Todas las empresas tienen uno, pero pocos lo conocen, ¿qué es un NOC?

Todas las empresas tienen uno, pero pocos lo conocen, ¿qué es un NOC?

Javier López

Tanto las empresas como las administraciones necesitan organizarse de alguna manera en cuanto a sus infraestructuras de red, sobre todo cuando necesitan traspasar grandes cantidades de datos, algo muy común hoy en día. Como todo sistema, necesita un grupo de control que se ocupe de mantener todo en orden y aquí es donde entra la figura del NOC, pero ¿qué es exactamente?

Como decimos, todas las empresas medianamente grandes tienen un NOC y la que no lo tiene centraliza sus redes en un tercero que es el encargado de administrarlos, aun a cuento de ni siquiera saber el dueño de dicha empresa de su existencia.

NOC, un punto clave en la infraestructura nacional de cualquier país

NOC-1

Un NOC (Network Operations Center) es un centro de operaciones de Red, también conocido por otro nombre dentro de los administradores de sistemas de nuestro país como Centro de Control de Red (CCR).

Como su propio nombre indica es un sitio especializado en el control de las redes de comunicación, ya sean de Internet, televisión o satélites, y en general cualquier otro tipo de red local o nacional.

Evidentemente no hay solo un CCR o NOC, sino muchos repartidos estratégicamente por el ancho y largo de cada país. Algunos son propiedad del estado, otros son privados (la mayoría) y en casi todos los ámbitos están gestionados por los ISP de dicho país (menos inteligencia y sistemas de investigación).

Su función es la de monitorizar dichas redes y atender las averías que puedan presentarse por cualquier motivo, desviando las cargas de tráfico según convenga. Esto incluye fallos en la red de energía, transporte y casi cualquier parámetro de rendimiento que tenga que ver con el mantenimiento de dichas redes.

Distintos niveles de profesionales y problemas

NOC-3

Esta clase de centros dispone de diversos tipos de ingenieros y técnicos que están catalogados por norma general en niveles. Los de menor rango tienen números más bajos, mientras que los más avanzados y veteranos tienen niveles más altos en la escala.

Esta jerarquía permite un movimiento del personal más eficiente según la gravedad del problema. No es lo mismo un corte de luz por un problema en un tendido eléctrico que un ataque al NOC directamente. Cada avería se escala en el menor tiempo posible al profesional preciso para que corrija y repare los problemas, se desplace al punto exacto o en cambio, escale de nuevo el problema a un superior si no es posible dichos procedimientos.

En cualquier caso y al ser puestos clave en un país, estas personas tienen una alta disponibilidad para trabajar, ya que el personal está bastante ajustado y el control de los sistemas puede implicar desde pocos servidores hasta millones de ellos.

Mención especial a aquellos NOC que se encargan de las tareas de vigilancia e inteligencia de los servicios secretos de un país, los cuales están 24/7/365 activos en diferentes turnos para salvaguardar la integridad de los servidores de dicho país.

De hecho, en muchas películas de Hollywood todos hemos visto NOC, al menos como la típica sala con PCs y unas pantallas gigantes llenas de información donde todo el mundo corre de un lado al otro cuando hay un problema realmente grave y supuestamente nadie sabe lo que hacer hasta que llega el héroe.

En realidad esto no es así, sino que todo está perfectamente cuadrado con una serie de protocolos para que precisamente siempre se mantenga la calma y los tiempos de reacción sean mínimos.