Ozone Ekho H30

Ver noticia 'Ozone Ekho H30'

El fabricante Ozone está que no para, y hace poco ha presentado sus nuevos auriculares Ozone Ekho H30, que presumen de proporcionar un excelente equilibrio de prestaciones y precio, pero manteniendo la habitual calidad del fabricante. En el día de hoy os presentamos nuestro particular análisis de éstos auriculares estéreo, que además de ser compatibles con PC también pueden utilizarse en smartphones y tablets gracias a su conexión minijack y al hecho de que el micrófono es de quita y pon.

Ozone ha recurrido al diseño con diadema en suspensión para asegurar el máximo confort en éste dispositivo, sin importar el tamaño de la cabeza del usuario dado que el ajuste es automático. Además, el fabricante ha seleccionado los materiales para que sean muy ligeros y de gran calidad, sumando un peso de tan solo 270 gramos para que ni notemos que llevamos los auriculares puestos. Esto se aúna al hecho que hemos comentado antes de que podemos quitar y poner el micrófono cuando queramos, de manera que podremos llevarlos por la calle conectados al smartphone sin inconvenientes.

Aun así, de serie los Ozone Ekho H30 llevan conector minijack combo de 3.5 mm, pero se incluye un cable divisor para poder conectar por separado auriculares y micrófono a cualquier PC o dispositivo que cuente con éste tipo de conector estándar. Incorpora una consola de control en el cable que nos permitirá modificar el volumen sobre la marcha, así como silenciar el micrófono cuando queramos.

Por último, a destacar que cuentan con un diseño circumaural cerrado, de manera que las almohadillas -cubiertas por una capa de polipiel- quedarán apoyadas sobre la cabeza con la oreja dentro para proporcionar un gran nivel de inmersión. Eso sí, los altavoces de 40 mm se encuentran dentro de un encapsulado con rejilla exterior, permitiendo así cierta respiración para la zona de la oreja, de manera que no nos sintamos agobiados especialmente en situaciones ambientales de calor.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tomadas de la web del fabricante.

Ozone dice en sus especificaciones técnicas que los Ekho H30 cuentan con altavoces de 40 mm de diámetro, y aunque no indican el material es de entender que se trata de imanes de neodimio o dudo que se atrevieran a decir que proporcionan sonido estéreo de calidad premium. Tienen una respuesta en frecuencia estándar de 20 Hz a 20 KHz, con una impedancia de 32 +- 15 ohmios. El micrófono por su parte tiene patrón omni direccional y carece de cancelación activa o pasiva de ruido, así que ojo con eso porque lo considero una pega especialmente si pretendemos utilizarlos en ambientes con mucha gente, dado que se “colará” todo el sonido ambiental en nuestras comunicaciones por voz.

ANÁLISIS EXTERNO

Los Ozone Ekho H30 vienen embalados en una caja de cartón blando en la que sobre fondo negro el fabricante nos muestra en la cara principal una imagen del dispositivo, destacando en la zona superior la marca y el modelo y, en la inferior, sus principales características en forma de icono.

La parte trasera ha sido utilizada a modo de croquis para mostrar las principales facultades del aparato, dejando la zona inferior para enumerar las especificaciones técnicas tanto del auricular como del micrófono. El los laterales solo encontramos adornos con la marca y el modelo, y en la zona inferior una breve descripción en varios idiomas.

Abrimos la caja y nos encontramos con los auriculares embutidos en un molde de plástico blando que los protegerá de cualquier contratiempo con el paquete. Bajo éste molde, están los accesorios que en seguida veremos.


Vamos con los accesorios. Ozone incluye un breve manual de instrucciones, una pegatina con el logo de la marca, el micrófono y el divisor del minijack para conectarlo al PC.

Aquí podéis ver de cerca el micrófono, con conector minijack a los auriculares y varilla flexible.

Y aquí los auriculares ya fuera de su embalaje.

Como decíamos al principio, las orejeras tienen diseño circumaural cerrado, mientras que la diadema tiene diseño de ajuste por suspensión. De ésta manera el usuario no tendrá que ajustar nada pues será ésta la que se ajuste automáticamente al tamaño y forma de la cabeza del portador.

En la zona exterior de las orejeras tenemos una rejilla de respiración adornada con una circunferencia de plástico negro brillante. El anagrama de Ozone adorna la zona central de la rejilla.

En la orejera izquierda encontramos la salida del cable -mallado con hilo de nailon para una mayor resistencia al desgaste- con una inserción de goma para preservar su integridad, y el puerto minijack donde conectar el micrófono.

El micro, por cierto, solo entra en una posición.

Aquí podéis ver cómo quedan los Ozone Ekho H30 con el micrófono conectado.

Vamos a la zona superior, donde el fabricante ha vuelto a colocar su anagrama en la diadema suspendida. La zona superior está conformada por unas varillas de aluminio flexible que dotan al conjunto de mayor resistencia.

La zona interior de la diadema está fabricada con tela de color rojo. Es muy flexible para adaptarse perfectamente a cualquier forma de cabeza.

Vamos con las orejeras, y aquí tenéis la zona interior. De forma ovalada, la gomaespuma blanda está recubierta por una capa de polipiel muy agradable al tacto y de buena calidad, cosidas sus piezas entre sí. El altavoz se oculta tras una cúpula de plástico que a su vez está protegida por una malla de gomaespuma que ayudará a evitar reverberación.

El conjunto tiene un grosor considerable, eso sí, pero es normal pues las orejeras hacen las veces de caja de resonancia para fomentar los audios bajos.

Vistos los auriculares, ya solo nos queda ver la consola de control, ubicada en el cable aproximadamente a unos 50 centímetros del auricular izquierdo. En ésta, tenemos una rueda analógica para controlar el volumen y un interruptor que nos permitirá silenciar el micrófono. La verdad es que considero que el fabricante podría haberla hecho más pequeña y menos tosca para que resulte más cómoda, especialmente si vamos a usar los auriculares con smartphones para ir por ahí.

El cable termina en un conector minijack combo de 3,5 mm.

Y finalmente, aquí lo tenéis con el divisor conectado para poder utilizarlos en PC.

Los Ozone Ekho H30 en uso

Dado que se trata de unos auriculares estéreo analógicos, no es necesario -ni tienen- software de configuración y control, así que lo que os podemos contar son meramente nuestras impresiones personales al utilizarlos. Para empezar, hay que hablar de la ergonomía, y tengo que decir que, tal y como aseguraba el fabricante, los Ozone Ekho H30 son bastante cómodos al uso, y lo son desde el primer momento. El diseño de diadema en suspensión aunado al hecho de que son bastante ligeros hace que prácticamente no notes que los llevas puestos desde pocos minutos desde que empiezas a utilizarlos. Que el micrófono tenga varilla flexible y sea de quita y pon ayuda bastante a éste hecho, por cierto.

En cuanto a la calidad de sonido, he de decir que los he estado utilizando tanto para escuchar música con el smartphone como para jugar en el PC. En el smartphone suenan de lujo, si bien es cierto que los bajos podrían ser algo más marcados para dar una mayor sensación de calidad. El sonido es rico en matices, no obstante, y me gusta mucho la sensación de inmersión y de evasión del ruido exterior que proporcionan las orejeras con diseño circumaural cerrado. Con todo y con eso, tras usarlos más de una hora seguida, no noté cansancio en las orejas.

Utilizándolos en PC para jugar quizás se nota algo más de diferencia, pues la tarjeta de sonido del PC es bastante superior a la del smartphone. No obstante, y si bien están lejos de ser espectaculares, los Ekho H30 proporcionan un sonido estéreo de buena calidad y con buenos matices, aunque nuevamente vuelven a pecar de tener poco nivel de bajos, algo que afortunadamente en PC podemos paliar un poco utilizando un ecualizador por software.

Finalmente, he de destacar que tal y como auguraba viendo las características técnicas, el micrófono es probablemente su punto más débil, dado que al carecer de sistema de cancelación de ruido activa o pasiva, efectivamente se cuela cualquier ruido ambiental que tengamos alrededor, incluyendo sin ir más lejos el sonido de los ventiladores del PC. Con todo y con esto, la calidad de grabación es bastante buena, eso sí.

CONCLUSIÓN

Ozone se mantiene en su línea de proporcionar productos de calidad a precios ajustados, y los nuevos Ozone Ekho H30 son prueba de ello. A un precio en su tienda oficial de algo menos de 40 euros, estos auriculares proporcionan un sonido de buena calidad con una comodidad y ergonomía casi inmejorables (yo solo cambiaría la polipiel por tela, pero éste es mi gusto personal).

Son, desde luego, una compra muy recomendada para aquellos usuarios que busquen unos auriculares Gaming de buena calidad y excepcionalmente cómodos a un precio bastante decente, que además tienen el plus de que son compatibles con smartphones y tablets.

PROS:

  • Buena calidad de sonido estéreo.
  • Muy cómodos.
  • Buena calidad de materiales.
  • Precio ajustado (40 euros).
  • Micrófono de quita y pon.

CONTRAS:

  • Nivel de bajos mejorable.
  • Micrófono sin reducción de ruido de ningún tipo.

Por todo ello, los Ozone Ekho H30 se llevan nuestro galardón de Oro, y nuestra recomendación por su rendimiento y calidad / precio.

Revisado por Rodrigo Alonso el 02 enero 2018