Alfombrillas Ozone Gaming

Alfombrillas Ozone Gaming

Rodrigo Alonso

ozone gaming gear logo

 

Atlas logo

Ozone Gaming Gear es una marca europea nacida en 2010 que se dedica a la fabricación de periféricos para juegos. Ozone es una empresa creada por y para jugadores, y que toma como filosofía la frase «it’s all about evolution» o «todo se basa en la evolución». Por eso siempre tratan de innovar en sus productos presentando nuevas tecnologías y diseños atrevidos y atractivos, siempre tratando de mantener un precio razonable. Por ello, ahora Ozone ha creado una nueva gama de alfombrillas Gaming basada en el diseño de equipos profesionales, y sobre estas alfombrillas precisamente trata nuestro análisis de hoy.

En concreto, hoy vamos a analizar tres alfombrillas Ozone Gaming de tres equipos profesionales: Ozone Giants, K1ck y MVP Ozone. Estas alfombrillas están disponibles en tamaños diferentes, por ejemplo los tres modelos que nos han llegado son de dos tamaños: las K1ck y Giants son de tamaño grande, mientras que la MVP es de tamaño mediano. En cualquier caso, este tipo de periféricos siempre tienen el valor añadido de una estética que sirve para mostrar nuestro apoyo a equipos profesionales. De los tres modelos analizados hoy, personalmente ya conocía a Ozone Giants y MVP Ozone, puesto que quien suscribe es jugador activo del juego League of Legends. Al equipo K1ck no lo conocía hasta ahora, aunque he de decir que el diseño de la alfombrilla me gusta bastante.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Las tres alfombrillas comparten las mismas características técnicas a excepción del ya mentado tamaño.

  • Base de goma anti deslizante para un mejor agarre durante el juego.
  • Superficie de tela termo tratada para un deslizamiento suave de cualquier tipo de ratón.
  • Bordes cosidos para una mayor durabilidad.
  • Tamaños: 450 x 400 x 4 mm (Giants y K1ck) y 355 x 255 x 4 mm (MVP).

Ozone ha elaborado el siguiente vídeo para presentar estas tres alfombrillas:

ANÁLISIS EXTERNO.

El vídeo es una buena presentación de estas tres alfombrillas, pero mejor todavía es poder tenerlas en las manos para apreciar su calidad. Los tres modelos vienen embalados en cajas de forma rectangular, señal inequívoca de que vienen enrolladas. El exterior de los embalajes es prácticamente el mismo, con la salvedad de que como es lógico cada uno de ellos presenta el equipo profesional correspondiente.

En uno de los laterales encontramos una perforación en el embalaje de cartón para poder tocar con los dedos la superficie de las alfombrillas sin tener que sacarlas de la caja. En el resto de laterales, además de los logos de Ozone y de los equipos, encontramos en cada uno de ellos a un profesional de cada equipo dando su opinión personal de las alfombrillas Gaming de Ozone.  En el mismo lateral tenemos las características técnicas resumidas en forma de iconos con una breve descripción.

Aquí podéis ver las tres alfombrillas que vamos a analizar en el día de hoy.

Alfombrillas Gaming Ozone -015

Comenzamos viendo la más pequeña de las tres: el modelo de MVP. Aunque todas comparten las mismas características, cada modelo es diferente en diseño. La superficie de las alfombrillas es muy suave al tacto (luego veremos si también lo es con los ratones), y la base es de goma anti deslizante que ya pasando la yema del dedo por encima podemos notar su efecto. Me gusta mucho el detalle de los bordes con costuras, ya que aumenta mucho la durabilidad de la alfombrilla en la zona donde apoyaremos la muñeca.

A continuación tenéis las otras dos alfombrillas, las cuales son más grandes que la primera. Especial mención merece la de Ozone Giants, cuyo diseño parece estar en tres dimensiones. Me ha gustado mucho la estética.

En la siguiente foto podemos ver la comparación de tamaño (La K1ck está debajo de la Giants y por eso no se ve). Como comentábamos, la K1ck y la Giants son iguales, mientras que la MVP es un poco más pequeña. Además, esta última tiene un tamaño más rectangular que las otras dos, que son prácticamente cuadradas (solo tienen 5 cm más de ancho de que de alto). Personalmente el tamaño de la MPV me parece ideal, las otras dos las veo un poco grandes (al menos para mi escritorio), aunque son ideales para personas con bastante espacio pero que sobre todo empleen resoluciones bajas en el ratón, es decir, que lo muevan grandes distancias por la alfombrilla.

Alfombrillas Gaming Ozone -016

TESTEO.

Hemos estado utilizando estas alfombrillas de manera intensiva durante 20 días ininterrumpidos, con sesiones de entre 8 y 14 horas al día con el ordenador. El uso ha sido principalmente Gaming, por supuesto, así que como ya os imaginaréis, las hemos estado «dando caña» al mismo ritmo al que lo hacen los profesionales del Gaming que juegan entre 6 y 10 horas diarias para entrenar.

He de comentar dos detalles que me han gustado mucho: el primero ya lo dije antes: los bordes con costuras. Me parece que le dan un punto extra de comodidad a la alfombrilla (además de durabilidad), ya que no hay un reborde que se «clave» en la muñeca. El segundo punto es el grosor: 4 milímetros de grosor me parece lo ideal, ya que son lo suficientemente gruesas para tener un acolchado en la mano cuando usamos el ratón, pero no son tan gruesas como para que el ratón se hunda si hacemos presión sobre él. En estos dos puntos, Ozone ha creado unas alfombrillas que bajo mi punto de vista son ideales.

Por otro lado hay que resaltar el apartado del tamaño. La versión MVP cuyas dimensiones son de 355 x 255 milímetros me parece el tamaño ideal, ni muy grande ni muy pequeña, al menos para mi estilo de juego. Soy una persona que juega a cualquier juego con resolución fija en el ratón: 2200 DPI. Es una resolución bastante elevada que requiere movimientos cortos y precisos en el ratón. Sin embargo, hay gente que emplea resoluciones mucho más bajas que requieren mover el ratón mucho más: para estas personas el tamaño de la Ozone y la K1ck puede ser óptimo. A mi personalmente me parecen demasiado grandes, pero esto ya depende de los gustos y las necesidades de cada uno, y como en esto precisamente radica la posibilidad de elección, por ello Ozone ha creado estas alfombrillas en distintos tamaños, para que la gente pueda elegir el que más le convenga.

Como he comentado al principio, he estado utilizando estas alfombrillas durante 20 días a razón de entre 8 y 14 horas al día. Esto suma más o menos entre 160 y 280 horas de uso. Las he estado utilizando con un ratón Razer DeathAdder 2013 con sensor óptico 4G y que hace uso de tres patas de teflón: dos pequeñas delante y una grande detrás. He de decir, en el aspecto de la durabilidad, que las alfombrillas Ozone Gaming se han comportado muy bien, ya que tras esa abultada cantidad de horas de Gaming intenso no he notado ningún tipo de desgaste en la superficie.

No ha sido así en el borde cosido que tocaba con mi muñeca. Es la zona que más se suele desgastar, dado que ahí apoyamos la muñeca y aparte del rozamiento de la misma, es la zona que absorbe el sudor. Tras nuestro testeo de 20 días el borde de la alfombrilla ha comenzado a deshilacharse ligeramente, pero algo bastante poco notorio. Un signo normal de desgaste que no afecta para nada a su utilización, y de hecho mi veredicto en este apartado es bastante bueno en lo que a durabilidad se refiere.

En cuanto al uso, ni que decir tiene que la superficie resulta tan suave con el ratón como cuando la tocábamos con la yema de los dedos. En todo tipo de juegos el comportamiento ha sido excepcionalmente preciso, incluso en situaciones de tensión como en una teamfight en League of Legends, donde gracias a su base de goma anti deslizante no se han movido ni un ápice de su sitio.

CONCLUSIÓN.

He quedado realmente encantado con estas alfombrillas Ozone Gaming de los equipos profesionales Giants, K1ck y MVP. Son muy cómodas gracias a su grosor de 4 milímetros y a sus bordes cosidos, precisas gracias a su superficie de tela tratada térmicamente, y específicas para Gaming gracias a que su base anti deslizante funciona a las mil maravillas. A esto hay que añadirle una estética estupenda gracias a los diseños de los equipos profesionales Giants, MVP y K1ck. Sin duda, unas alfombrillas más que recomendables para todo tipo de jugadores, ya que además tenemos la opción de elegir el tamaño que más nos guste.

Además, el precio de estas alfombrillas (19.90€ para las de tamaño grande y 17.90 euros para la de tamaño mediano) me parece totalmente justificado teniendo en cuenta todo lo que nos aportan.

PROS:

  • Muy cómodas.
  • Superficie deslizante muy precisa.
  • La base de goma hace su trabajo a la perfección.
  • Grosor y tamaño adecuados.
  • Bordes cosidos.
  • Estupendos diseños. Especial mención a la versión de Giants que parece estar en 3D.

CONTRAS:

  • Nada destacable.

Puntuación

 

Por ello, creemos que estas alfombrillas Gaming de Ozone son merecedoras de nuestro mayor galardón, el premio de Platino, y además nuestra recomendación por su relación calidad-precio.

HZ_MedalsCatg_1_Platinum HZ_Stamp_PriceAndQuality_Mod1