Review: Creative Stage Air, una barra de sonido pequeña y portátil pero con gran sonido

Hace tan solo unos días que el fabricante especialista en periféricos de sonido Creative presentó sus nuevas barras de sonido Creative Stage y Stage Air, dos dispositivos que presumen de que a pesar de tener un tamaño reducido, proporcionan la calidad de audio a la que este fabricante nos tiene acostumbrados. En el día de hoy os presentamos nuestro análisis de la Creative Stage Air, la más pequeña de las dos presentadas pero que, a cambio de no contar con un subwoofer dedicado, incorpora una batería que permite utilizarla en cualquier lugar durante horas.

Índice

Características técnicas

Como se puede ver, el Creative Stage Air tiene un tamaño y peso bastante más reducido que el de la versión normal, entre otras cosas porque carece de subwoofer dedicado. Es curioso que en esta ocasión Creative sí que indica que su potencia máxima es de 20 vatios, pues es un dato que el fabricante no suele proporcionar por algún motivo. En este caso, además de caracer de subwoofer la otra mayor diferencia de esta versión “Air” es el hecho de que incorpora una batería interna, y gracias a ella podremos utilizar la barra de sonido como altavoz bluetooth portátil.

Embalaje y análisis externo

El Creative Stage Air viene embalado en una caja de cartón duro de forma alargada, en la que sobre un fondo blanco podemos encontrar varias imágenes del dispositivo albergado en su interior además de la información técnica de rigor.

Como accesorios, en este caso Creative tan solo incluye, además del habitual manual de instrucciones, dos cables: uno USB – micro USB para cargar la batería, y otro minijack – minijack para entrada de audio, en el caso de que no vayamos a utilizarlo a través de USB o Bluetooth.

Aquí tenéis la barra de sonido Creative Stage Air ya fuera de la caja. Tiene unas dimensiones reducidas para lo que puede ser una barra de sonido, especialmente si lo comparamos por ejemplo con la SonicBlast GS333 de AVerMedia, por lo que será bastante más cómoda de transportar de un sitio a otro -recordemos que la Stage Air tiene batería integrada-.

 

Toda la cara frontal de la barra de sonido está cubierta por una rejilla de color negro, tan solo con el anagrama del fabricante en el centro, tras la que se esconden la pareja de altavoces estéreo y el subwoofer pasivo, conformando el sonido 2.1 de esta barra de sonido.

Las caras superior, trasera e inferior están acabadas con un plástico de color negro brillante, algo que queda muy elegante pero que tiene como contrapartida que se ensucia con suma facilidad: el polvo, las huellas de las manos… todo se queda marcado. En la zona inferior hay dos generosas inserciones de goma anti deslizante.

En la parte trasera tenemos los puertos de entrada, consistentes en un USB Type-B estándar, la entrada minijack de 3.5 mm, y un micro USB que únicamente sirve para cargar la batería interna.

En el lateral derecho encontramos cuatro botones multifunción. De izquierda a derecha tenemos el botón de encendido y apagado, controles de volumen y control de pistas (un toque es para el volumen, mantener presionado para pasar de pista), y el de enlace Bluetooth.

Una vez encendido, podremos ver un LED tras la rejilla que nos indicará el modo de conexión y si está encendida la barra de sonido.

Visto el aparato, vamos a ponerlo a prueba.

Probando la Creative Stage Air

Hora de ver qué tal funciona esta Creative Stage Air, y para ello, inicialmente lo que hacemos es enlazarla con un smartphone a través de Bluetooth y ver qué tal se comporta reproduciendo música.

La barra de sonido Creative Stage Air hace gala de lo que este fabricante nos tiene acostumbrados: un sonido con buenos medios y bajos y rico en matices, aunque en este caso me ha sorprendido comprobar que el volumen máximo está varios puntos por debajo de lo que los altavoces portátiles de la marca nos tienen acostumbrados. A destacar que los bajos son bastante potentes a pesar de que el subwoofer sea pasivo y no dedicado, algo que, nuevamente, suele ser uno de los pluses de los altavoces de la marca pues hacen uso de la misma tecnología que estrenaron en los famosos ROAR.

También hemos querido probar la barra de sonido conectada a un PC, en este caso a través de la entrada de línea minijack de 3.5 mm. La configuración tiene la misma sencillez que con cualquier altavoz con este tipo de conexión así que no vamos a entrar en materia, pero sí tenemos que contaros qué tal se comporta.

En música, el rendimiento es exactamente igual que a través de Bluetooth, denotando que no hay pérdida de calidad al utilizar audio inalámbrico. Pasando al apartado de películas, cabe destacar que el sonido es nuevamente rico en matices y con especial mención a los bajos, pero se nota pérdida de calidad en los sonidos más agudos debido a la falta de twitters dedicados, algo que, no obstante, tampoco se nota demasiado salvo que estemos viendo películas de carreras o similar. Finalmente, el rendimiento en juegos es de nuevo bueno, pero nada espectacular -no olvidemos que, al fin y al cabo, estamos ante una barra de sonido de apenas 40 euros-.

Conclusión

La Creative Stage Air es una muy buena opción para todos aquellos usuarios que quieran disfrutar de una buena calidad de audio con una barra de sonido de reducidas dimensiones para colocar bajo el monitor, y sin tener que gastarse un dineral. Tiene el plus de que, al contar con conectividad Bluetooth y batería interna, en cualquier momento podremos desconectarla del PC y llevárnosla donde queramos para escuchar música, algo que siempre es de agradecer y que nos evitará tener altavoces Bluetooth aparte.

Se trata de una barra de sonido compacta, portátil y con un precio bastante ajustado (39,99 euros en la web del fabricante), por lo que aunque tiene algunas carencias, no podemos sino recomendarla por su buen rendimiento y por su relación prestaciones / precio.

PROS:

  • Buena calidad de sonido, con especial mención a los bajos con su subwoofer pasivo.
  • Buena calidad de materiales.
  • Amplia conectividad (Bluetooth, cable minijack, o USB).
  • Batería interna con autonomía de unas 5 horas.
  • Tamaño compacto.
  • Precio ajustado (40 euros).

CONTRAS:

  • Los sonidos agudos no están a la altura de los medios y los graves.
  • Exterior con plástico brillante, muy sucio y en el que se quedan marcas en seguida.

Por todo ello, este Creative Stage Air se lleva nuestro galardón de Oro y nuestra recomendación por su excelente relación prestaciones / precio.

Compártelo. ¡Gracias!