XFX 8800GTS 640MB

INTRODUCCIÓN.

Con cada año que pasa, la tecnología avanza un paso más y el hardware informático avanza cada vez más rápido. Todos queremos jugar a la mayor resolución posible, con el máximo número de efectos activados, lo cual no deja de ser lógico dado lo que podemos llegar a gastarnos en un juego.

Hasta hace poco, todas las tarjetas gráficas seguían una estructura interna más o menos similar, con unidades de vértices y de píxeles trabajando de manera individualizada, cada una en su terreno, dada la arquitectura del API estándar hasta hace poco que era DX9 (en sus distintas revisiones). Esta configuración tiene un fallo: Cada vez que una escena a renderizar tenía una gran carga de trabajo en una de las unidades de vértices o píxeles, la otra se quedaba quieta, lo cual no mejoraba el rendimiento general del sistema. Sin embargo, con el lanzamiento de Windows Vista se ha introducido por parte de Microsoft un nuevo API: DX10. DX10 redefine por completo la arquitectura de las nuevas tarjetas gráficas, eliminando la distinción entre unidades de vértices y de píxeles y creando lo que se denomina “Arquitectura Unificada”. Ésto significa que en lugar de tener dos unidades especializadas e independientes, TODAS las unidades pueden dedicarse a un sólo fin si la escena así lo requiere. Lo más curioso de todo es que el primer procesador gráfico con arquitectura unificada no salió de los tableros de dibujo de Nvidia, si no de ATI: Ese procesador, denominado Xenos, es el que da vida a la unidad gráfica de la Xbox 360.

El procesador en el que se basa la serie 8 de Nvidia se denomina G80, y está compuesto por 128 procesadores independientes, agrupados en 8 bloques de 16 procesadores, cada uno de estos bloques está equipado con 4 módulos de texturas y y una caché L1 compartida. Cada bloque consiste en dos procesadores de shaders (cada uno de los cuales está formado por 8 procesadores de flujo) y cada uno de los 8 bloques tiene acceso a cada una de las 6 cachés L2 y a cada uno de los 6 bloques de propósito general, de manera que la información que genere un procesador de shaders pueda ser accesible por culaquiera de los otros procesadores de shaders. Si os encontrais perdidos entre tanto follón de bloques, procesadores y caché, aquí teneis un gráfico que lo ilustra bastante mejor:

¿Qué significa todo ésto? Significa que con esta arquitectura tendremos a toda la tarjeta trabajando de manera simultánea, no secuencial.

Dentro de la actual gama G80 existen tres modelos:

-Geforce 8800GTX: Es el modelo tope de gama actual, dotado con 128 procesadores de flujo (funcionando a 575Mhz), 32 unidades de mapeo, 24 unidades de raster, con 768MB de GRAM DDR3 (aunque el controlador de memoria lleva implementado el soporte para DDR4) funcionando con una interfaz de memoria de 384bits a 1,8Ghz.

-Geforce 8800GTS 640MB: Es el siguiente modelo, dotado con 96 procesadores de flujo (funcionando a 500Mhz), 24 unidades de mapeo y 20 unidades de raster, con 640MB de GRAM DDR3 funcionando con una interfaz de memoria de 320bitsn a 1,6Ghz.

-Geforce 8800GTS 320MB: Es el mismo modelo que el de 640MB, pero con la mitad de memoria disponible. Es el modelo más asequible de toda la gama.

El modelo que tenemos hoy para análisis es la Geforce 8800GTS 640MB de la marca XFX.

ANÁLISIS EXTERIOR.

La 8800GTS se nos presenta en una caja de mediano tamaño, aunque bastante ancha, con un dibujo frontal de “algo” peludo como un lobo, y con un antifaz metálico.

En la parte trasera vemos una imagen de la tarjeta y algunas de sus principales características:

Dentro de la caja encontraremos la tarjeta metida en espuma de embalar bastante densa, lo que la aisla de cualquier golpe que pudiera recibir la caja. A su vez, nos viene un CD de drivers.

Una vez sacamos la tarjeta de la caja, ésta es la imagen que se nos presenta:

La vista es francamente espectacular. Lo primero a destacar es que esta tarjeta emplea un disipador tan ancho que ocupa dos ranuras de expansión en la placa base.

En la foto podeis ver la anchura de la tarjeta y una de las heatpipes que evacúan el calor del núcleo hacia el disipador.

Aquí podeis ver a lo que me refería cuando hablaba de la anchura. Ésta anchura no es problemática si teneis una sóla tarjeta, pero si tienes dos en SLI podríais tener un serio problema de espacio si tuvierais más tarjetas de expansión en el sistema.

Como he comentado, la tarjeta soporta SLI y aquó podeis ver el conector, que se haya situado en la parte superior de la tarjeta.

En la anterior foto podeis ver el conector de alimentación de la tarjeta gráfica. A diferencia de su hermana mayor, la 8800GTX, la 8800GTS emplea sólo un conector de 6 pines; sin embargo, Nvidia recomienda para alimentar esta tarjeta una fuente de al menos 450W y que sea capaz de suministrar 20A en el canal de 12V.

Aquí podeis ver el enorme ventilador de tipo centrífugo que emplea Nvidia para suministrar aire al disipador. En funcionamiento, el ventilador mantiene constantes las rpm y es ligeramente rumoroso, sin llegar a ser molesto. Resulta curioso que, aunque hay informes que afirman que esta tarjeta llega sin problemas a los 80ºC, en mis pruebas y con una temperatura ambiente de 22ºC, yo no he visto el núcleo pasar de 75ºC, y éso tras una sesión intensiva de pruebas, lo normal es que se estabilizara en 72-73ºC, aunque es muy posible que con la llegada del verano sí vea como esta tarjeta alcanza esas temperaturas. Aún así, 80ºC no es demasiada temperatura para este núcleo. Thermalright acaba de lanzar al mercado un disipador específico para esta tarjeta denominado HR-03+.

En la zona frontal encontramos unas branquias cuya función no resulta muy aparente. En mi opinión, hubiera sido mejor eliminarlas y que todo el aire caliente generado por la gráfica hubiera salido fuera, ya que de esta manera, una parte se pierde en el interior de la caja.

En esta toma podemos ver al fondo de la imagen, como el disipador tambien refrigera el chip HDCP de la placa base. Éste chip es el que nos permitirá visualizar contenido en HD (como HD-DVD y BR) sin perder calidad siempre y cuando nuestro monitor tambien incorpore uno de estos chips.

Es apreciable en esta foto que los módulos de memoria van todos cubiertos con almohadillas térmicas para facilitar su refrigeración.

Si quitamos la cubierta del disipador, ésto es lo que podremos ver:

Vemos que la tarjeta es bastante grande, con el disipador ocupando 2/3 de la misma. Como comparación, os pongo la siguiente foto donde la podeis ver en comparación con un Nokia N91:

En la anterior foto podemos observar el enorme disipador. Se parece mucho al que emplea Thermaltake en el ND1 del que hice hace relativamente poco una review para el foro, aunque éste es más sencillo.

Dejémonos de fotos y pasemos a los resultados de las pruebas.

CONFIGURACIÓN Y TESTEO.

La configuración de hardware empleada para el testeo de esta tarjeta gráfica es la siguiente:

  • Procesador Intel Core2 Duo E6600.
  • Disipador Tuniq Tower 120.
  • Placa base Asus P5B Deluxe.
  • RAM 2x1GB Team eXtreem DDR2-800 4-4-4-10
  • Creative X-Fi Fatal1ty.

Pero… ¿Con qué lo comparo? Dado que esta es mi primera review de una tarjeta con el nuevo sistema, no tengo nada con que compararlo. Aún así, he decidido que, si bien sería como comparar peras con manzanas, haré la comparación con la antigua 7800GTX para que resulte evidente el salto de prestaciones entre un sistema y el otro. Tened en cuenta que algunos juegos se han caído de los tests y otros han aparecido nuevos porque he pensado que sería bueno para la comparativa. De la mísma manera, os recuerdo que todos los juegos se testean empleando FRAPS y con la con todas las opciones de calidad al máximo. Tambien he iincluido dos nuevas resoluciones (1680×1050 y 1920×1200 dpi) que serán útiles a aquellos poseedores de monitores en formato panorámico. Empecemos primero con los tests sintéticos.

3DMark 2005.

La primera y en la frente para la 7800GTX… El aumento de prestaciones es, simplemente, asombroso. Incluso a 1920×1200 dpi, la 8800GTS consigue sobrepasar la marca de los 10.000 3DMarks.

Cuando metemos el anti alising en la ecuación, podemos ver un descenso en prestaciones significativo en las resoluciones más altas.

3DMark 2006.

3DMark 2006 no sólo testea la tarjeta gráfica si no también el procesador, el cual también es una parte importante de la experiencia de juego. Dado que mi antiguo sistema empleaba un Athlon64 3.700+, cloqueado a 2.8Ghz (single core), en este test podemos ver también la influencia de tener un procesador con dos núcleos, que hacen que las diferencias entre ambas tarjetas se agranden.

Una ventaja que tiene la 8800GTS sobre la 7800GTX es que permite la aplicación de anti alising cuando empleamos el HDR, algo que hasta ahora estaba sólo disponible en las tarjetas Radeon de AMD.

Empecemos a jugar un rato;).

Call of Duty 2.

Este es uno de los nuevos juegos que he incorporado a la batería de tests, ya que incluso para los estándares actuales es muy intensivo. Es fácil apreciar la enorme potencia gráfica de esta tarjeta. Ni una sola vez titubea en este título que siempre ha sido muy estresante para las tarjetas de Nvidia. Incluso a 1920×1200 dpi, la tarjeta ni se inmuta.

De nuevo (y ya empiezo a repetirme), la 8800GTS demuestra de lo que es capaz su nueva arquitectura interna (y éso que se trata de juegos basados en DX9). Sólo 1920×1200 dpi hace que la tarjeta baje su rendimiento por debajo de 50fps pero en ningún momento da tirones.

Company of Heroes.

Company of Heroes es un juego de estrategia en tiempo real que emplea una vista cenital, aunque tiene la característica de poder acercar bastante la cámara a la acción. La 7800GTX se defiende bien en este juego siempre y cuando no acerquemos demasiado la cámara, momento en que empezará a dar tirones. Con la 8800GTS no tendremos ese problema en ningún momento: Siempre nos irá fluida la acción, ya sea desde lejos o desde cerca.

Como en el caso anterior, incluso a 1920×1200 dpi, la 8800GTS es capaz de mover el juego a la mísma velocidad que la 7800GTX a 1024×768 dpi, lo cual es todo un logro.

Dark Messiah of Might and Magic.

Otro de los nuevos juegos incorporados a los tests. Resulta curioso observar por el escalado de los resultados que parece que en el test lo que más limita es el procesador y no la gráfica.

De nuevo, la misma tendencia que en el gráfico anterior: En las resoluciones más bajas nos encontramos muy limitados por la potencia del procesador, aunque una vez que subimos la resolución, ese factor deja de ser determinante y lo es más la gráfica.

F.E.A.R.

F.E.A.R. Sigue siendo el mata tarjetas que ha sido siempre desde que salió… Bueno, ahora ya no tanto si miramos los gráficos. De hecho, este gráfico tiene algo de truco, ya que mientras la 7800GTX se probó sin soft shadows (porque si no, no había manera de mover el juego), la 8800GTS sí se ha probado con soft shadows y, aún así… Fijaos el vapuleo soberano que le da a la 7800GTX.

Con anti alising, la 8800GTS es jugable incluso a 1920×1200 dpi sin ningún problema.

The Elder Scrolls 4: Oblivion.

Oblivion ha seguido el mísmo camino que F.E.A.R: Ha pasado de ser un mata tarjetas a ser “otro juego más” dada la potencia de la 8800GTS.

Como he comentado antes, la 8800GTS es capaz de hacer funcionar el anti alising junto con el HDR, lo cual es el motivo por el que en el gráfico no aparecen los valores de la 7800GTX (que es incapaz de hacerlo). Sinceramente, una vez que veais Oblivion con AA y HDR, el resto de juegos os parecerán una porquería.

Quake 4.

El último de los juegos que vamos a probar y tambien una de las nuevas incorporaciones. Aunque está basado en el motor gráfico del Doom 3, este motor se ha mejorado bastante pero, aún así salta a la vista que es pan comido para la 8800GTS, que se lo merienda de una sola vez.

Vemos que el anti alising crea un descenso muy grande en prestaciones entre las resoluciones de 1024×768 y 1280×1024 dpi, aunque después el juego escala bien a medida que subimos la resolución.

OVERCLOCKING.

Para clockear esta tarjeta, he empleado el RivaTuner 2,0, que en esta versión soporta la serie 8800 (en la anterior edición la soportaba sólo parcialmente) y, señores… Qué pedazo de overclock!!! Partiendo de una frecuencia base de 500Mhz (core)/ 1,600Mhz (GRAM) he alcanzado la velocidad de 651Mhz/1,914Mhz.

En esta captura del RivaTuner, previa a conseguir el máximo overclock, podeis ver los tres relojes de la placa (memoria, núcleo y shaders) y el salto que dan los relojes cada 23Mhz de subida de núcleo (salto que empezamos a ver con el lanzamiento de la serie 7 de Nvidia). Podéis ver también el momento en que paso de un valor de overclock a otro y el momento en que empiezo a testear el nuevo overclock (marcado por la bajada grande de temperaturas en el núcleo y por el salto de frecuencias que antes he mencionado).

¿Y en cuánto se traduce ésto? Bueno, he aquí los resultados del 3DMark 2005 y 2006 a máxima resolución.

Los resultados son más que apreciables en ambos tests aunque no nos dejan lo suficientemente cerca del rendimiento de la 8800GTX. Aún así, los cerca de 6 fps extra que nos proporciona este overclock nunca vienen mal;).

CONCLUSIONES.

Nvidia ha vuelto a ponerse la corona de “Rey de las prestaciones” en el muy disputado campo de batalla que son las tarjetas gráficas y XFX sigue su tradición de sacar sólo lo mejor para los entusiastas del Hardware. Ahora, XFX ha sacado nuevas versiones de esta tarjeta (tanto las XXX como las Extreme) que vienen con overclock de serie, lo cual siempre facilita las cosas. Sin embargo, he de comentar que comprarse esta tarjeta para emplearla a resoluciones inferiores a 1920×1200 dpi es un poco desperdiciar el dinero, sobre todo si nuestro monitor no soporta más allá de 1280×1024 dpi. Ahora bien: Si teneis un monitor capaz de esas resoluciones, no querreis ninguna otra tarjeta, no sabeis lo maravillosos que se ve cualquier juego a 1920×1200 dpi 4xAA/8xAF.

Pros:
1.Prestaciones de infarto.
2.Todo lo que un gamer necesita, si no puede permitirse la 8800GTX.
3.Magnífica capacidad de overclock.

Contras:
1.Cara, no al alcance de todos.

Decir que estoy encantado con la tarjeta sería quedarse muy corto y, por tanto, le entrego:

LA BENDICIÓN DEL GURÚ CATEGORÍA DE ORO

Agradecimientos: Quiero dar las gracias a Paco, Director General de Coolmod (que tanta paciencia ha tenido conmigo), por suministrarme esta tarjeta gráfica y recordad que en www.coolmod.com encontrareis las últimas novedades en hardware a excelentes precios.

Compártelo. ¡Gracias!