ECS Liva Z Plus

A principios de 2017, ECS sacaba al mercado su ECS Liva Z que tuvimos oportunidad de analizar. En aquella época era Apollo Lake el gran protagonista y los resultados fueron ciertamente prometedores. Cinco meses después vuelve EliteGroup con un nuevo Mini PC de la mano, como es habitual, de Intel y en esta ocasión se presenta con un procesador Kaby Lake UCFF (Ultra Compact Form Factor). Ahora vamos a conocer a sus sucesor, el ECS Liva Z Plus.

Kaby Lake-U se puede considerar un proceso de fabricación de 14 nm mucho más maduro de lo que en su momento significo Apollo Lake. Si a eso le sumamos la gran aceptación que han supuesto este tipo de PCs ultra compactos por su facilidad de uso y tamaño que le hacen apto para cualquier hogar, la ecuación parece que va a dar como resultado un gran éxito de ventas. Por otro lado, el número de fabricantes que han adoptado este tipo de PCs en su catálogo de productos es brutal, a ECS debemos sumarle MSI con sus Cubi, Gigabyte con sus Brix y un largo etcétera. Esa eclosión en el número de PCs ultracompactos acerca a los usuarios con menos conocimientos y menos poder adquisitivo a poder montarse un PC bastante decente por un precio muy contenido.

Pero vamos a hablar de ECS y de su Liva Z Plus para lo cual vamos a empezar con sus

ESPECIFICACIONES 

Por supuesto las extraemos de su página web y ya podemos tener una primera aproximación de que nos ofrece Elitegroup con su nuevo Mini PC.

Con unas dimensiones mínimas, el número de funcionalidades que este dispositivo nos ofrece son simplemente espectaculares incluyendo conexiones de video HDMI y Mini DP para poder reproducir vídeo en formato 4K y un gran número de conexiones de almacenamiento como puertos USB 3.0 y 3.1 incluyendo los nuevos puerto de tipo C. A parte la conectividad de red es francamente espectacular con sus dos conexiones RJ45 Gigabit Ethernet y la tarjeta Wireless que el Mini PC trae de serie.

ANÁLISIS EXTERNO. EMBALAJE Y ACCESORIOS

El aspecto externo del embalaje es exactamente igual al ya utilizado en su momento para el ECS Liva Z. Estamos ante una caja cuadrada enmarcada dentro de una cubierta de cartón negra que se desliza y nos da acceso al paquete. En la parte frontal tenemos una imagen del Mini PC junto con el nombre y el modelo del mismo en la que destaca la palabra Plus que es la que diferencia al Mini PC del antiguo ya ECS Liva Z ya lanzado al mercado en el mes de febrero.

En dos de los laterales podemos encontrar más información. En uno de ellos tenemos las especificaciones del dispositivo y la otra está rematada con una etiqueta con los datos de identificación del dispositivo.

Quitamos la cubierta y accedemos directamente a la caja que contiene el propio Mini PC así como la fuente de alimentación, el cable de alimentación y el soporte VESA. A simple vista solo podemos apreciar el Mini PC que viene muy bien encajado para evitar que se pueda mover y dañar durante el transporte y además viene protegido dentro de una bolsa de plástico para evitar posibles arañazos.

Pero si quitamos la cubierta de cartón negro que hay en la propia caja ya podemos ver, en bolsas individuales, la Fuente de alimentación, el propio cable de alimentación y el soporte VESA con sus correspondientes tornillos para instalar el Mini PC en la parte de atrás de un monitor, por ejemplo.

Cuidado con el cable de alimentación que no tiene la conexión española y debemos comprar un adaptador para dicha conexión. No sabemos si el Liva Z Plus, que viene de Taiwan, llegará al mercado español con el adaptador incorporado pero desde luego la muestra que nos ha llegado para review no lo incluía.

En cuanto a la fuente de alimentación es externa y está fabricada por FSP Group que ya tiene una dilatadísima experiencia en la fabricación de PSUs. La longitud del cable es lo suficientemente larga para poder llegar con el dispositivo a un enchufe lejano.

Como podéis apreciar en la etiqueta de la propia fuente, es capaz de entregar 65 Watios (3,42 Amperios x 19 voltios), más que suficiente para un dispositivo con un consumo mínimo.

ANÁLISIS EXTERNO. EL MINI PC

El diseño del Liva Z Plus recuerda mucho al del original Liva Z presentando un diseño cuadrado y compacto aunque con los bordes redondeados que suavizan la estética del Mini PC. Si bien entre los materiales utilizados para la cubierta predomina el plástico, el aspecto externo del dispositivo es bastante elegante. La parte superior del Mini PC es muy sencilla, sin estridencias y con un único detalle en el que destaca el circulo amarillo que rodea al nombre del modelo, “LIVA”, y una serie de líneas curvas concéntricas de color gris que parten de dicho circulo amarillo.

La parte inferior es también muy sencilla y en ella encontraremos los dos agujeros para poder atornillar el soporte VESA y encontraremos toda la información útil sobre el dispositivo como modelo del dispositivo, alimentación, fecha de fabricación e incluso número de serie.

Vamos a la parte de delante, donde se encuentra el botón de power, y en la cual ya podemos encontrar las primeras conexiones. De izquierda a derecha tenemos el botón de encendido, tres puertos USB 3.1 de tipo A y un puerto 3.0 de tipo C junto con una conexión para auriculares.

En la parte trasera podemos disfrutar de dos puertos de video ( Mini DisplayPort y HDMI 1.4) y dos puertos de red  RJ45 Gigabit Ethernet, y por último, a la derecha del todo, la conexión de alimentación

En los laterales no hay nada reseñable, pero sí aprovecha ECS para poner rejillas de ventilación a ambos lados para facilitar el flujo de aire en el interior del Mini PC. Mientras uno de los laterales permite la entrada de aire fresco desde el exterior, el otro actúa expulsando el aire caliente que se genera en el interior.

ANÁLISIS INTERNO

Acceder al interior es francamente sencillo. Simplemente quitar cuatro tornillos y ya podemos abrir la tapa desde donde podemos ver la placa del Mini PC. Y para los que no quieren complicaciones, solo con levantar la tapa ya tenemos acceso a las partes extraibles del Mini PC como es el caso del disco M.2 o de las memorias SODIMM DDR4. Y la primera sorpresa, positiva por supuesto, es que el Mini PC ya viene preparado para enchufar y funcionar pues viene con un módulo de 4 Gb DDR4 y un disco M.2 ambos de la marca Transcend.

Pero a nosotros nos gusta complicarnos más la vida y para hacer un análisis exhaustivo de este Liva Z Plus debemos extraer la placa del dispositivo para conocerla más a fondo. Igualmente, aunque está ajustada al milímetro, si ponemos cuidado podremos sacarla con suma facilidad.

En la parte principal de la placa encontramos varias partes importantes que conviene analizar.

En primer lugar, podemos encontrar las dos ranuras para memorias SODIMM DDR4. Por supuesto Kaby Lake permite dual channel y en este caso, nuestro Mini PC soporta hasta 32 Gb de memoria DDR4 en dos módulos de 16 Gb. La memoria está configurada para trabajar, por defecto, a 2133 Mhz.

ECS nos incluye de serie un solo módulo de memoria RAM DDR4 de 4 Gb a 2400 Mhz.

Igualmente tenemos un conector SATA M.2 2242. Es una pena que solo admita el factor de forma  de 40 mm porque la oferta del mercado viene limitada a ese factor de forma aunque es cierto que en Mini PC compactos como estos, es difícil encontrar espacio para discos M.2 de mayor tamaño. Si extraemos el disco de su conexión M.2 encontramos, justo debajo, la tarjeta WIFI para dar cobertura inalámbrica al dispositivo.

Hemos extraido el disco SATA M.2 y la tarjeta de red Wireless.

El disco SATA M.2 2242 que pone de serie ECS es un Transcend de 128 Gb modelo TS128GMTS400 con memoria flash NAND MLC.

Por otro lado, la tarjeta BT+WIFI inalámbrica es de Intel y el modelo es el AC-8260.

Poco más que destacar en esta parte de la placa donde encontramos la batería del propio dispositivo.

Damos la vuelta a la placa y nos encontramos con la parte más importante, que no es otra que la zona que alberga el procesador. En este caso, lo que le diferencia con el Liva Z que llevaba un procesador Apollo Lake, en este caso el Liva Z Plus monta la nueva plataforma KabyLake-U. Esta elección ya significa que ECS tiene que tomar una importante decisión, pues si con un Apollo Lake (cuyo TDP era de 6W) era más que suficiente con un sistema de refrigeración pasivo, con Kaby Lake-U (TDP de 15W), ECS se ha visto obligado a incorporar un ventilador para buscar una óptima refrigeración.

El ECS Liva Z Plus viene con 4 posibles variantes en cuanto a procesador se refiere. Un Celeron 3965U, un Core i3-7100U, un Core i5-7200U y un Core i5-7300U. Este último, el tope de gama, es el que ECS nos ha cedido para análisis. Por cierto, de los cuatro procesadores, solo el 7300U incorpora la tecnología vPro de Intel que le confiere ese plus de seguridad a la plataforma. Y como os hemos dicho anteriormente, el paso de Apollo Lake a KabyLake-U condiciona el sistema de disipación.

El Sistema de refrigeración del SOC es bastante tradicional aunque eso no quita que sea bastante difícil de implementar en un PC de tan pequeñas dimensiones. El bloque que está en contacto con el SOC es de cobre y transmite el calor a un disipador de calor típico de aletas a través de un tubo de cobre.

Lo que no me gusta en absoluto, y es un defecto del que adolecen muchos fabricantes, es el excesivo uso de pasta térmica que utilizan. Desde mi punto de vista, el uso de la pasta térmica se debe limitar a una finísima capa para optimizar la transmisión del calor desde el procesador hacia el disipador de calor. Y una vez hecha esta breve reseña, aprovechamos para poneros una foto del SOC que en este caso hablamos del Core i5-7300U un procesador con dos núcleos y cuatro hilos con una frecuencia base de 2,6 Ghz con un modo Boost de hasta 3,5 Ghz. La GPU integrada es una Intel HD Series 620 con soporte 4K. El consumo de este procesador es de 15W, lo que obliga a la utilización de un ventilador adicional junto con el sistema de disipación.

Y el ventilador que usa ECS para poder disipar el calor generado por el propio SOC se encuentra unido a la tapa superior del Mini PC mediante 3 tornillos. Gracias a dicha disposición, está en contacto directo con el disipador de calor.

Terminando con el SOC y el propio sistema de refrigeración, os dejamos una foto con el propio sistema de alimentación del SOC en el que podéis encontrar bien diferenciadas las fases de alimentación.

encontramos algunos chips importantes que cabe destacar. Los dos puertos Gigabit Ethernet RJ45 están controlados por un Realtek 8111H y un Intel i219-LM. Si os fijáis, ambos chips están flanqueados por dos SWAPNET NS692417  cuya función principal es actuar de aislantes de las interferencias EMI que podrían afectar a la limpieza de la señal de ambas conexiones LAN.

Si continuamos haciendo un breve repaso por la parte de la placa que alberga al SOC podemos encontrar el propio chip de audio escondido debajo de una etiqueta adhesiva. El chip de audio también viene de la mano de Realtek y se trata de un ALC283.

TESTEO

Las pruebas se han realizado respetando totalmente la configuración de hardware que viene de fábrica, incluso en el tema de las memorias DDR4 en las que tenemos un solo módulo rompiendo el dual channel. El sistema operativo utilizado para las pruebas es el Windows 10 Pro y aquí hay que hacer una salvedad importante. Aunque es obvvio que se pueden instalar otros Sistemas operativos, EliteGroup deja claro en su web que solo da soporte sobre configuraciones con Microsoft Windows.

Las comparaciones vamos a realizarlas fundamentalmente con el anterior modelo, el ECS Liva Z, que montaba un Apollo Lake con lo que el consumo es inferior pero el rendimiento debe ser ostensiblemente peor. Igualmente hemos querido incluir en la comparación el Gigabyte Brix GB-BSi7HT-6500 que incorpora un SkyLake-U Core i7-6500U que es justo el paso anterior a KabyLake-U pero que monta un i7 en lugar del i5 que monta este nuevo ECS Liva Z Plus.

Comenzamos, como siempre, conociendo un poco más a fondo las características del ECS Liva Z Plus mediante los datos obtenidos por CPU-Z

Poco que decir que no hayamos dicho ya del Core i5-7300U que con sus 15 W de TDP no es especialmente exigente en cuanto a energía se refiere aunque ECS ha optado por incluir un pequeño ventilador sacrificando el silencio absoluto del dispositivo en favor de una mejor temperatura. La frecuencia ya es la máxima en modo turbo. El único módulo de memoria nos limita a hacer las pruebas en Single Channel y con la frecuencia estándar de 2133 Mhz.

PRUEBAS DE CPU

Aida64

Con esta prueba vamos a conocer el rendimiento de la memoria DDR4 Transcend que ECS incluye en su  Mini PC Liva Z Plus. La memoria está a frecuencia estándar de 2133 Mhz aunque la frecuencia del fabricante es de 2400 Mhz.

Esta gráfica que os mostramos es muy significativa porque representa tres casos diferentes, Los resultados del ECS Liva Z representa el uso de la memoria en single channel con memoria DDR3L, los resultados del ECS Liva Z Plus representa el uso de la memoria con memoria DDR4 (donde se pueden comprobar incrementos en el rendimiento de la lectura y escritura de más del 50% pero resultados similares en cuanto a copia) y los resultados del Gigabyte Brix BSi7HT-6500 en los que se muestran cifras de dos módulos de memoria DDR4 en dual channel. Sin duda la importancia de respetar el dual channel en este tipo de dispositivos es espectacular pues el incremento en el rendimiento de la memoria es de más de un 100%. Si tenéis oportunidad de comprar este Mini PC, es más que aconsejable poner dos módulos de memoria en dual channel porque la mejoría en el rendimiento de las memorias es espectacular.

Cinebench R15

Aquí podemos medir el rendimiento del procesador y de la GPU con pruebas de renderizado.

Los resultados hablan por sí solos. El ECS Liva Z instala un Celeron Apollo Lake N3350 y no puede competir, como os hemos comentado muchas veces, con los i3, i5 o i7 de Intel. Juegan ligas totalmente diferentes. Entre el Brix de Gigabyte, que monta un i7-6500U (Skylake-U) y el ECS Liva Z Plus que monta un i5-7300U (KabyLake-U) las diferencias son realmente pequeñas.

El dato que sí me ha llamado la atención es el resultado de Cinebench OpenGL teniendo en cuenta que el ECS Liva Z Plus monta un Intel HD Graphics 620 y el Gigabyte Brix un Intel HS Graphics 520. Los resultados deberían ser favorables al ECS Liva Z plus aunque otros factores han podido haber influido. En cualquier caso, el rendimiento gráfico lo veremos mejor en las pruebas 3D y ahí tendremos oportunidad de confirmar el rendimiento de ambas tarjetas integradas y saber si el incremento en el rendimiento del Brix es una simple anécdota. Lo que sí está claro es que ninguno de los dos Mini PCs están diseñados para juegos exigentes aunque sí para la reproducción sin problemas de vídeos 4K.

 

Wprime

Con este test vamos a conocer el rendimiento del procesador con el cálculo de los números primos. Recordad que este es el mejor bench probablemente en cuanto mide el rendimiento del procesador en conjunto.

 

Como era de esperar, el inferior rendimiento de un celeron al lado de los i3, i5 e i7 es escandalosa. Y las diferencias entre el ECS Liva Z Plus y el GB Brix son prácticamente imperceptibles aunque KabyLake-U, aún tratándose de un i5, es algo mejor que un SkyLake-U.

Aida 64 GPGU

Volvemos con Aida pero esta vez para medir el rendimiento de la iGPU del ECS Liva Z Plus. Recordad que es la propia GPU integrada que, como podéis observar en el pantallazo de la propia prueba se trata de un Intel HD Graphics 620. Justo debajo del resultado de la HD Graphics 620 del ECS Liva Z Plus tenéis la Intel HD Graphics 500 del ECS Liva Z. Los resultados hablan por sí solos. Tanto los resultados de la prueba de la GPU (columna de la izquierda) como de la CPU (columna de la derecha) son bastante abultados.

Con el ECS Liva Z Plus (Core i5-7300U + Intel HD Graphics 620)

Con el ECS Liva Z (Celeron N3350 Apollo Lake-M + Intel HD Graphics 500)

Con esta prueba de la GPU pasamos a realizar las pruebas de rendimiento 3D en el que se pone de manifiesto el rendimiento de la propia gráfica.

RENDIMIENTO 3D

En el caso del ECS Liva Z no vimos conveniente hacer pruebas 3D con Fire Strike sabiendo que la puntuación iba a ser ridícula y nos fuimos directamente a Sky Diver. En este caso con el ECS Liva Z Plus hemos optado por hacer la prueba de Fire Strike (No Extreme ni Ultra, por supuesto) y los resultados han sido los siguientes:

Como es de imaginar, ningúna configuración con GPU integrada es capaz de poder “correr” juegos con cierta soltura y estos datos nos lo demuestran. Los resultados con Sky Diver han sido los siguientes:

Y la comparación con el ECS Liva Z habla por sí sola.

Aunque suponíamos los resultados hemos querido saber como funcionaría la Intel HD Graphics 620 con DirectX 12, confirmando el Time Spy que los resultados son muy pobres.

Y las pruebas de realidad virtual del propio simulador de Steam confirmando, como estábamos seguros de ello, de que la gráfica integrada del procesador no es apta.

 

PRUEBAS DE DISCO

Las pruebas de disco se han hecho, como tiene que ser, con el propio disco que EliteGroup incluye en el propio Mini PC. No es un disco especialmente rápido pero con sus 128 GB si tapa una de las carencias del antiguo modelo EMMC integrado que pusieron en el antiguo ECS Liva Z y es que era de 32 GB, que es una capacidad a todas luces insuficientes para cualquier PC de hoy en día. El disco que incluyen es de la marca transcend y para los curiosos, el modelo es el TS128GMTS400 del cual ya os hablábamos al principio del análisis.

Los resultados con CristaDiskMark han sido los siguientes, que se trata de unos resultados bastante buenos y a la altura de un buen Mini PC como este Liva Z Plus.

 

CONCLUSIÓN

Sin duda el tamaño es su principal ventaja. Te puedes plantar con él en cualquier sitio y sin problema reproducir en 4K con cualquier televisión. Si a eso le sumas que el procesador es un KabyLake-U con un consumo mínimo y ya te incluyen un disco SSD M.2 de 128 Gb, la elección es perfecta si es lo que buscas. El único pero es la manía de los fabricantes de poner un solo módulo de memoria rompiendo la posibilidad de hacer dual channel. Al final convierten en una ventaja el que compres por separado dos módulos de memoria. Preferiría que cobraran 20-25 € más y te pusieran otro módulo SO-DIMM pero en fin, esto ya es una apreciación personal.

Otro de sus puntos fuertes es, sin duda, la conectividad. Hasta 4 puertos USB uno de los cuales es de tipo C te dan posibilidad de “pinchar” ratón, teclado e incluso algún dispositivo más. La única pega aunque entiendo que eso es inevitable por el tamaño del dispositivo es que los puertos USB están demasiado “pegados” y hace que algunas conexiones interfieran con otras si el conector USB del dispositivo es ancho. Además dos conexiones RJ45 y una tarjeta WIFI+BT dan el toque de conectividad de red perfecto.

Si buscas un PC de gama media para trabajar con él o incluso como HTPC para reproducir todo tipo de vídeos, sin duda este Liva Z Plus es una opción muy a tener en cuenta. Por supuesto descartamos jugar, pero ese es un precio que hoy en día debemos pagar con Mini PCs en los que no cabe una GPU dedicada.

Por otro lado las temperaturas fueron bastante buenas. El sistema de disipación hace su trabajo de una forma eficaz aunque en ese sentido, su hermano pequeño, el Liva Z, le gana la partida. Por otro lado incluso en momentos de carga el Mini PC se presentaba muy silencioso incluso a pesar de estar en plena carga.

Con la unidad en stock, las temperaturas se encuentran en 43º, una temperatura muy alta para PCs de sobremesa pero bastante contenida para Mini PCs que apenas cuentan con espacio para refrigerar.

En plena carga y, aunque siendo preocupante estar en torno a 75-80º, creo que nunca vamos a poner el dispositivo en plena carga y aún siendo así, el margen o TJ Máximo está en 20-25º de horquilla o margen.

 

VENTAJAS

  • Reproducción de contenido 4K
  • Refrigeración y silencio correctas gracias a su mínimo consumo
  • Gran número de conexiones tanto de red como de vídeo
  • Memoria y disco incluidos lo que le convierte en un dispositivo completo y totalmente operativo

INCONVENIENTES 

  • Un solo módulo de memoria que rompe el dual channel (hubiera preferido 2×2 Gb o incluso 2×4 Gb por un poco más de precio)
  • La gráfica dedicada es una limitación para sacar el provecho a un buen procesador
  • El precio se escapa un poco de algunos bolsillos

 

Compártelo. ¡Gracias!