Análisis: Corsair K63 Wireless Gaming Lapboard

La mayoría de los teclados y ratones gaming están pensados para utilizarse en la mesa del ordenador, con su correspondiente alfombrilla y, a poder ser, conectado por cable a un puerto USB del equipo. Sin embargo, cada vez son más los usuarios a los que les gusta jugar, por ejemplo, en la televisión, gracias a dispositivos como Steam Link, o simplemente prefieren comprarse un monitor grande para jugar sentados en una silla a cierta distancia del ordenador para proteger la vista, siendo complicado encontrar el periférico adecuado para jugar de manera inalámbrica y que sea cómodo de usar en cualquier superficie.

Si estamos buscando poder jugar, o escribir, desde el sofá o desde una silla a cierta distancia del ordenador, entonces el teclado gaming Corsair K63 Wireless junto con el Gaming Lapboard de este mismo fabricante serán los compañeros perfectos para nuestras largas sesiones de juego.

Características técnicas del Corsair K63 Wireless Gaming Lapboard

El Corsair K63 Wireless Gaming Lapboard está formado principalmente por dos elementos, por un lado, el teclado Corsair K63 Wireless, una versión revisada e inalámbrica del modelo K63 sencillo, y por otro lado el Gaming Lapboard, un soporte para las rodillas que permite colocar el teclado K63 y una alfombrilla para poder utilizar cualquier ratón (preferiblemente inalámbrico) y poder utilizar ambos dispositivos sin necesidad de depender de una mesa.

En cuanto al teclado, sus principales características son:

  • Interruptores Cherry MX RED.
  • Teclas multimedia dedicadas.
  • TKL, es decir, sin teclado numérico.
  • Tres tipos de conexión:
    • Cable
    • Inalámbrico 2.4 Ghz (junto con adaptador)
    • Bluetooth 4.2
  • Conexión cifrada con un algoritmo de 128 bits para mayor seguridad
  • Tiempo de respuesta 1 ms, perfecto para jugar.
  • Retroiluminación en azul.
  • Programable y personalizable con el software CUE de Corsair.
  • Batería con autonomía de 15 horas (con brillo normal) para uso inalámbrico.
  • Funcionalidad Full N-KRO 8100% anti-ghosting)

Estamos claramente ante un gran teclado gaming inalámbrico gracias al cual seguramente no echemos de menos el cable en nuestras partidas, salvo que estas duren más de 15 horas, en cuyo caso mejor tener el cable USB a mano para cargarlo.

En cuanto al compañero de este Corsair G63 Wireless, el Gaming Lapboard, sus principales características son:

  • Reposamuñecas incorporado.
  • Cojín inferior de espuma con efecto memoria para un buen confort.
  • Podemos montar y desmontar el teclado K63 Wireless sin necesidad de usar herramientas.
  • Alfombrilla de ratón reemplazable.

A pesar de que, de base, el teclado K63 Wireless es un gran teclado tanto para trabajar como para jugar, como hemos podido comprobar, el Gaming Lapboard es el compañero ideal para nuestras partidas, pudiendo jugar cómodamente desde el salón o desde una silla cualquiera sin tener que depender de un escritorio o una mesa en concreto.

Análisis externo del teclado Corsair K63 Wireless

Lo primero que nos encontramos es una caja de cartón duro relativamente pequeña (ya que el teclado como tal lo es al no llevar teclado numérico como vamos a ver más adelante) en la que podremos ver tanto una imagen del teclado junto con una descripción de todas sus funciones y características.

Corsair K63 - Caja

En la parte trasera, igualmente, encontraremos otra foto del teclado y más descripciones de características y de cada uno de sus elementos, incluido el reposamuñecas que en la parte delantera no aparece.

Nada más abrir la caja nos encontraremos con el teclado correctamente envuelto en una bolsa de plástico antiestático que, aunque no lo protege, lo aísla de polvo y evita que se roce con la tapa, así de posibles daños causados por la estática.

Corsair K63 - Caja interior

Si sacamos el teclado, podremos ver, en la parte trasera, oculto, el receptor USB para conectarlo por 2.4 Ghz, así como un cable USB para conectarlo por cable o simplemente cargar su batería. También encontraremos los habituales manuales de instrucciones y garantía, y en la parte inferior el reposamuñecas.

Corsair K63 - Caja componentes

Esto es todo lo que incluye la caja del teclado Corsair K63 Wireless.

Corsair K63 - Contenido teclado

Este teclado está pensado para utilizarse de manera inalámbrica, ya sea a través de Bluetooth como mediante el receptor de 2.4 Ghz. Además, también podemos conectarlo con un cable micro-usb al ordenador, a un puerto USB 3.0 o USB 3.1. Por USB 2.0 funciona igualmente, pero Corsair dice que es requisito ya que como sabéis el USB 3.0 proporciona tensión adicional para cargar la batería de manera óptima.

En la parte delantera del teclado encontraremos un interruptor para encenderlo o apagarlo, así como el conector micro-usb para el cable.

Corsair K63 - Interruptor teclado

En la parte superior vamos a encontrar una serie de teclas multimedia dedicadas que nos permitirán controlar el volumen y la reproducción de la música en nuestro ordenador o dispositivo donde lo conectemos. También podremos encontrar en las teclas F una serie de accesos directos a algunas funciones útiles de nuestro ordenador que nos ayudarán, por ejemplo, durante la navegación web. Se activan haciendo uso de la combinación de teclas Fn + tecla a activar.

Las teclas F9 y F10 nos sirven para elegir si queremos conectar el teclado a través del receptor de 2.4 Ghz o a través de Bluetooth, según la tecnología que vayamos a utilizar.

Corsair K63 - Teclas conectividad

Las teclas llevan interruptores originales Cherry MX Red, pulsadores mecánicos ideales para jugar y escribir por su comportamiento lineal. Tanto las caperuzas de las teclas como los pulsadores se podrían cambiar sin problema en caso de que alguno de ellos falle con el tiempo, aunque el teclado no incluye una herramienta extractora para las teclas.

Un detalle que también nos gusta mucho es el tacto rugoso del espacio.

En la parte inferior del teclado encontraremos una pegatina con los datos técnicos del Corsair K63, así como una advertencia de uso del teclado para evitar daños en el cuello o la espalda. También podemos encontrar unas inserciones de goma anti deslizante que evitarán que el teclado se mueva mientras lo utilizamos y las correspondientes patillas para levantarlo un poco y poder trabajar más cómodamente con él. Lamentablemente estas patas elevadoras no cuentan con inserciones de goma, aunque esto será lo de menos si utilizamos el teclado junto con el Lapboard ya que, como veremos en breve, éste va encajado.

Análisis externo del Corsair K63 Gaming Lapboard

Similar a la caja del K63 Wireless, el Gaming Lapboard viene en una caja de cartón duro, pero en esta ocasión de un tamaño mucho mayor. En el frontal de la caja podremos ver una imagen de este Gaming Lapboard, así como de sus principales características, mientras que en la parte inferior veremos otra imagen del dispositivo y más detalles de sus características y funciones.

Al abrir la caja nos encontraremos con el Lapboard, o soporte, en cuestión, y en el espacio reservado para el teclado una caja de cartón donde tendremos los manuales y unos enganches de repuesto.

Por debajo, este soporte tiene un buen cojín de espuma con efecto memoria que ocupa prácticamente toda su base y que nos garantiza un excelente confort al tenerlo sobre las piernas.

Corsair K63 Gaming Lapboard - Espuma inferior

La parte izquierda del Lapboard está reservada para colocar el teclado, concretamente el K63 Wireless, mientras que la parte derecha tiene una alfombrilla para poder utilizar con cualquier ratón que queramos. Por lo tanto, éste producto está pensado para usuarios diestros nada más.

Corsair K63 Gaming Lapboard - Detalle alfombrilla

Análisis externo del Corsair K63 Wireless Gaming Lapboard

Aunque se venden por separado (salvo que optemos por el pack que también nos permitirá ahorrar dinero), en realidad el Corsair K63 Wireless y el Gaming Lapboard han sido diseñados para trabajar juntos. El hueco que viene en el Lapboard está pensado especialmente para colocar este teclado, pudiendo elegir ya nosotros mismos el ratón que queremos utilizar (ya que viene alfombrilla pero no incluye ningún ratón).

El Gaming Lapboard incluye una serie de patillas (para la sujeción del reposamuñecas y para la parte trasera) que nos permiten mantener sujeto el teclado en este soporte, mientras que el teclado Corsair K63 Wireless incluye las ranuras específicas para colocarse en este soporte.

Una vez colocado el teclado en el soporte, ya lo tenemos listo para empezar a jugar. Basta con encender el teclado, elegir el tipo de conexión que queremos, conectarlo al ordenador o dispositivo (como Steam Link) y a jugar. El ratón, obviamente, debemos conectarlo de manera independiente al dispositivo donde vayamos a jugar.

Testeo del teclado Corsair K63 Wireless

Conectar el teclado al ordenador es muy sencillo. Si vamos a conectarlo a través del receptor de 2.4 Ghz, simplemente conectamos el receptor al ordenador y encendemos el teclado desde su interruptor. Una vez encendido, pulsaremos las teclas FN y F9 para que el teclado busque el receptor y se vincule con él. En caso de querer conectarlo por Bluetooth, entonces debemos conectar el receptor Bluetooth en nuestro ordenador, encender el teclado y pulsar las teclas FN + F10 para que el teclado se muestre visible. Una vez visible, lo buscamos desde el ordenador y lo vinculamos para empezar a utilizarlo.

Utilizar este teclado es lo más cómodo, tanto para jugar como para escribir. Los pulsadores Cherry MX Red funcionan a la perfección, aunque dependiendo del entorno en el que vayamos a trabajar, y de nuestra forma de escribir, puede que llegue a resultar un poco ruidoso. La retroiluminación en azul, regulable e individual para cada tecla, lo hace muy cómodo para utilizarlo a oscuras, aunque cuando mayor sea el brillo, menor será la duración de la batería (15 horas con el brillo al máximo o hasta 75 con el brillo desactivado).

También podemos conectar el teclado por cable a nuestro ordenador, a un puerto USB 3.0 o 3.1 para utilizarlo por cable y, además, poder cargar su batería.

En cuanto a su configuración, para ello debemos utilizar el software CUE, igual que para cualquier otro periférico de Corsair. Con este programa vamos a poder, por ejemplo, configurar las macros, los efectos de iluminación del teclado y algunas opciones de rendimiento, o comportamiento del sistema. Eso sí, debemos tener en cuenta que por Bluetooth no podemos conectarle con CUE, debe ser por su adaptador USB o por cable.

¿Cómo es el uso del Corsair K63 Wireless y el Gaming Lapboard?

La verdad es que un soporte aparentemente grande y relativamente pesado como es este puede parecer que va a resultar incómodo al utilizarlo, sin embargo, en realidad no lo es.

Tras colocar el teclado en el Gaming Lapboard, y conectar un ratón inalámbrico hemos conectado nuestro Steam Link de primera edición y hemos empezado a jugar. Gracias a la conectividad Bluetooth del teclado hemos podido emparejarlo a la primera sin problemas. El ratón lo hemos conectado a través de su adaptador de 2.4 Ghz utilizando uno de los puertos USB del Steam Link.

Con todo conectado y vinculado por primera vez (las siguientes veces no tenemos que hacer nada, se conectará automáticamente al Steam Link), nos sentamos en el sofá y empezamos a jugar. Debemos decir que, tras dos horas de juego, el Gaming Lapboard ha resultado ser realmente cómodo estando sentados en el sofá. Si nos tumbamos, podemos seguir jugando, aunque la verdad es que ya no es tan cómodo estando apoyado sobre los abdominales. Este soporte está pensado para estar apoyado sobre las piernas, claramente.

También hemos probado a escribir con este soporte y a controlar nuestro ordenador de forma remota (utilizando, obviamente, el Steam Link, como no podía ser menos). Igual que podíamos jugar muy cómodamente con este pack, también podemos hacer un uso totalmente normal del ordenador, controlando el ratón desde su alfombrilla y utilizando este teclado con un lag prácticamente inexistente.

También hemos estado probando este pack con un Raspberry Pi (tanto con Debian como con RetroPie) y la verdad es que tanto el uso del sistema operativo como el juego con los retro-emuladores ha sido simplemente maravilloso.

Conclusión: un gran compañero para jugar y trabajar con total movilidad, pero mejorable en algunos aspectos

Si somos de los que nos gusta jugar desde el sofá con teclado y ratón, no cabe duda de que este pack es perfecto para nosotros. Gracias a la conectividad Bluetooth del teclado es posible conectarlo a prácticamente cualquier dispositivo, desde una SmartTV hasta un Steam Link, pasando por un Raspberry Pi, un Android TV o una PS4, además de, por supuesto, un HTPC o un ordenador.

Una vez colocado teclado sobre el soporte, ya podemos colocarlo sobre nuestras piernas para empezar a utilizarlo. El soporte ha resultado ser, además de cómodo, totalmente rígido y estable, por lo que es parecido a utilizarlo sobre una mesa, pero con la comodidad que solo nos aporta un buen sofá. Gracias al reposamuñecas de goma, además, vamos a poder tener la mano sujeta sin que se deslice mientras jugamos.

Algo mejorable es que, teniendo el precio que tiene el pack, hubiera sido un detalle que incluyera un ratón, aunque, dado que un ratón con cable no tendría mucho sentido, y que el primer, y único, modelo sin cable de ratón que tiene este fabricante es el nuevo Corsair Dark Core RGB SE, es normal que no lo incluyan, ya que el precio total del pack se duplicaría (aunque sería un compañero perfecto para este kit).

De todas formas, aunque tengamos que buscarnos la vida para conseguir un ratón, es preferible utilizar un modelo Bluetooth de manera que podamos conectar tanto teclado y ratón a través de este protocolo y utilizarlo sin depender de receptores en cualquier dispositivo. La conexión por Bluetooth de dos dispositivos no nos ha dado ningún problema, al menos en nuestras pruebas.

El precio oficial del Corsair K63 Gaming Lapboard es de 129.90 euros. Si lo compramos por separado, podemos comprar el Corsair K63 Wireless por 89.90 euros y el Gaming Lapboard por 59.90 euros.

PROS:

  • Interruptores Cherry MX RED originales.
  • Buena retroiluminación en azul, regulable en intensidad, para que no nos deslumbre durante nuestras partidas.
  • Excelente calidad de materiales, tanto el teclado como el Gaming Lapboard.
  • Teclas multimedia dedicadas.
  • Conectividad por cable, por radiofrecuencia 2.4 Ghz o por Bluetooth.

CONTRAS:

  • Retroiluminación del K63 Wireless solo en azul, no es RGB.
  • 15 horas con la iluminación activada es poco, aunque sube a 75 si la desactivamos.
  • Gaming Lapboard muy grande, es difícil de guardar cuando dejamos de utilizarlo.
  • Algo caro, tanto en pack como el gaming Lapboard por separado.
  • Ausencia del Pad numérico en el K63. Si lo utilizamos a menudo lo echaremos de menos.

Por todo ello, hemos decidido dar al Corsair K63 Gaming Lapboard nuestro galardón de platino.

Puntuación final Corsair K63 Gaming Lapboard

 

Compártelo. ¡Gracias!