Energy Sistem Smart Speaker 5 Home, review: potente altavoz inteligente con Alexa

Después de analizar dos de los últimos auriculares que Energy Sistem ha lanzado al mercado, los Energy Earphones Style 6 True Wireless y Energy Headphones BT Travel 7 ANC, hoy analizamos el altavoz inteligente Smart Speaker 5 Home, un altavoz que incorpora Alexa, el asistente de voz de Amazon, y que permite realizar todo tipo de tareas usando solo la voz.

Índice

Características técnicas del Energy Sistem Smart Speaker 5 Home

El Smart Speaker 5 Home es un altavoz inteligente con un sistema estéreo de 16 vatios de potencia en total. Los altavoces están situados en las caras izquierda y derecha del mismo si lo miramos de frente, haciendo que el sonido tome mucho más cuerpo que si estuvieran orientados hacia el frente. Los bajos son ligeramente realzados a través de su membrana pasiva.

Las especificaciones completas son:

Altavoces

  • Sistema de sonido: estéreo 2.0
  • Potencia: 16 W
  • 2 altavoces de rango completo, 8 W, 2.5″
  • Radiadores pasivos: 1 membrana frontal
  • Respuesta en frecuencia: 40 Hz ~ 18 KHz
  • THD < 1%
  • Relación Señal / Ruido: > 90 dB

Micrófonos

  • Sistema far-field y near-field
  • 2 micrófonos omnidireccionales

Conectividad inalámbrica

  • Bluetooth 4.2 hasta 20 metros de alcance
  • WiFi 802.11 b/g/n 2,4 GHz
  • Airplay, DLNA, Spotify Connect
  • Compatibilidad con tecnología Multiroom, que funciona sólo con los siguientes altavoces:
    • Energy Multiroom Portable Wi-Fi
    • Energy Multiroom Tower Wi-Fi
    • Energy Smart Speaker 3 Talk
    • Energy Smart Speaker 5 Home
    • Energy Smart Speaker 7 Tower

Conectividad física (ambas en la parte trasera):

  • Jack de 3,5 mm
  • Entrada de corriente

Consumo

  • Volumen medio: 2,5 W
  • Volumen máximo: 9 W

Dimensiones y peso:

  • 112 x 112 x 211 mm, 1,26 kg

Garantía

  • 3 años

Unboxing y análisis externo

La apertura de la caja del Energy Sistem Smart Speaker 5 Home (sí, hay aristócratas con el nombre más corto) es similar a la de otros productos de la marca, con una tapa imantada que se abre y deja al descubierto el producto. En este caso tenemos un doble panel que se despliega, donde vemos una ilustración del altavoz y algunos de los comandos y acciones que podemos realizar con Alexa, con funciones de las que hablaremos más adelante, pero que incluyen reproducir música con comandos de voz, establecer alarmas, operaciones matemáticas, preguntar por el tiempo, noticias, o añadir tareas a nuestra lista de tareas.

En la caja encontramos lo siguiente:

  • Smart Speaker 5 Home
  • Cable jack de 3,5 mm (50 cm)
  • Adaptador de corriente (1,5 metros)
  • Guía rápida, pegatinas y tarjetas del ClubEnergy

Algo que suele ocurrir con los altavoces inteligentes es que nos los imaginamos bastante grandes por lo que vemos en los anuncios o en las fotos de promoción. Sin embargo, en la realidad son mucho más compactos. Esto no es necesariamente malo, ya que la calidad de sonido que suelen ofrecer la mayoría es bastante buena. Su peso de 1,26 kg, su diseño compacto y facilidad de agarrar nos ayudará a poder moverlo por donde queramos en casa.

El material que cubre la mayor parte del altavoz es de tela con relieve, similar a lo que usan otras compañías como Google en el Home Mini. Su color gris azulado y su diseño se integran muy bien en entornos de casas modernas, lo que es todo un acierto estético para un producto inteligente y lleno de funciones.

En la parte superior tenemos dos agujeros que tienen los micrófonos, además de seis botones debajo. Estos micrófonos están debajo de la pegatina que tiene el altavoz indicando las funciones inteligentes. Es recomendable obviamente que quitéis esta pegatina, ya que si no el altavoz puede tener dificultades para entender los comandos de voz que le digamos. La distancia de detección es bastante buena, e incluso estando lejos nos oirá si hablamos fuerte. Con un tono de voz normal nos cogerá a unos 5 metros.

Entre los botones encontramos el de silenciar el micrófono para que el altavoz no responda al comando de Alexa para una máxima privacidad, un botón de cambio de función (a elegir entre WiFi y Bluetooth), dos botones para controlar el volumen o para cambiar de canción, y el del centro, que nos permite encender y apagar el altavoz dejándolo pulsado, o pausar y continuar la reproducción. Por último, en la parte inferior tenemos un botón alargado que sirve para decirle comandos de voz a Alexa directamente sin tener que decir “Alexa”.

En la parte trasera del altavoz encontramos los dos únicos conectores del altavoz: un jack de 3,5 mm, y un DC IN para el adaptador de corriente. El jack es una adición muy cómoda, ya que podemos pasar a usar el altavoz directamente sin tener que pasar por el proceso de configuración en el caso de que lo llevemos a algún sitio donde no haya WiFi, aunque en ese caso también podemos usar el Bluetooth. Como vemos, tenemos un total de tres vías para reproducir música de nuestro móvil en el altavoz. En la parte inferior tenemos cuatro pies de goma adherente.

Prueba y software

El proceso de configuración es muy sencillo y directo. Lo único que tenemos que hacer es instalar la aplicación de Energy Multiroom Wi-Fi, con la que no sólo podremos controlar el altavoz, sino configurar varios para sincronizarlos y que reproduzcan la misma música a la vez. La app pide permiso para acceder a la ubicación del móvil, así como al almacenamiento para poder leer la música que tengamos almacenada. Al iniciar la configuración el altavoz nos hablará en inglés para decirnos cosas como que bajemos la app y que iniciemos la configuración, pero una vez vamos avanzando en la app, se pondrá automáticamente en español.

Una vez concedidos los permisos, nos conectamos a través de Bluetooth al altavoz, y se activa la búsqueda de red WiFi (sólo es compatible con las de 2,4 GHz). Seleccionamos la red de nuestra casa, e introducimos la contraseña. Después de habernos conectado, elegimos un nombre predefinido para el altavoz o elegimos Personalizado para ponerle el que queramos.

A partir de aquí pasamos a la parte de configuración relacionada con Alexa, donde necesitamos tener una cuenta de Amazon para poder usar el asistente de voz. Después de loguearnos con nuestra cuenta y darle permiso a la app para acceder a nuestra cuenta, elegimos el idioma, aunque más adelante podemos cambiarlo. Podemos elegir entre español de España y de México.

Por fin estamos dentro de la aplicación, donde la cantidad de cosas que podemos hacer es bastante completa. En el panel desplegable de la izquierda podemos elegir entre reproducir la música de nuestro móvil, elegir una cadena de radio con TuneIn o usar nuestra cuenta de Spotify. En el apartado de “Amazon Alexa” podemos cambiar el idioma en la rueda de ajustes, así como que se reproduzca un sonido con cada interacción que hagamos con Alexa.

Dentro de la sección de Mi música no sólo podemos reproducir la música que tengamos en el móvil, sino que también podemos elegir la que tengamos en un dispositivo conectado por DLNA en casa, como puede ser nuestro ordenador con programas como Serviio, o el NAS. Todas estas opciones van por WiFi sin Bluetooth, por lo que podemos configurar la reproducción desde cualquier punto de la casa sin tener que estar cerca del altavoz.

El altavoz puede interactuar con nosotros de dos maneras: a través de Alexa, o a través de las luces LED de la parte superior. Estas luces LED se ilumina de diferente color o intensidad para darnos información sobre el altavoz. Por ejemplo, se ilumina en blanco de más a menor intensidad cuando estamos cambiando el volumen con los botones. Cuando está en modo normal y llamamos a Alexa, la luz LED se enciende en azul marino. Cuando conectamos el jack se pone en amarillo, y cuando silenciamos el micrófono se pone en rojo. Si el altavoz está encendido, pero no está conectado al WiFi, la luz se pone naranja cuando llamamos a Alexa.

Cuando encendemos el altavoz, éste tarda medio minuto en conectarse al WiFi, por lo que lo recomendable es tenerlo siempre conectado para evitar tener que esperar. Además, tarda otros 30 segundos hasta que nos permite realizar consultas relacionadas con Internet. Si al decir Alexa se ilumina el LED naranja, es que el altavoz todavía no está listo.

En cuanto a funcionalidades inteligentes, poco podemos contar de Alexa que no sepamos. Esta IA es la más avanzada del mercado actualmente, y es la que tiene una mayor integración con todo tipo de productos, como bombillas, enchufes, interruptores, y un largo etcétera. Además, Amazon ha abierto Alexa a otros fabricantes, de tal manera que podemos encontrar productos como el que estamos analizando que no está fabricado por ellos, pero aún así incorpora su asistente de voz.

Hay infinitas preguntas que podemos hacerle al altavoz sobre el tiempo, las noticias, horario de eventos deportivos, sobre famosos, sobre operaciones matemáticas, sobre recetas, recordatorios, alarmas, así como órdenes si lo configuramos previamente, tales como apagar la luz. Para poder añadir Skills a Alexa es necesario instalar aparte la aplicación oficial de Amazon Alexa. En ella podemos configurar, por ejemplo, que nuestra bombilla se apague cuando digamos “buenas noches”, o que apague cualquier dispositivo que tengamos conectado al enchufe inteligente.

Sin embargo, la función más útil es la de controlar la música a través de la voz, pudiendo decir “para” o “sigue” para detener o reanudar la música, cambiar de canción diciendo “siguiente”, o ajustar el volumen al nivel que queramos. También podemos decirle que reproduzca música de una cadena de radio concreta.

Sin embargo, los controles de voz no funcionan cuando reproducimos música del móvil por WiFi a través de la app de Energy ni a través de Bluetooth, ya que cuando le dices que “para” no te hace ni caso. Si le dices que cambie de canción, te dice “¿qué canción quieres escuchar?” y no la cambia por muchas cosas que le diga, entrando en un bucle repitiendo la misma pregunta. No sé Alexa, para eso te he puesto el aleatorio, para que lo decidas tú. Con Spotify Premium y Amazon Music Unlimited sí funcionan bien las órdenes, pero es necesario tener cuenta de pago. Con TuneIn al menos deja cambiar de emisora.

En cuanto a la calidad de sonido, el Smart Speaker 5 Home tiene dos altavoces de 8 vatios cada uno, cuyo contorno podemos ver en la imagen inferior. La calidad del sonido es bastante buena, incluso cuando el volumen es alto. De hecho, estando con el altavoz al lado y con el sonido al máximo los oídos llegan a doler (y a distorsionar ligeramente), por lo que tiene bastante potencia. Podemos ajustar 10 niveles de sonido con los botones del altavoz o con los del móvil cuando estamos dentro de la app.

Los graves son la parte que peor se escucha (a pesar de la membrana situada en la parte frontal para potenciar los graves), pero el resto de frecuencias se oyen todo lo bien que cabría esperar en un altavoz de este tamaño destinado a ser inteligente. Un altavoz sin la función inteligente se oiría más fuerte y mejor por el mismo precio, pero al tener Alexa encontramos un dispositivo bastante equilibrado. Comparado con los Echo y Echo Plus, el altavoz de Energy tiene unos altavoces del mismo tamaño (2,5 pulgadas), pero no se sabe cuál es la potencia de los de Amazon porque la compañía no lo desvela.

Conclusión

No todos los altavoces inteligentes con Alexa tienen que ser los Echo de Amazon. El Smart Speaker 5 Home demuestra que la compañía de Jeff Bezos no es la única que sabe hacerlos, y Energy ha creado un altavoz muy completo lleno de funciones inteligentes y una buena calidad de sonido, con una estética muy moderna y agradable a la vista que nada tiene que envidiar a los altavoces Echo. Prácticamente empata con el Echo de 2ª Generación, que tiene un precio similar.

16 vatios pueden quedarse algo cortos si vamos a tenerlo en un salón o habitación muy grande, aunque está por encima de lo que ofrecen los altavoces pequeños y es suficiente para una habitación normal o una cocina. Si quieres más potencia, la compañía tiene también el Smart Speaker 7 Tower, un altavoz de torre de 40 vatios que también incluye Alexa, y que vale sólo 30 euros más. De hecho, ni siquiera Amazon tiene un producto similar con esa potencia de sonido.

Pros

  • Excelente diseño
  • Buena calidad de sonido
  • Alexa incluida
  • Configuración muy sencilla detallada paso a paso

Contras

  • Las órdenes de voz para la música sólo funcionan con cuentas premium de Spotify y Amazon
  • El WiFi podría tardar menos en conectarse tras iniciarlo por primera vez

Por tanto, el Smart Speaker 5 Home recibe la medalla de oro y nuestra recomendación por su relación calidad/precio y su diseño.

Podéis comprarlo en Amazon en el siguiente enlace.

Compártelo. ¡Gracias!