KROM K-Wheel, review: kit de volante, pedales y palanca de cambios para PC, PS4 y Xbox One

Aunque seguro que todos nosotros hemos jugado a algún juego de carreras, ya sea arcade como Burnout, o simulador como Gran Turismo o Project Cars, seguro que la mayoría lo hemos hecho con teclado y ratón (algo incomprensible, la verdad, al ser controles digitales), o con un mando de consola, algo más cómodo pero, por desgracia, poco realista. Si realmente queremos disfrutar al máximo de un juego de conducción es necesario hacernos con un juego de volante y pedales como el KROM K-Wheel.

Seguro que si alguna vez hemos buscado un juego de volante y pedales nos hemos encontrado con muchos modelos diferentes de baja calidad y después algún modelo ya profesional y competitivo pero con un precio prohibitivo para la mayoría de los jugadores casuales. KROM ha querido acabar con esto y por ello ha lanzado el nuevo KROM K-Wheel, un kit de pedales y volante con levas y palanca de cambios que nos permitirá disfrutar de toda la experiencia de la conducción a un precio muy ajustado.

Índice

Especificaciones técnicas del volante KROM K-Wheel

El volante KROM K-Wheel es un juego de volante y pedales de bajo coste diseñado para permitirnos jugar cómodamente a cualquier juego de carreras en PC, Xbox One, PS3 y PS4. Este volante está fabricado de cuero sintético, tiene un diámetro de 33 cm y un giro de 180 grados que, unido a su sistema de levas y a su palanca de cambios, nos permitirá conseguir una sensación de conducción de lo más realista.

Este volante también cuenta con funciones de vibración en el volante que mostrará una sensación aún más realista de la conducción gracias a la retroalimentación.

El juego de pedales incluido (acelerador y freno) cuentan con un sistema de resorte que nos permitirá regular fácilmente con el pie lo que pisamos el acelerador o el freno.

Análisis externo del volante KROM K-Wheel

El volante KROM K-Wheel viene en una caja de cartón con los colores característicos de Krom, negro y naranja, con una foto del volante en cuestión. En los laterales de la caja vamos a poder ver algunas de las características del volante, así como una foto de la palanca de cambios y de los pedales, incluidos con el volante, así como un resumen mucho más detallado del volante por la parte trasera.

Al abrir la caja vamos a encontrarnos con el volante y los pedales, embalados individualmente, así como con un simple manual de instrucciones que nos explicará cómo conectar y cómo funciona el volante.

Los pedales del KROM K-Wheel

Lo primero que vamos a ver de este volante son los pedales. Este kit de volante incluye unos pedales, acelerador y freno, que nos permitirán simular de manera mucho más creíble la conducción. Estos pedales son de plástico y se conectan al volante a través de un cable RJ-11 de 4 hilos para comunicarse con él.

Estos pedales no tienen mucho más. Los colocaremos en el suelo, los conectaremos al volante y listo. Obviamente los pedales tienen un muelle que nos permiten accionarlos con el pie y volver a su posición inicial cuando dejamos de pisarlos.

El volante KROM K-Wheel

El volante tiene un diseño clásico y sencillo. Antes de entrar en detalles sobre su funcionamiento debemos destacar que, además de la insignia de KROM que encontraremos en el centro del mismo, en este vamos a poder encontrar una cruceta en la parte izquierda, así como los 4 botones clásicos de cualquier mando en la parte derecha.

KROM K-Wheel - Review 13

En la parte superior encontraremos demás otros 4 botones, equivalentes a los botones L/R de los mandos.

Justo por detrás del volante vamos a tener las levas, dos pequeños botones que nos permitirán controlar las marchas en los juegos de carreras. Esto también vamos a poder hacerlo a través de la palanca de cambios que tendremos en la parte derecha del teclado y que podremos mover hacia delante y hacia atrás (no tiene varias posiciones).

Por la parte trasera de la base nos encontraremos con el cable USB, que nos permitirá conectarlo por cable a un PC, así como con un puerto USB hembra, que servirá para conectar el mando de la PS4 o Xbox para hacer de puente con la consola de manera inalámbrica, así como con la clavija RJ-11 para conectar los pedales.

KROM K-Wheel - Review 23

En la parte inferior tendremos 7 potentes ventosas que nos permitirán sujetar el volante a la mesa y poder utilizarlo sin que se mueva.

Pruebas del volante KROM K-Wheel

Hemos querido probar este volante tanto en PC, jugando a Project Cars, uno de los simuladores de conducción más fieles que podemos encontrar, como en PS4, utilizando en la consola de Sony dos juegos diferentes, Burnout Paradise, como un juego arcade, y Gran Turismo, como simulador.

Conectar el KROM K-Wheel al PC ha sido una tarea realmente sencilla, Windows 10 lo ha detectado y configurado directamente al conectarlo al puerto USB y automáticamente lo hemos podido utilizar con el juego sin tener que configurar absolutamente nada más.

La experiencia en PC ha sido buena, aunque hemos detectado algunos pequeños problemas. Aunque es cierto que la precisión del volante y de los pedales es excelente, igual que la vibración, hemos encontrado algunos inconvenientes al usar el volante, como, por ejemplo, que según como agarremos el volante las teclas L/R pueden llegar a molestarnos, así como graves problemas con el agarre a la mesa (mesa que, en nuestro caso, era porosa) y al suelo por parte del módulo de los pedales.

KROM K-Wheel - Review 27

La experiencia al utilizarlo con una PS4 ha sido algo mejor, aunque también ha habido algunos pequeños inconvenientes. La mesa que hemos utilizado en este caso tenía un acabado brillante y, por lo tanto, la sujeción del volante ha sido mucho mejor, aunque los pedales siguen deslizándose por el suelo de parqué. A la hora de conectar el volante a la PS4, la cosa se complica, ya que necesitamos el mando de PS4 como «nexo» entre el volante y la consola, lo que nos obliga a tener el mando por ahí dando vueltas mientras jugamos, algo que no nos ha gustado demasiado.

Independientemente de esto, funcionamiento del volante como tal ha sido preciso y eficaz, no demasiado bueno para un arcade como Burnout Paradise (ya que con tanto giro y derrape pueden caérsete los brazos), pero sí excelente para el simulador Gran Turismo.

KROM K-Wheel Kit - Review 1

Opinión personal del volante KROM K-Wheel

La verdad es que si estamos buscando un volante relativamente económico, sin irnos a los cientos de euros, pero queremos que tenga buena calidad, sin duda el KROM K-Wheel es una de las mejores opciones a tener en cuenta. El volante KROM K-Wheel viene con todo lo necesario (volante, pedales y palanca de cambios) para poder montar nuestro propio centro de conducción, tanto en nuestro PC como en una consola.

Eso sí, debemos tener en cuenta que hay varios aspectos a mejorar, sobre todo en lo relacionado con la sujeción, tanto del volante como de los pedales. Una conexión un poco más nativa en PS4 y Xbox, sin depender del mando, hubiera sido también de agradecer, y ya si hubiera incluido Bluetooth para no tener que tirar el cable a la consola lo hubiera bordado, aunque esto hubiera encarecido notablemente el precio.

Sin duda alguna, el KROM K-Wheel es un excelente volante para los jugadores no muy exigentes que quieran algo relativamente barato y que les garantice una grata experiencia de conducción sin tener que invertir una gran cantidad de dinero en ello.

Pros:

  • Precio.
  • Incluye pedales y palanca de cambios.
  • Muy preciso.
  • Tacto de alta calidad.

Contras:

  • Sujeción mejorable.
  • Vibración poco realista.
  • La palanca de cambios solo tiene dos posiciones; no es completa.
  • Un poco duro el volante, y solo gira 180 grados.
  • Pedales ruidosos. Levas y palanca de cambios MUY ruidosos.

Por todo ello, hemos decidido dar al volante KROM K-Wheel nuestro galardón de oro, destacando su excelente calidad/precio.

Puntuación KROM K-Wheel