%94%

Si os fijáis, las verdaderas debilidades aparecen cuando se sube la carga, es decir, cuando los componentes están demandando mucha energía a la fuente ¿cuándo se produce esto? En ciertos casos, como renderizar un vídeo o modelos 3D, jugar a videojuegos, etc.

certificación energética fuente 80 plus

En dichos contextos, la GPU y CPU (son los componentes que más energía demandan a la fuente) consumen mucha más energía. Por este motivo, nos interesa que nuestra fuente de, por ejemplo, 500W no necesite 680 W para alimentar a nuestro equipo porque es muy ineficiente. Como es obvio, vamos a querer que consuma lo menos posible para entregar esa potencia, algo que está determinado por la eficiencia de nuestra fuente.

Lógicamente, si subimos la certificación, la diferencia será aún mayor. En conclusión, «cuanto más potencia tenga, mejor» es uno de los mitos más sonados sobre hardware, debido a que una de las mayores verdades se esconde en la certificación de la fuente.

«Los sistemas de refrigeración líquida se fisuran»

refrigeración líquida

Esta afirmación surge desde la aparición de los primeros kits de refrigeración líquida personalizados. Era una época un poco experimental, lo que daba lugar a fallos como el de las fisuras. Éstas se originaban en los tubos, derramando el líquido refrigerante dentro de la caja. El resultado se saldaba con componentes inutilizados.

Los productos innovadores suelen tener en común una fase inicial plagada de fallos, lo que en los kits custom eran las fisuras. El problema está en relacionar esta afirmación con los kits más recientes.

Tras las mejoras implementadas por los fabricantes, es muy complicado que veamos estas fisuras en nuestro equipo.

mitos hardware refrigeración líquida

De este modo, esta afirmación era cierta hace 15 años, pero es algo que ha desaparecido con el tiempo. Los kits AIO son muy seguros y es complicado que nos pase en un kit custom, aunque en este último es un riesgo que sigue existiendo.

«Instalar un SSD acelera tu PC»

SSD

Podríamos considerar esta afirmación como verdad, pero no es una expresión correcta. Lo que acelera la velocidad del sistema no es la instalación de un SSD per se, sino la instalación del sistema operativo en ese SSD.

Por ejemplo, si tenemos instalado Windows 10 en un HDD y, luego, instalamos un SSD… no va a haber diferencia prácticamente.

La diferencia viene cuando instalamos el S.O en el SSD, aumentando considerablemente la velocidad del sistema. Esto ocurre porque un SSD puede llegar a multiplicar por 4 la velocidad de lectura y escritura de un HDD. Si se trata de un SSD NVMe, la diferencia aún es mayor.

HDD

Sin embargo, si instalamos programas en un HDD secundario (pueden ser videojuegos), tardarán mucho más en arrancar. Por otro lado, todo lo que instalemos en el SSD, tardará mucho menos en iniciarse.

«No compres un kit custom por su mantenimiento»

mitos refrigeración líquida

Si hacemos bien las cosas desde el principio, no vamos a tener que cambiar continuamente los líquidos. Existen ciertas recomendaciones acerca del mantenimiento de un kit de refrigeración custom, pero no son taxativas.

La gente se piensa que hay que hacerle el mantenimiento cada 6 meses, pero podemos estar 1-2 años con el mismo líquido y limitándonos a limpiar el radiador con ventiladores.

Llegado el momento del mantenimiento, es cierto que es un proceso mucho más laborioso que el de un PC normal. Pensad que tenemos que limpiar bien todos los conductos, como ciertas piezas (depósito, radiadores, bloque de agua, etc.).

Personalmente, cambiaría esta afirmación a «no compres un kit custom, si no sabes como funciona», o, «no compres un kit custom, si no estás dispuesto/a a correr riesgos». Todo tiene sus pros y sus contras: el kit custom es más complejo, pero ofrece el mejor overclock (sin entrar en el uso de nitrógeno).

«Los procesadores AMD se calientan mucho»

AMD FX 8310 tostadora

¿Os suena la época de las tostadoras? Nos situamos en la primera década del siglo XXI para ver las presentaciones de las plataformas AM3 (2009) y AM3+ (2011), que traerían consigo los famosos procesadores FX, Ahtlon II y Phenom II.

En los principales foros de hardware se decía que los chips AMD FX de 8 y 6 núcleos alcanzaban temperaturas demasiado altas; de hecho, si se practicaba overclock con ellos se requerían soluciones de refrigeración potentes.

Por este motivo, recibieron el apodo de «tostadoras«. No obstante, este tiempo ya pasó, por lo que es falso decir que los chips AMD más recientes se calientan mucho.

Es más, si nos vamos a las plataformas de escritorio y portátiles, veréis que es posible ver ciertos chips Intel mucho más calientes que su equivalente en AMD.

Veréis que Intel publicita frecuencias altas en sus chips de alto rendimiento, supeditando el funcionamiento de la CPU a cierta frecuencia, si se dan unas «condiciones térmicas favorables».

Desde luego que, AMD ha mejorado mucho las temperaturas de sus procesadores desde la salida de Ryzen y la plataforma AM4.

«Intel es mejor que AMD»

intel AMD es mejor

Llegamos a la mayor polémica habida, y por haber, entre los fans de una y otra marca. Nosotros siempre pretendemos ser objetivos, basándonos en la experiencia que obtenemos con nuestras reviews.

En épocas pasadas, la plataforma de escritorio estaba dominada por Intel, ya que AMD no conseguía ofrecer la misma calidad, ni el mismo rendimiento.

La única forma que tenía AMD de suplir sus carencias, era bajando el precio de sus procesadores u ofrecer más núcleos e hilos.

De esta manera, Intel siempre ha sido la opción más cara, pero tenía la contrapartida de ser la mejor opción.

Ha llovido mucho desde los inicios de esta guerra entre AMD e Intel, pero tenemos una buena noticia: AMD ha mejorado muchísimo. El lanzamiento de la plataforma Ryzen obligó a Intel a trabajar bastante más duro en sus procesadores, llegando a equilibrar la balanza de rendimiento.

AMD Ryzen

A nosotros no nos gustan las afirmaciones genéricas, simplemente hay un producto más idóneo para unas necesidades específicas.

Intel presenta cierta ventaja frente a AMD en gaming, pero AMD ofrece soluciones muy interesantes para profesionales o tareas mucho más duras. Así que, en ciertos escenarios, Intel mejora a AMD y viceversa.

«Más núcleos es mejor»

Esta afirmación es demasiado genérica, por lo que es falsa. No todo el mundo necesita muchos núcleos; de hecho, hay usuarios que se bastan y se sobran con 2 núcleos.

Antes decíamos que muchos fans de Intel cargaban contra AMD por sus temperaturas en la primera década. Curiosamente, esta afirmación suele repetirse entre los fans de AMD, ya que es un fabricante que siempre ha querido ofrecer más núcleos que Intel en procesadores de escritorio.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de aplicaciones solo aprovechan 4 núcleos de procesador. Obviamente, podemos encontrar programas que utilizan 6 y 8 núcleos, lo que causará una diferencia de rendimiento brutal entre una CPU con 4 núcleos y otra con 6.

Uno de los escenarios comparativos más recurrentes son los videojuegos. Muchos están optimizados para 4 núcleos, siendo una minoría los que aprovechan configuraciones con más núcleos. Obviamente, los tiempos cambian y los videojuegos terminarán aprovechando más de 4 núcleos como norma general.

Todo dependerá del uso que vayamos a darle al procesador. No dejéis que estos mitos sobre hardware se conviertan en verdad.

«Los disipadores de stock son malos»

disipador stock AMD

Viene a ser una verdad a medias, pero tiene cierta veracidad. Volvemos a hacer hincapié en que depende de para qué usemos el procesador.

En mi opinión, no hay disipadores de stock malos, sino que son suficientes o insuficientes. Por ello, me parece que es otro de los mitos sobre hardware que se repiten y se convierten en verdad.

Para una persona que no carga el procesador de trabajo, le va a venir fenomenal tener un disipador stock porque se ahorrará dinero.

Por otro lado, quien quiera hacer overclock o le dé a la CPU un uso exigente, un disipador stock le será insuficiente. Dicho esto, tenemos que alabar el trabajo que ha hecho AMD con sus disipadores stock, los cuales dan un rendimiento muy bueno.

Intel ofrece el mismo disipador en casi todos sus procesadores, pero AMD acompaña sus chips con disipadores de perfil bajo acordes. Si nos vamos a la gama media, obtendremos un disipador stock corriente; en caso de subir a Ryzen 7 o Ryzen 9, el disipador es mucho mejor.

En resumen, hay necesidades que no son compatibles con estos disipadores, como otras que sí lo son.

«Con una placa de 80€ es suficiente»

No tiene por qué ser así, ya que el precio no lo marca todo en las placa base. Son componentes que vienen con muchas funciones importantes, por lo que se debe elegir una placa base con cierto criterio o idea.

Si necesitamos un chipset entusiasta, no será suficiente; si necesitamos un chipset mainstream, puede que sea insuficiente; en caso de buscar un chipset de gama baja, sí, será suficiente.

Volvemos a incidir en lo mismo: depende de lo que busquemos o necesitemos. Así que, es otro de los mitos sobre hardware más sonados.

«El ojo humano no nota la diferencia de más de 60 Hz»

60 Hz 144 Hz mitos

Cualquiera que haya experimentado el cambio de un panel con 60 Hz a otro con 144 Hz sabrá que es mentira. La fluidez que se obtiene cuando subimos de tasa de refresco es brutal, mejorando la experiencia gaming en su totalidad.

El problema viene cuando hay personas que se compran un monitor de 144 Hz y no lo aprovechan, bien porque no están utilizando un cable correcto, o sus ordenadores no son capaces de mostrar 144 FPS en sus juegos.

En dicho caso, los hercios de más son inútiles porque no los estamos aprovechando. Por tanto, sí, notamos la diferencia de subir a más de 60 Hz. Este es otro de los mitos sobre hardware que son falsos

«Instalar más RAM acelera la velocidad del PC»

mitos más RAM

Terminamos con esta afirmación que es otro de los mitos que ensombrecen las verdades del mundo hardware. Por instalar más memoria RAM, el sistema no se acelera, ni experimenta una velocidad tremenda.

Con la ampliación de memoria RAM conseguiremos tener mayores capacidades de multitarea, especialmente cuando trabajamos con varios programas a la vez. Aumentar la capacidad de nuestra memoria RAM no va a hacer que Windows vaya más rápido, sino que podamos trabajar con más aplicaciones a la vez.