Wooting two, review: el mejor teclado analógico del mercado ahora lo es aún más

Hace casi un año y medio, tuvimos la suerte de ser el primer medio de España en publicar una review del Wooting one, el primer teclado analógico del mercado con teclas que registran la profundidad de la pulsación. La compañía ha estado trabajando muy duro durante estos últimos años para lanzar una versión mejorada y más completa que han bautizado como Wooting two (con t minúscula), y que añade teclas para elegir perfiles y un muy solicitado teclado numérico. Os traemos esta review en primicia para España.

Índice

Wooting two: características técnicas

Este Wooting two, por tanto, guarda muchísimas similitudes con el Wooting One, por lo que el análisis va a ser bastante parecido. Vamos a analizar la diferencia entre ambos teclados, qué cambios han introducido, y qué se siente al utilizar este teclado analógico donde podemos jugar incluso a juegos de coches con las teclas con buena precisión. El vídeo de demostración de la compañía causó sensación:

El Wooting One fue creado por tres amigos que se conocieron jugando al Guild Wars: Calder (CEO), Jeroen (Ingeniero) y Erik (diseñador). Los tres lanzaron en 2016 un Kickstarter que alcanzó la meta que habían puesto en apenas 24 horas. Poco después, pusieron a la venta el teclado que habían diseñado con sus propios mecanismos.

El objetivo que se pusieron entonces era muy claro: hacer que todos los teclados del mercado fuesen analógicos. Aunque al principio el Wooting One era caro, poco a poco han conseguido ir reduciendo el precio hasta quedarse en 139,99 euros, por los 159,99 euros que costaba hace año y medio.

Tanto es así, que la compañía anunció en mayo Lekker, sus nuevos interruptores analógicos para que otros fabricantes los incluyan en sus teclados, y así intentar destronar a Cherry MX. Estos interruptores son algo diferentes a los que usan en los teclados Wooting, ya que éstos funcionan por magnetismo mediante el efecto Hall. Además, la compañía ha anunciado el Wooting two Lekker Edition como modelo de referencia para poder probar estos nuevos mecanismos.

Los del one y two son interruptores ópticos Flaretech fabricados por Adomax Technology (certificados para 100 millones de pulsaciones), donde cada tecla usa una luz infrarroja y un sensor independientes (con una durabilidad de 300.000 horas, o 34 años seguidos) para detectar la pulsación en los que se detecta la profundidad a la que se pulsa la tecla con excelente precisión (256 puntos de detección) como se ve ilustrado en el siguiente GIF.

Gracias a esto, la durabilidad del teclado es mucho mayor, ya que no hay corrosión ni desgaste en el pulsador al no haber mecanismo. Además, no hay doble input porque los interruptores ópticos no sufren de keychatter. Al volver la tecla a su posición, hay un pequeño retraso de 0,03 ms entre pulsación y pulsación (debounce) para evitar este tipo de problema. La tasa de refresco es de 1.000 Hz.

El Wooting two es un teclado de tamaño completo con 108 teclas, el cual añade un nuevo set de teclas a la derecha, con un teclado numérico y tres teclas asociadas a cada perfil analógico en la parte superior. Con respecto al Wooting One, también se añade el botón de Bloq Despl (Scroll Lock), que antes había sido eliminado en el primer modelo para dejar espacio al botón Mode que permite cambiar entre modo digital y analógico.

El teclado está construido sobre una base de aluminio, con una placa que también se puede modificar por otra de otro color, y cada tecla cuenta con un mecanismo óptico individual. Todas las teclas son analógicas, a diferencia de otros teclados actuales del mercado donde sólo unas pocas lo son (por ejemplo, sólo WASD y las flechas), u otros teclados mecánicos que utilizan teclas de membrana para otras teclas como las multimedia.

Además, cada tecla tiene iluminación RGB independiente controlable con 16 millones de colores. El LED de iluminación está en la propia placa del teclado y es independiente del mecanismo. Los mecanismos son extraíbles al igual que las teclas, por lo que podemos cambiarlos con el tiempo en el caso de que se estropeen, ya que tenemos recambios incluidos en la caja. También podemos cambiar los mecanismos al completo sin tener que cambiar de teclado, como explicamos más adelante.

Mecanismos Flaretech: tres tipos para elegir

Estos mecanismos podemos elegirlos al comprar el teclado, a elegir entre tres: Linear55, Linear80, y Clicky55. El Linear55 es el más popular, ya que equivale a los Cherry MX Red, con una pulsación lineal sin feedback, lo cual encaja perfectamente en la forma de usar este teclado. Como lineales también tenemos los Linear80, que equivalen a los Cherry MX Black, también lineales, pero que requieren algo más de fuerza para pulsarlos. Por último, tenemos los Clicky55, que equivalen a los Cherry MX Blue. En la siguiente imagen tenéis sus especificaciones técnicas

mecanismos wooting two diferencias

Así, podemos comprar el teclado con mecanismos Linear55, y si en el futuro decidimos que queremos pasarnos a los Clicky55, en la página web podemos comprar el pack con 110 interruptores por 49,99 euros. En el caso de que sólo queramos cambiar unas pocas teclas (por ejemplo, las que usemos para jugar), podemos comprar el pack de 15 interruptores por 15 euros.

Esta última combinación puede ser ideal si compráis el teclado con los mecanismos Clicky55. Así, puedes usar esos para escribir mientras trabajas, y luego para jugar puedes cambiar unos pocos para tener movimiento lineal. Máxima personalización que todos los fabricantes deberían ofrecer a los usuarios.

Las teclas cuentan con NKRO y anti-ghosting. Todas las teclas pueden pulsarse a la vez y registrarse. Las teclas tienen 4 mm de recorrido,encontrándose en los 1,5 mm el punto de actuación, y 3,6 mm de profundidad del punto de máxima detección.

Teclas y distribución del teclado: elegid la ISO de Reino Unido mientras lanzan la española

Las keycaps son también intercambiables, aunque hablaremos más a fondo de ellas en el apartado de la prueba. La distribución de teclas que podemos elegir es ANSI (la usada en Estados Unidos), o la ISO de países como Alemania, Francia o Reino Unido. En el caso de coger cualquiera de distribución ISO, no tendréis problemas con la disposición de teclas, ya que si escribís sin mirar todas las teclas están en la misma posición.

En el caso del Wooting One, nosotros analizamos la versión con teclas ISO de Reino Unido. Todas las letras están en el mismo sitio, siendo este el motivo por el que recomendamos que elijáis esta versión para España. Con el teclado francés el teclado viene por defecto en AZERTY, mientras que el alemán viene con QWERTZ.

Con el Wooting One, la compañía nos dijo que estaban evaluando lanzar una versión con teclas españolas, pero un año y medio después todavía no han lanzado una versión para España, a pesar de que también nos dijeron que a lo mejor ofrecían un pack de teclas con las tildes, la Ñ y otras teclas para cambiarlas nosotros en un teclado como el de Reino Unido. Para el Wooting two nos han comentado que lanzarán una versión en español en condiciones que podamos comprar de manera directa, pero de momento habrá que esperar.

Por tanto, la versión del teclado que hemos analizado es la ANSI de Estados Unidos porque era la que más a mano tenían para poder ofreceros el análisis cuanto antes. Si vais a comprarlo, os recomendamos que cojáis la versión ISO de Reino Unido hasta que lancen la española (si es que finalmente la lanzan algún día)

El cable para conectar el teclado pasa a ser USB C en lugar microUSB como el Wooting One. El cable sigue siendo extraíble, lo cual es cómodo para poder guardar el teclado sin doblar el cable, o para reemplazarlo por otro más largo o más corto en el caso de que así lo queramos. El cable mide 2 metros, una longitud más que suficiente para conectarlo a la caja de nuestro PC. Además, es mallado y muy fino, y podemos sacarlo por tres partes distintas del frontal, ideal si tenemos el monitor muy cerca del teclado. El teclado tiene unas dimensiones de 460 x 150 x 39 mm, con un peso de casi 1 kg. La garantía es de 2 años.

Unboxing y análisis externo

La caja recuerda mucho a la del Wooting One, pero la han hecho algo más estrecha; y obviamente más larga para acomodar el nuevo tamaño del teclado. Nada más abrirla nos encontramos un plástico protector, en cuya parte superior tenemos el cable USB C a USB A (con punta dorada), un extractor para teclas y mecanismos, cinco tornillos extra para el top plate, y cuatro interruptores de recambio, que dependen de la configuración que hayamos comprado. En nuestro caso vienen dos Clicky55, un Linear55 y un Linear80. Esto es ideal para comprobar cuál se adapta mejor a nuestras necesidades por si en un futuro queremos comprar uno de los pack de reemplazo.

En cambio, con el Wooting One venían cuatro Linear55 y cuatro Clicky55, pudiendo cambiar el WASD completo si así lo queríamos. Es una pena que no sigan incluyendo al menos cuatro de cada, pero al menos tenemos repuestos por si se nos estropea algún interruptor. Es una forma de ahorrar costes para reducir el precio, donde el Wooting One ha bajado 20 euros desde que lo analizamos el año pasado. En las siguientes imágenes podemos ver los mecanismos de cerca, y una comparativa en las dos últimas imágenes de los dos mecanismos más populares: a la izquierda del Linear55, y a la derecha el Clicky55.

Si quitamos la tapa de plástico, encontramos el teclado. El manual sólo está disponible en la web en el enlace https://wooting.io/quickstart, viendo que es otro de los puntos donde la compañía busca reducir costes para no hacerlo donde más importa.

Sobre el propio teclado ya hemos dado casi todos los detalles sobre su aspecto. Las teclas, con acabado en ABS, son las mismas que encontramos en el Wooting one, y podemos intercambiarlas indistintamente. Curiosamente, si comparamos las teclas de uno y otro teclado, encontramos que en el Wooting two han mejorado la transparencia de las mismas, además de usar algo menos de plástico. En las siguientes imágenes tenéis a la izquierda las del Wooting one, y las del Wooting two a la derecha.

La extracción de los mecanismos requiere algo más de fuerza que las teclas. Una vez los tenemos fuera, podemos comprobar el LED de cada tecla.

Prueba

La sensación al tacto del teclado es la misma que la del Wooting one, ya que los mecanismos que se usan son los mismos, y las keycaps son casi idénticas. El teclado es muy silencioso, y sólo se oye el sonido del contacto con la tecla y el de llegar al final del recorrido, por lo que se puede escribir muy sigiloso como en cualquier Cherry MX Red si sólo pulsamos la tecla a la mitad para ejecutar el punto de actuación. Este nivel de baja sonoridad es exactamente igual que el del Wooting one.

El hecho de añadir el teclado numérico a la derecha hace que para muchos sea un teclado algo menos “gaming”, ya que te obliga a extender más el brazo. En mi caso lo prefiero así, ya que tengo mucho espacio hacia la izquierda en la mesa y no me llega a molestar mucho para el ratón. Esa es la suerte de haber lanzado un modelo como este, donde puedes elegir un teclado orientado 100% para gaming como es el Wooting one, o este Wooting two con teclado numérico y tres teclas para macros para usarlo también para trabajar. Y todo eso con la posibilidad de elegir también los mecanismos que queramos. Ojalá todos los fabricantes ofrecieran este grado de personalización a la hora de comprar un teclado.

Más allá de las diferencias a nivel físico, encontramos que a la hora de jugar el teclado se comporta exactamente de la misma manera que su predecesor. Tenemos unas teclas muy precisas y que son un gusto pulsar, tanto a la hora de escribir como, sobre todo, para jugar, que es donde este teclado sobresale.

La clave para poder usar un teclado con interruptores lineales sin feedback táctil es poner un punto de actuación bastante bajo. En el caso del Wooting two, al igual que en el one, podemos configurar el punto de actuación, eligiendo entre 1,5 mm (un poco antes de la mitad de la pulsación) y entre 3,6 mm, a pesar de que el final de la pulsación es a los 4 mm.

El modo digital registra la pulsación en el punto que le hayamos configurado. 3,6 mm es demasiado profundo, ya que te requiere llegar hasta el final de la tecla para que la pulsación se registre. En mi caso, en torno a los 2 mm es lo más cómodo, ya que hay veces que estoy mirando algo en la pantalla y tiendo a dejar la mano reposar sobre las teclas, y al ser tan suaves, normalmente me encuentro una ristra de teclas escritas en un documento cuando vengo a darme cuenta de que he pulsado la tecla sin querer.

Así, con 2 mm, escribir con el Wooting two es una experiencia única, y con este tipo de mecanismos lineales escribir rápido es posible y muy fácil al no tener que hacer apenas fuerza y no tener resistencia en la pulsación de la tecla gracias a lo suave del mecanismo. Sin embargo, para largas sesiones escribiendo vendría muy bien tener un reposamuñecas, y desgraciadamente el teclado no lo incluye, así como tampoco tiene ningún agujero para ponérselo. Las teclas del teclado son bastante altas, y si estás escribiendo durante mucho rato, las muñecas acaban sintiéndolo. Por ello, es recomendable que adquiráis uno para mayor comodidad.

Para alternar entre modos, contamos con la tecla Mode situada en la parte derecha superior. Al pulsarla, cambiamos entre el modo digital y el modo analógico. El modo analógico lo que hace básicamente es simular un dispositivo compatible con Xinput, como puede ser el mando de Xbox One. Así, tenemos integración nativa y directa con los juegos con la entrada analógica, ya que los juegos no soportan de manera nativa el concepto de teclado pero con input analógico, sino digital.

Por ello, si por ejemplo estamos jugando a Rocket League con el teclado, tenemos que tenerlo en modo analógico para que la pulsación sea sensible a la posición. Sin embargo, si queremos escribir texto en el chat, es necesario pulsar antes la tecla de Mode y pasar a modo digital.

Así, el modo analógico nos aporta cierta ventaja en algunos juegos, pero en otros puede llegar a ser una desventaja. Por ejemplo, en CS:GO al pulsar una tecla con un teclado digital, por ejemplo la W, estamos ya moviéndonos a máxima velocidad. Con el Wooting One en modo analógico sería necesario pulsarla hasta casi el fondo para que la pulsación esté al 100%, y ahí estamos perdiendo un tiempo muy valioso. Sin embargo, hay otras ventajas, como poder andar lento pulsando la W en torno a la mitad sin hacer ruido. Ahí ya depende de lo que te compense.

En otros shooters también tenemos otras ventajas. Por ejemplo, en Call of Duty podemos asomarnos por las esquinas de manera gradual sin estar peekando. En juegos como Fortnite también tenemos mayor precisión al conducir o al asomarnos en las construcciones, y también podemos configurar un curioso modo que detallaremos más adelante que nos permite realizar dos acciones diferentes dependiendo de la profundidad con la que pulsemos una tecla. Por ejemplo, podemos presionar la tecla F a la mitad para seleccionar la rampa, y pulsar hasta el fondo para que la rampa se coloque.

Donde sí destaca su comodidad de uso es en títulos como el mencionado Rocket League o GTA V, en los cuales brilla y nos ofrece una experiencia inmejorable en PC, ya que tenemos todo lo bueno de un teclado y de un mando, con una mayor precisión de movimiento. De hecho, el teclado parece estar hecho para jugar a juegos como GTA. Sin embargo, al no haber soporte nativo para teclas analógicas, es necesario que el juego detecte el teclado como un mando con Xinput. Por ello, para poder usar las teclas analógicas, es necesario cambiar a modo analógico.

Cuando estamos jugando a GTA, por ejemplo, andando tenemos que tenerlo en modo digital para usar WASD. Es cuando nos montamos en el coche cuando tenemos que pulsar la tecla de Mode para poder usar las teclas analógicas para los giros, ya que para acelerar tenemos que usar el gatillo derecho en la W, por lo que no nos vale para andar si nos bajamos del coche. Esto, unido a que hay que configurar el teclado manualmente para cada juego, es lo que lo hace un poco pesado de configurar. Lo bueno es que una vez consigues crear un perfil con el que estás agusto, éste se guarda y sólo tienes que pulsar una tecla para cargarlo.

Hemos grabado un vídeo probando diferentes aspectos del teclado, como su sonoridad, tacto, y experiencia de uso en juegos como Metro Exodus, Rocket League, DiRT 4 y GTA V:

Otros juegos de coches como DiRT 4, DiRT Rally 2.0, Project CARS 2, y básicamente cualquier juego de coches, tanto arcade, como simcade, e incluso los simuladores (pero estos últimos mejor hacerlo en modo offline).

Así, de manera comparativa como ya hicimos con el Wooting One, si jugar a un simulador de coches con el volante es 10/10 en precisión, el mando es un 8/10. En el caso del Wooting One, bajamos hasta un 6/10, porque si bien tenemos más precisión, hay que recordar que el punto de actuación del teclado está a partir de los 1,5 mm de la pulsación (4 mm hasta el fondo). Eso es casi la mitad de la pulsación, por lo que el tiempo que tardamos entre presionar la tecla y llegar a los 1,5 mm es tiempo que no podemos estar conduciendo (además de que es más fácil sostener el volante recto que ir corrigiendo con las teclas).

Mientras que conducir con un teclado digital es un 2/10, ya que podemos girar y gracias, el Wooting tendría más nota si el punto de actuación pudiera ponerse más alto. Además, tardarás un poco en adaptarte, porque estás acostumbrado a dar pequeños toques con el teclado en lugar de pulsar gradualmente manteniendo la tecla pulsada casi todo el tiempo.

En cuanto a las teclas que encontramos en el propio teclado, en la parte derecha vemos la adición con respecto al Wooting One, donde tenemos tres teclas que vienen ajustadas por defecto a los perfiles analógicos A1, A2 y A3 (reprogramables a cualquier otra tecla), junto a la tecla que nos permite cambiar entre modo digital y analógico. Debajo, encontramos el teclado numérico tradicional.

Con respecto a las teclas multimedia, para pulsarlas tenemos dos opciones: pulsar FN + la tecla (por ejemplo FN + End para silenciar las canciones), o pulsar FN + Mode, y que podamos pulsar las teclas directamente para ejecutar las acciones multimedia. A este respecto hemos encontrado un pequeño bug, y es que para alternar los modos FN la tecla efectivamente debería ser la de Mode (que si la pulsa sola alterna entre modo digital y analógico). Sin embargo, si le damos a FN + Mode no funciona, teniendo que darle a FN + Scr Lk para que cambie el modo. Suponemos que lo arreglarán en una futura actualización de software. Cuando el modo FN está activo, la tecla FN se ilumina en blanco. También podemos regular el brillo con FN + Prt Sc para bajarlo, o FN + Pause para subirlo. Si queremos desactivar la tecla de Windows, pulsamos FN + tecla de Windows (con el logo de Wooting)

Software y configuración de teclas: wootility

El teclado tiene memoria interna en la cual memoriza hasta cuatro perfiles de ajustes. Para poder configurarlos tenemos que usar la herramienta oficial de la compañía, llamada Wootility, y que nos permite configurar hasta el más mínimo aspecto del teclado. Todos los cambios que hacemos se guardan en el teclado, y no en el programa. Cuando abrimos el programa, éste se limita a obtener la información que hay almacenada en el teclado.

El idioma por defecto del programa es inglés, pudiendo elegir también alemán, francés, coreano y chino. La compañía actualiza también regularmente el programa y también el propio teclado. En la realización de la review nos saltó una actualización a la versión 3.3.x que añadía más idioma y diversas mejoras a nivel de estabilidad para el Xinput. En el futuro mejorarán el tema oscuro del programa, ofrecerán la posibilidad de reprogramar las teclas para que cada una haga lo que queramos, y acceso a la base de datos de diversos perfiles para el teclado. En el caso de que haya una funcionalidad que queráis tener en el teclado, podéis contactarles por Discord, y estarán encantados de conocer qué mejoras les pueden añadir al teclado, ya sea por software o por hardware para futuros diseños.

Colour Settings

Nada más abrir el programa, nos encontramos en el apartado de Keyboard, en el que podemos configurar básicamente todos los aspectos esenciales del teclado. El perfil por defecto es el digital con RGB, que es precioso de ver ya que la intensidad de las teclas es muy alta y los colores se ven de lujo.

De hecho, después de probar decenas de teclados, diría que es el mejor teclado en cuanto a iluminación se refiere. Las teclas cuentan con la transparencia perfecta, los colores son intensos y vívidos, y no hay fugas por los laterales. La iluminación es sencillamente perfecta. 10/10. No cambiará nada de ella. Los LED son algo más potentes que los del Wooting one, y encima las letras tienen mejor transparencia. La primera vez que vayas al PC por la noche y te lo encuentres te vas a quedar un rato mirándolo.

En el primer apartado de Colour Settings podemos cambiar los ajustes de color de cada tecla, pinchando en ellas o dejando pulsada la tecla del ratón. También podemos elegir entre los siguientes efectos, en los cuales podemos controlar el brillo, la velocidad, y el brillo mínimo cuando se apagan (si se aplica a ese efecto).

  • Sin efectos: iluminación fija con los colores que queramos.
  • Wave: los colores van deslizándose por el teclado
  • Scan: Se van iluminando filas de teclas, pudiendo elegir entre bloques de 1 hasta 11 teclas que van y vuelven de un lado a otro del teclado.
  • Breath: las teclas se apagan y encienden como una respiración
  • Cycle: alternancia de colores de manera suave
  • Ripple: Efecto de tirar una piedra al agua cuando pulsamos una tecla. Se pueden elegir colores aleatorios, aunque hay que tener cuidado en caso de tener epilepsia.
  • Trail: Se quedan iluminadas las teclas que vamos pulsando. Se pueden elegir colores aleatorios.
  • Touch: El teclado está iluminado, pero las teclas de F1 a F12 se iluminan como si fuera una barra dependiendo de la profundidad con la que pulsemos una tecla. Por ejemplo, si pulsamos a la mitad, se ilumina hasta F8. Si pulsamos hasta el fondo, se ilumina hasta F12. Ideal para conocer la profundidad a la que pulsamos las teclas
  • Jelly: iluminación de teclas adyacentes dependiendo de la profundidad de la pulsación.
  • ADE: iluminación de teclas adyacentes exactamente adyacentes (como en el buscaminas), sensible también a la intensidad de la pulsación.
  • Mixing: no he conseguido saber qué hace.

Además, dentro de cada efecto RGB tenemos diversos ajustes de colores por defecto, a elegir dependiendo del modo (algunos más y otros menos) de los siguientes perfiles: Rainbow, Seawave, Inferno, Miami FPS, Summer Breeze, Alternator y Clay.

Digital Settings

En la sección de Digital Settings podemos reconfigurar acciones en las teclas Mode, FN, y en las tres analógicas programables (las cuales por defecto cambian todo el teclado a los modos analógicos que tengamos configurados). Por último, podemos ajustar el punto de actuación para las teclas en modo digital. Si usáis el teclado para escribir, os recomiendo como mínimo 2 mm. Yo lo tengo a 2,4 mm.

En los perfiles analógicos también podemos activar las teclas digitales, de manera que el resto de teclas no queden “inutilizadas” y esté el teclado completo en modo analógico. Si las mapeamos a una tecla de Xinput, en ese caso sí que no podremos usarla como tecla digital normal.

Analog Bindings

En las secciones analógicas tenemos tres pestañas más de ajustes. En la tercera, la de Analog Bindings, es donde podemos elegir entre emular XInput (como si conectásemos un mando de Xbox al PC), o DirectInput. Ahí, podemos mapear las teclas que queramos, viniendo por ejemplo por defecto en el perfil Analog 1 el WASD simulando el uso del joystick izquierdo. Además, se van superponiendo las teclas en la parte superior para saber cómo está mapeada cada una de ellas.

Analog Settings

Si seguimos a la derecha, podemos ajustar la curva de pulsación analógica en Analog Settings, con cuatro ajustes por defecto. Dependiendo del juego, esto te será más cómodo de una u otra forma, aunque el modo lineal ya te aporta bastante precisión a la hora de elegir la profundidad con la que quieres pulsar la tecla. Además, también podemos aumentar la distancia de la zona muerta en el que al pulsar la tecla no ocurre nada.

Por último, tenemos la sección de DKS Bindings, podemos configurar diversas acciones dependiendo de la profundidad con la que pulsemos la tecla, pudiendo elegir cuatro momentos en los que se ejecuten las acciones: al pulsar la tecla, al tocar el fondo de la pulsación, al empezar a levantar la tecla, y al terminar de levantarla en total.

En ese caso, podemos elegir por ejemplo la W como tecla al pulsar. En segundo lugar, podemos poner el Shift. De esa forma, al pulsar la tecla al principio sin llegar al fondo, vamos andando normal en un juego, pero si pulsamos hasta el fondo, el personaje ejecutará Shift + W y empezará a correr. A la derecha de este panel de configuración podemos probar las teclas que vamos creando para comprobar que funciona. También podemos presionar en cada punto naranja y arrastrar, de tal manera que quede continuado por si queremos que deje de pulsarse un botón en un punto determinado.

En cuanto al propio Wootility, el programa funciona bien y va fluido, ocupando unos 140 MB de RAM en uso. La ventaja es que, una vez que hemos configurado el teclado, no tenemos que tener el programa abierto para nada, ahorrando recursos al ordenador. Además, en Settings introdujeron recientemente la posibilidad de poner el tema oscuro. Ahí podemos comprobar si hay algún nuevo firmware, desactivar el XInput, conocer el número de serie, y saber la versión del firmware y del programa que tengamos instalada.

Perfiles personalizados

Si te cansas de configurar un perfil para un juego, tienes la suerte de que hay una gran comunidad detrás de los teclados de Wooting que comparten sus perfiles personalizados. En la web Wootopia tenemos los perfiles. Para introducir el código era más intuitivo en versiones anteriores del programa, donde estaba la opción en el Profile Manager de Import profile code, y pegábamos el código de cada juego.

Ahora, lo que hay que hacer es copiar el código del perfil que queramos meter, e irnos al programa. A los 2 segundos, el programa detectará que tenemos el código del perfil, y el botón de Create Profile pasará a ser Import Profile.

Además de en Wootopia, la compañía también tiene una serie de perfiles oficiales en la sección de soporte de su web. Os dejamos unos cuantos de ejemplo, donde en cada sección también encontramos una configuración recomendada de elementos como la zona muerta que debemos configurar, etc:

  • CS:GO: cc293768-55c8-4051-94ea-ac61d1af31a9
  • Battlefield 1: 85b3f179-14e4-c9cf-7dde-f2bf3d43333e
  • GTA V: 43d052e1-d607-c636-2f95-d5e4edc0539f
  • Rocket League: 292cdddd-9584-4365-9ccf-91f5c518a196

Conclusión

Wooting ha cogido todo lo bueno que tenía el Wooting one, lo han metido en el Wooting two, y han mejorado casi todos los puntos en los que había margen de mejora. Han añadido más teclas, han rediseñado el software, y van a seguir mejorándolo añadiendo opciones como poder reprogramar las teclas.

En general, si lo que estás buscando es un teclado gaming analógico, los de Wooting son sin duda los mejores del mercado, pudiendo personalizarlo a tu gusto y con pulsadores de recambio, y ahora con la posibilidad de tener el teclado completo sin prescindir del teclado númerico, o con la opción de optar por el tenkeyless si lo vas usar para jugar.

Su precio es algo más elevado que el de teclados mecánicos tradicionales, pero es el precio a pagar por una tecnología que todavía no tienen otras empresas. Veremos si otros fabricantes se animan a incorporar los nuevos Lekker y vemos si se reduce el precio de los teclados analógicos y sus creadores consiguen su meta: que los teclados analógicos sean el estándar del mercado.

Pros

  • La mejor iluminación RGB que he visto en un teclado
  • Los mejores mecanismos analógicos del mercado
  • Posibilidad de elegir el punto de actuación de las teclas
  • Ideal para trabajar por la mañana y jugar por la noche
  • Silencioso para ser un teclado mecánico
  • Materiales premium
  • Keycaps personalizables y mecanismos sustituibles

Contras

  • Todavía sin distribución ISO en español, aunque las teclas de Reino Unido están colocadas en el mismo sitio que las españolas.
  • Software todavía no permite crear macros ni personalizar teclas (lo permitirá en el futuro)
  • Sin reposamuñecas

Por ello, el Wooting two recibe nuevamente la medalla de platino que ya recibió el Wooting One, y nuestra recomendación por su diseño y su excelente rendimiento. Podéis comprarlo en la web oficial por 149,99 euros.

Compártelo. ¡Gracias!