CORSAIR ONE i300, review: PC gaming TOP en formato compacto

A la hora de comprar un PC, no todo el mundo quiere complicarse la vida montando un equipo por piezas, con el que por norma general obtendrás unas mejores prestaciones y se adaptará mejor a tus necesidades. Para eso están los equipos OEM, pero la gran desventaja de estos es que, generalmente, al venir pre montados utilizan componentes de baja calidad (especialmente la fuente de alimentación y la disipación de calor). Conscientes de ello, desde hace tiempo tenemos en el mercado la familia ONE de CORSAIR, equipos compactos pre montados pero con componentes de la mejor calidad y que poco o nada tienen que envidiar a los equipos montados por piezas. En el día de hoy os presentamos nuestro análisis de la última iteración de esta familia, el CORSAIR ONE i300, que equipa la última generación de procesadores de Intel (Alder Lake-S), de gráficas de NVIDIA, y de memoria RAM (DDR5).

Y es que con este ONE i300, CORSAIR no ha querido «andarse con chiquitas» y ha puesto toda la carne en el asador, ya no solo por incorporar todas las últimas tecnologías disponibles a fecha de hoy, con hardware de gama alta y con calidades fuera de toda duda, sino que ha aprovechado su amplísima experiencia en el mercado para integrarlo todo en un formato bastante compacto pero que, al contrario de lo que suele suceder en este tipo de PC, no sufre problemas de temperatura gracias a la incorporación de sus propios sistemas de refrigeración líquida.

Estamos por lo tanto ante unos equipos de la gama más alta posible y que portan los más altos estándares de calidad, por lo que no debería extrañaros cuando os digamos que su precio es también poco apto para los usuarios de a pie: el CORSAIR ONE i300 que vamos a analizar en el día de hoy es el tope de gama de la familia, y su precio es de nada menos que 5.099,99 Euros.

Índice

CORSAIR ONE i300: especificaciones técnicas

Specs CORSAIR ONE i300

 CORSAIR ONE i300
Factor de formaMini ITX
Placa baseIntel Z690
ProcesadorIntel Core i9-12900K
Memoria RAM2x32 GB CORSAIR Vengeance DDR5 4.800 MHz
Tarjeta gráficaNVIDIA GeForce RTX 3080 Ti
Almacenamiento2 TB NVMe PCIe 4.0
Fuente de alimentaciónCORSAIR SFX 750W 80 Plus Platinum
RefrigeraciónRefrigeración líquida (CPU y GPU)
ConectividadEthernet 2.5G
WiFi 6E
Bluetooth 5.0
Puertos (frontal)2x USB 3.1 Gen 1
1x USB 3.2 Gen 2 (Type-C)
1x Minijack combo 3.5 mm
Puertos (parte trasera)2x Thunderbolt 4
2x USB 3.2 Gen 2
4x USB 3.2 Gen 1
Audio HD 7.1
RJ-45 (2.5GbE)
3x DisplayPort
1x HDMI
Dimensiones380 mm × 176 mm × 200 mm
Peso7,18 Kg

Como podemos ver, estamos ante todo un portento en cuanto a especificaciones de hardware se refiere. Con su CPU Intel Core i9-12900K tenemos garantizado que podremos tanto jugar como trabajar sin ninguna traba o cuello de botella en lo que a procesador se refiere, algo que se ve acrecentado por el uso de nada menos que 64 GB de memoria RAM DDR5, en este caso firmadas por la propia CORSAIR (gama VENGEANCE) y 2 TB de almacenamiento (también de CORSAIR) SSD PCIe 4.0 para la máxima velocidad.

En este caso, tal y como hemos comentado antes estamos ante el modelo tope de gama, que monta una RTX 3080 Ti, una tarjeta gráfica ideal para poder jugar a cualquier juego actual a resolución 4K sin el menor problema. Además, cabe mencionar el hecho de que CORSAIR integra nada menos que dos sistemas de refrigeración líquida (de 240 mm para la CPU y de 360 mm para la GPU), manteniendo a buena temperatura de forma individual tanto la CPU como la GPU del equipo. Todo esto se alimenta con una fuente de alimentación de formato SFX de 750W con certificación de eficiencia 80 Plus Platinum.

En cuanto a la conectividad, el CORSAIR ONE i300 presume de incorporar la última tecnología, con LAN cableada 2.5 GbE y tecnología inalámbrica WiFi 6E, además de un amplio elenco de puertos USB 3.1 (tanto Gen 1 como Gen 2), tres salidas DisplayPort y una HDMI, por lo que es compatible de forma nativa con hasta 4 monitores de forma simultánea.

Con todo, estamos ante el modelo con configuración tope de gama tal y como ya os hemos mencionado antes, pero dentro de esta misma familia tenemos también otras opciones disponibles.

Opciones de configuración CORSAIR ONE i300

Como podéis apreciar, podemos cambiar el procesador por otros modelos algo más modestos de Intel e incluso con dos variantes Ryzen 9 de AMD. En cuanto a la gráfica, también podemos ahorrar cambiando la RTX 3080 Ti por su hermana pequeña, la RTX 3080, mientras que en cuanto a la memoria RAM podremos reducir la cantidad a 32 GB o incluso si escogemos otro procesador que no sea el Core i9-12900K del modelo que analizamos, podremos escoger RAM DDR4. De igual manera, podremos utilizar un SSD de menor capacidad (1 TB) y cambiar el sistema operativo si preferimos Windows 10 en lugar de Windows 11.

Para que os hagáis una idea, la opción más económica del ONE i300 monta un Core i7-11700K con 32 GB de RAM DDR4 a 3200 MHz, 1 TB de SSD y una RTX 3080 y tiene un precio de venta de 3.919,90€ (una opción similar con el Ryzen 9 5900X de AMD costaría 4.039,90€).

Unboxing y análisis externo

El CORSAIR ONE i300 viene embalado en una caja de cartón duro y color neutro de grandes dimensiones, en cuyo interior encontramos otra caja, ya sí con la estética habitual del fabricante. Con color negro de fondo, tenemos en el frontal y en ambos laterales sendas imágenes del ONE i300 de frente y en sus laterales, dejando para la parte trasera una foto a tres cuartos del dispositivo pero en pequeño tamaño, porque en este caso está acompañado de una pegatina que contiene las especificaciones técnicas principales.

En el interior tenemos unas enormes protecciones de poliestireno expandido, y retirando la superior podemos acceder a, literalmente, una bolsa con el logo de CORSAIR en cuyo interior tenemos el ONE i300. Esto ya no solo es un detalle porque te dan una bolsa, sino que hace muy cómodo sacar el PC del interior de sus protecciones, ya que pesa bastante, todo sea dicho.

Bolsa CORSAIR ONE i300

Como accesorios, CORSAIR incluye dos conectores de alimentación (uno europeo y otro americano), dos antenas para poder ponerle a la parte trasera del PC dado que incluye WiFi, y una pequeña cajita de color negro en cuyo interior encontramos panfletos relativos a la garantía y cumplimiento de normativas.

CORSAIR ONE i300 accesorios

Ya fuera de todo su embalaje y demás, aquí tenemos el CORSAIR ONE i300 en su parte frontal. Toda la carcasa de este PC es metálica para fomentar una mejor refrigeración pasiva, pero también lo dota de una gran robustez.

En esta cara frontal tenemos el botón de encendido en la zona superior (carece en este caso de botón de reset), y en la parte inferior tenemos dos puertos USB 3.0 Type-A, un USB-C, y un minijack de audio combo de 3.5 mm. No es la primera vez que analizamos un PC de la familia ONE de CORSAIR, y como la estética no ha cambiado ya sabéis que esas dos líneas laterales se iluminarán con el PC encendido.

CORSAIR ONE i300

Ambos laterales del equipo son exactamente iguales, y lo que encontramos es una rejilla que abarca casi toda la superficie. Si os fijáis, una de las cosas malas que tiene ese acabado metálico en color negro mate es que se notan bastante las huellas que dejamos con las manos al sujetar el aparato… nada que no se arregle con un trapo seco, realmente, pero hay que mencionarlo.

CORSAIR ONE i300

En la parte trasera es donde vamos a encontrar todas las conexiones. Comenzando por la zona inferior, tenemos la fuente de alimentación, con su conector para el cable de alimentación y su interruptor de encendido y apagado. Justo a su izquierda tenemos todas las salidas de vídeo de la tarjeta gráfica, que se conforman por 3 DisplayPort y 1 HDMI. Subiendo arriba, tenemos los puertos I/O de la placa base que incluyen 6 USB-A y 2 USB-C, y justo encima hay un pequeño botón de accionamiento mecánico que sirve para abrir la tapa superior, que veremos más adelante.

CORSAIR ONE i300

La parte superior del equipo está cubierta en su totalidad por una rejilla metálica de bastante grosor, tras la que encontraremos el ventilador principal del sistema. Esta rejilla es muy gruesa y bastante pesada, indicativo de que a su vez hace las veces de disipador pasivo.

CORSAIR ONE i300

En la zona inferior también tenemos parte de rejilla metálica pero solo en el perímetro externo, ya que en esta zona predomina un enorme pie circular de goma que ayudará a que el ONE i300 no se mueva de su sitio y que, a la vez, se absorban vibraciones. En pleno centro también tenemos una etiqueta identificativa.

CORSAIR ONE i300

Ya hemos visto el exterior de este equipo compacto, así que vamos a proceder a ver qué es lo que esconde en su interior.

Análisis interno, ¿qué hardware monta el CORSAIR ONE i300?

Tal y como comentamos hace un momento, en la parte trasera el CORSAIR ONE i300 cuenta con un botón de accionamiento mecánico, el cual nos permite liberar la tapa superior para acceder al interior. Al hacerlo, sacamos toda la pieza metálica a la que va atornillada un enorme ventilador de 140 mm que es el principal responsable de la refrigeración del equipo. Cuidado al hacerlo, por cierto, porque lógicamente el ventilador va conectado a un extensor y es recomendable sacarlo con cuidado y desconectarlo si quieres acceder al interior (no te olvides de volver a conectarlo antes de volver a cerrar).

CORSAIR ONE i300

Ahora, cada uno de los laterales se puede liberar retirando dos tornillos (cuatro en total para los dos laterales). En este lado, podemos ver la placa base fabricada por MSI pero personalizada para este equipo de CORSAIR, con un disipador de refrigeración líquida sin ventiladores. También aquí podemos ver los dos módulos de memoria RAM DDR5 sin disipador, un poco más escondido el SSD NVMe, y la fuente de alimentación SFX en la parte de abajo.

En esta zona tenemos un radiador pasivo de refrigeración líquida, en este caso de formato no estándar (es decir, no es ni de 120/140 ni de 240/280 mm).

CORSAIR ONE i300

En el lado opuesto es donde encontramos la tarjeta gráfica, en este caso una RTX 3080 Ti y que también está refrigerada por un sistema personalizado de refrigeración líquida, en este caso con un radiador algo más grande que el que vimos en el lado opuesto que era para la CPU. Además, aquí CORSAIR ha decidido integrar dos ventiladores de 92 mm de refrigeración activa para apoyar a mantener los otros componentes de la tarjeta gráfica, además de la GPU, a buena temperatura.

Aquí tenéis más de cerca el radiador de la refrigeración líquida de la GPU, más grande que el anterior perro nuevamente de formato no estándar.

CORSAIR ONE i300

Visto el equipo por dentro, vamos a proceder a ponerlo en marcha y ver qué tal funciona.

Así funciona el CORSAIR ONE i300

Como su nombre indica («ONE» = «UNO»), el equipo está pensado para usuarios que no quieran complicarse la vida y que quieran tener todo lo que necesitan en el mismo sistema y sin complicarse la vida. Por lo tanto, nada más encender el ONE i300 aparece el asistente de configuración de Windows 11, que viene ya pre instalado y por supuesto con licencia vitalicia, de manera que los usuarios que compren este equipo no tengan que preocuparse por nada.

Inicialmente, la iluminación del equipo está configurada en un tono azul claro bastante agradable, aunque como bien sabréis este equipo se puede configurar en su totalidad a través de iCUE, el software unificado de CORSAIR. Hemos de decir que durante las primeras horas de funcionamiento, los dos sistemas de refrigeración líquida que incorpora este equipo se han mostrado ligeramente rumorosos, pero pasadas 3-4 horas funcionando ya dejaron de hacer ruido y el equipo, en reposo, es casi inaudible (esto es normal, por los «vaivenes» del transporte y que le hemos dado se habrán producido burbujas en los circuitos y tienen que asentarse).

Tras la configuración inicial del sistema operativo Windows 11 (hay que mencionar que el equipo trae instalado iCUE de fábrica, así como varios accesos directos a sitios de ayuda de CORSAIR, e incluso un fondo de escritorio de la marca), lo primero que vamos a hacer es mostraros su configuración en iCUE

Como de costumbre, en la pantalla inicial se nos muestran los dispositivos CORSAIR conectados compatibles con el software, pero en este caso como era de esperar tenemos solo el ONE i300. A la izquierda también podemos ver algunas «escenas» pre configuradas que cambiarán la iluminación del equipo, mientras que debajo de esto tenemos algunos widgets mostrando información de sensores.

iCUE

En la primera pestaña, llamada Efectos de iluminación, tenemos efectivamente la configuración de la iluminación del equipo, en este caso consistente en 8 zonas LED RGB individuales. Como de costumbre, en la zona inferior tenemos multitud de efectos pre configurados que podemos seleccionar y modificar, aunque también tenemos la posibilidad de crear los nuestros propios.

iCUE

La siguiente pestaña es Iluminación de hardware, con un funcionamiento idéntico a la anterior pero aquí estaremos configurando el comportamiento de la iluminación cuando iCUE no esté activo, incluyendo cuando encendamos el PC.

iCUE

En la pestaña refrigeración, el software nos permite monitorizar y controlar el funcionamiento del ventilador principal (el que está en el techo) del equipo. Lamentablemente, no se permite modificar el funcionamiento de las dos bombas de refrigeración líquida, aunque sí podemos monitorizar su velocidad y la temperatura del líquido refrigerante de ambas.

iCUE

La pestaña Alertas, la penúltima, nos permite crear precisamente alertas. Por ejemplo, nosotros hemos configurado que si la temperatura del líquido refrigerante de la CPU sobrepasa los 70ºC, que todos los ventiladores se pongan al 100% y que, además, la iluminación se ponga de color rojo. Al llegar a 90ºC, hemos configurado que el equipo se apague.

iCUE

Finalmente, en la pestaña Configuración del dispositivo simplemente tendremos un acceso directo para actualizar el firmware del equipo, así como un control deslizante para poder modificar el brillo de la iluminación.

iCUE

Ya hemos visto cómo funciona y se configura este ONE i300 de CORSAIR, así que ahora llega la hora de la verdad y vamos a ver qué tal funciona en términos de rendimiento.

Pruebas de rendimiento

Como siempre, antes de someter al equipo a pruebas vamos a mostraros información sobre el mismo, empezando por CPU-Z que nos arrojará información sobre el procesador, la placa base y la memoria RAM.

CPU-Z

Tal y como mencionamos cuando vimos las especificaciones técnicas del aparato, estamos ante un procesador Intel Core i9-12900K de arquitectura Alder Lake-S de Intel, la última generación disponible en este momento. Viene acompañado de 64 GB en dos módulos de 32 GB cada uno DDR5 a 4.800 MHz.

En cuanto a la GPU, esta es la información que nos muestra GPU-Z.

GPU-Z

Aquí podemos ver la RTX 3080 Ti que incorpora este ONE i300, pero también la gráfica integrada Intel UHD Graphics 770 que, gracias a la tecnología NVIDIA Optimus, el equipo utilizará de forma automática cuando esté en reposo. A destacar que a pesar de que la placa base es de MSI, CORSAIR ha utilizado en esta ocasión una RTX 3080 Ti fabricada por Palit.

Visto el procesador y la gráfica, vamos a ver el SSD, y nada mejor que CrystalDisk Info para ello.

CrystalDisk Info

Como podemos apreciar, el equipo monta un SSD Samsung PM9A1 PCIe 4.0 de 2 TB de capacidad, y hemos de decir que nos resulta un poco preocupante ver que está a 55ºC incluso con el equipo en reposo. Luego veremos si la temperatura produce Thermal Throttling y si esto penaliza su rendimiento.

Vamos a empezar, ahora sí, con las pruebas de rendimiento, y comenzamos con el procesador a pesar de que ya hicimos análisis al Core i9-12900K en el momento de su lanzamiento y ya podemos hacernos una idea de qué rendimiento esperar. Para ello, a continuación podéis ver qué resultado hemos obtenido utilizando Cinebench en sus versiones R15 y R23.

¿Es bueno o malo este resultado? Para poneros un ejemplo, cuando analizamos el 12900K de forma individual en un PC de sobremesa de muy alta gama obtuvimos 4.043 cb en la versión R15 de este benchmark, una puntuación ligeramente más elevada que la que hemos obtenido aquí, posiblemente porque esté limitada por la temperatura de funcionamiento.

Siguiendo con la CPU pero extendiendo la prueba a la memoria RAM, este es el resultado que hemos obtenido en la prueba de rendimiento de Aida64.

Aida64

El rendimiento obtenido en cuanto a la caché del sistema es excelente y en línea con lo que podemos esperar de este procesador. En cuanto al rendimiento de la RAM, es sorprendentemente bueno teniendo en cuenta que la RAM que CORSAIR ha instalado en este equipo es DDR5 a 4.800 MHz, y los datos son iguales o incluso superiores (en Copia) a lo que obtuvimos con el 12900K y RAM a 5.200 MHz.

Veamos ahora, gracias a SuperPi, más sobre el rendimiento de la memoria RAM en este equipo. Estre benchmark obliga al procesador a calcular decimales del número Pi, en un proceso que no solo «tira» de CPU sino que es muy exigente con la RAM porque está intercambiando información con el procesador de forma constante.

SuperPi

El sistema ha sido capaz de calcular 32 millones de decimales del número Pi en poco más de 6 minutos y 9 segundos, en línea con los resultados que hemos obtenido anteriormente cuando hemos analizado memoria RAM DDR5, así que no hay ninguna pega al respecto. Desde luego, el instalar RAM a 4.800 MHz no podemos decir que haya sido un error, ya que no se nota ninguna pérdida de rendimiento con respecto a haber utilizado RAM de mayor velocidad.

Vamos ahora a ver qué rendimiento tiene ese SSD de Samsung, y nada mejor para ello que CrystakDisk Mark.

CrystalDisk Mark

Como mencionamos hace un momento, el SSD es un Samsung PM9A1, cuyas velocidades teóricas son de 7.000 MB/s de lectura y 5.200 MB/s de escritura, por lo que los resultados obtenidos son excelentes y prácticamente idénticos a lo que dice el fabricante. Además, el SSD no ha sufrido de Thermal Throttling durante la prueba, lo cual es una muy buena noticia.

Vamos a pasar ahora a pruebas que tienen más que ver con la tarjeta gráfica, y aunque también hemos analizado la RTX 3080 Ti de forma individual cuando fue lanzada al mercado, esto nos va a ayudar a hacernos una idea más general del rendimiento que podemos esperar de este PC, dado que al fin y al cabo estamos ante un equipo diseñado para el gaming. Para empezar, aquí tenéis el resultado que hemos obtenido utilizando 3DMark Fire Strike, tanto en la prueba normal como en las variantes Extreme y Ultra.

Los resultados son excelentes, y ya este benchmark nos está diciendo que con este equipo podremos jugar, por ejemplo, a Battlefield V con los ajustes gráficos en Ultra a más de 195 FPS a 1440p sin problemas.

Veamos ahora qué nos dice una prueba específica para DirectX 12 como es Time Spy.

3DM Time Spy

De nuevo un resultado excelente, que nos indica que en juegos con DirectX 12 podremos jugar con todo al máximo y a la resolución que queramos sin ningún tipo de problema.

Antes de pasar a los juegos, vamos a hacer un último benchmark sintético, en este caso con PCMark 10 para ver el rendimiento general que podemos esperar del equipo en tareas más relativas a la ofimática y la navegación por Internet.

PCMark Express

Nuevamente, obtenemos un resultado excelente con este equipo, nada de lo que quejarnos.

Hasta ahora hemos visto el rendimiento del CORSAIR ONE i300 en benchmarks sintéticos, y la verdad es que los resultados rozan la excelencia pero, ¿y qué tal se comportará en juegos? Pues vamos a probarlo. Como siempre, inicialmente os mostramos un benchmark ejecutado en Shadow of the Tomb Raider para ver el potencial del equipo, y a continuación os haremos un resumen con otros juegos en los que hemos probado el equipo.

Shadow of the Tomb Raider benchmark

A resolución 1080p, este benchmark nos arroja un resultado de 225 FPS de media, llegando a mínimos de 189 FPS y a máximos de 413 FPS, por lo que sin duda podemos esperar unos resultados muy buenos en todo tipo de juegos. Este es el resultado que hemos obtenido en nuestras pruebas, siempre con los gráficos al máximo posible.

FPS Juegos CORSAIR ONE i300

Como podéis ver en la gráfica de arriba, a la hora de la verdad el CORSAIR ONE i300 responde de manera sobresaliente incluso jugando a resolución 4K y con los ajustes gráficos al máximo, donde en ningún momento hemos obtenido menos de 60 FPS de media que es lo más deseable para una buena experiencia en juegos.

Para terminar de analizar este equipo de CORSAIR, nos queda ver su temperatura de funcionamiento, así como el ruido que emite, dos aspectos que son bastante importantes especialmente cuando estamos hablando de un equipo pre configurado. Para medir la temperatura hemos utilizado las propias sondas que incorpora el equipo y que se ven reflejadas en iCUE, con el siguiente resultado (el dato que mostramos es el Delta de Temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente; de esta manera, aunque la temperatura ambiente varíe, el dato es fidedigno para una comparativa).

Temperatura

Podemos ver que las temperaturas son bastante elevadas incluso en Idle (reposo), y esto es porque CORSAIR ha configurado el ventilador principal del sistema con un funcionamiento híbrido, de manera que cuando el equipo está en reposo, el ventilador está parado para así emitir un menor nivel de ruido. No obstante, en ningún momento las temperaturas han subido a valores preocupantes, siempre manteniéndose dentro de los límites seguros, así que aunque realmente el equipo se calienta bastante, no vamos a quejarnos mucho al respecto.

En cuanto al ruido, hemos utilizado un sonómetro Protmex PPM-SM001 a una distancia de 50 cm de la zona superior del equipo (la que emite más ruido), de manera que el dato obtenido es literalmente en dBA. Este ha sido el resultado:

Ruido

Para que os hagáis una idea, esos 28,8 dBA medidos con el equipo en reposo se deben esencialmente al que emite el líquido de los dos sistemas de refrigeración líquida al moverse, y en realidad es prácticamente silencio casi absoluto. Los 36,4 dBA emitidos con el equipo a máxima carga siguen siendo bastante bajos, y es que aunque el ventilador superior supera las 2.000 RPM a máxima velocidad, con todo sigue siendo muy silencioso y, la verdad, no se hace molesto para nada ni aun así.

Conclusión y veredicto

¿Quieres tener siempre el mejor rendimiento en juegos, a máxima resolución y con los ajustes gráficos a tope, y no quieres complicarte la vida montando un PC por piezas? ¿Te gusta tenerlo todo integrado y en formato compacto? ¿No tienes problemas de dinero a la hora de invertir en tu equipo gaming? Entonces este CORSAIR ONE i300 debe ser un candidato muy firme para convertirse en tu nuevo equipo de juego, porque tiene todo esto y mucho más.

Si bien es cierto que en este análisis hemos visto el modelo tope de gama de la familia ONE i300 de CORSAIR que tiene un precio de venta recomendado de 5.099,99 Euros y que no todo el mundo puede permitirse pagar esto, en realidad hemos de decir que es un equipo que lo vale, ya que integra hardware muy TOP en un equipo compacto que otra cosa no, pero le pone las cosas muy pero que muy fáciles incluso a los usuarios menos expertos.

CORSAIR ONE i300

En este análisis, el ONE i300 de CORSAIR nos ha demostrado que es un equipo que puede con todo, incluyendo juegos 4K con todos los ajustes al máximo, y que además es perfectamente solvente en cualquier tarea que le encomendemos. Las únicas pegas que le encontramos son, por un lado, su precio (que no consideramos excesivo, pero hay que ser realistas y no todo el mundo se va a gastar 5.100 € en un PC), y por otro sus elevadas temperaturas de funcionamiento que, aunque se mantienen dentro de los rangos seguros y no son preocupantes, a largo plazo pueden fomentar un mayor deterioro del hardware interno.

Por todo ello, este CORSAIR ONE i300 se hace merecedor de nuestro galardón de Platino, así como nuestra recomendación por su excelente rendimiento y por su diseño (parece increíble que en un formato tan compacto hayan conseguido meter tanto rendimiento y con una refrigeración adecuada).

Corsair-One-i160
CORSAIR ONE i300
Procesador Intel Core i9-12900K
Placa base Intel Z690 Mini ITX
RAM 2x32 GB DDR5
Velocidad RAM 4.800 MHz
Almacenamiento 2 TB SSD PCIe 4.0
Tarjeta gráfica NVIDIA RTX 3080 Ti
Fuente de alimentación CORSAIR 750W SFX 80 Plus Platinum

Lo mejor

  • Formato realmente muy compacto
  • Excelente rendimiento, hardware TOP
  • Integración con iCUE
  • Todas las últimas tecnologías (WiFi 6E, LAN 2.5G, etc.)
  • Refrigeración líquida integrada

Lo peor

  • Muy caro (5.099,99€ el modelo analizado)
  • Temperaturas algo elevadas
Temperatura
8.4
Rendimiento
9.8
Calidad materiales
9.5
Diseño
10
Precio
7.5
Iluminación RGB
9

Puntuación global

9
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!