Placa base de alta gama para procesadores Intel Core por unos 200€

Es muy buen momento para adquirir un nuevo ordenador gaming, ya que podemos encontrar hardware a buen precio. Hemos encontrado una placa base de Gigabyte de gama alta para procesadores Intel Core 11a Generación a buen precio. La placa base de la gama AORUS con el chipset Z590 ahora esta con un 27% de descuento.

Si te gustaría tener un PC para muchos años, esta placa base es perfecta. La Gigabyte Z590 AORUS Ultra es una solución de muy buena calidad que soporta overclocking. Está pensada para los procesadores Intel Rocket Lake (11a Generación) unos procesadores excelentes que nos garantizan un gran rendimiento en gaming y multitarea.

Gigabyte Z590 AORUS Ultra, una placa base muy PCMR

No siempre es necesario comprar componentes que acaban de salir al mercado para obtener un gran rendimiento. Si buscamos bien podemos encontrar generaciones anteriores de componentes con gran precio. Optar por hardware «antiguo» nos asegura un mejor precio que si fuera nuevo o que hace muy poco se ha lanzado al mercado. Esta placa base de Gigabyte para los Intel Rocket Lake es un claro ejemplo.

Esta placa base de gama alta cuenta con el chipset Z590 y el socket LGA1200. Permite esta placa base instalar los procesadores Rocket Lake, pero también los Intel Comet Lake (10a Generación). Son dos familias de procesadores con gran cantidad de núcleos y que soportan tecnologías avanzadas como Turbo Boost 3.0.

La placa base de Gigabyte está concebida para poder realizar overclocking a los procesadores instalados. Dispone de un sistema de 16+1 fases digitales VRM con un suministro de potencia total de 90 Amperios. Esto nos permitirá aumentar las frecuencias del procesador sin mayores problemas.

Dispone esta placa base de cuatro sockets DIMM que permiten instalar hasta 128 GB de memoria RAM DDR4. Estos espacios para memoria RAM son blindados, para ofrecer una mayor robustez.

Cuenta también con tres conectores PCIe, de las cuales dos son PCIe x16 4.0 y la tercera es PCIe x16 3.0. Dispone la placa base de un sistema de conmutación que permite a los puertos PCIe 4.0, en puertos PCIe 3.0.

Integra un socket SSD M.2 PCIe Gen4, para así ofrecer altas velocidades de transferencias de datos. Cuenta con dos sockets SSD M.2 adicionales, pero en este caso PCIe Gen3. Los tres dispone de disipadores pasivos ofrecidos por Gigabyte que se integran perfectamente en el diseño de la placa base.

Una placa base descomunal

Además de todo lo dicho, esta placa base cuenta con varios aspectos y características adicionales impresionantes. Tenemos on board un botón específico para resetear la BIOS de manera sencilla. Además, cuenta con una tarjeta de audio integrada de gran calidad basada en el chip ALC4080 y condensadores WIMA de grado profesional.

Por otro lado, el panel I/O también está muy bien nutrido en cuanto a conectividad. Destaca los dos conectores para antena WiFi, y es que esta placa base ofrece de manera nativa soporte para WiFi 6, por si no queremos jugar por cable, pero con baja latencia. Integra también un conector RJ 45 para conexión a internet por cable.

Dispone de un puerto DisplayPort para salida de video aprovechando los gráficos integrados en el procesador. Además, cuenta con cuatro puertos USB 2.0, cuatro puertos USB 3.2 Gen1 de color azul y cuatro puertos USB 3.2 Gen2 de color rojo. Incluye también un puerto USB 3.2 Type-C de tipo Gen 2×2.

Una placa base excelente para los aficionados a los videojuegos. Como no puede ser de otra manera, esta placa base cuenta con iluminación RGB personalizable.

1 Comentario