Las tarjetas gráficas Intel Xe Gen 12 volverían a duplicar el rendimiento en juegos

No se puede poner en duda que Intel ha dado un gran paso en sus tarjetas gráficas de la nueva generación Gen 11, donde como ya hemos visto ha conseguido ponerse a la altura de AMD y sus APU. Pero al parecer esto está lejos de ser suficiente para los de Swan, donde en una conferencia en Japón, Intel a afirmado que volverán a doblar dicho rendimiento.

Intel está trabajando muy duro en su nueva generación de tarjetas gráficas

intel-xe-unleashed

Ha sido en la Intel Developer Conference 2019 en Tokio, Japón, donde la compañía ha desvelado algunos detalles de lo que está por venir de cara al año que viene.

La principal novedad llegaba de la mano de Tiger Lake, donde en 2020 hará acto de presencia en el mercado con un claro objetivo: llegar a una base de jugadores mayor que la actual.

Para ello, se necesita lógicamente una nueva arquitectura en sus iGPU que mejore lo presente, que ya es mucho. Y es que Intel pretende ampliar su cuota en tarjetas gráficas «tentando» al usuario común mediante equipos de uso normal, sin prestaciones de gama alta.

La filosofía que intenta seguir la compañía es simple: no necesitar hardware premium o un PC de gama muy alta para poder jugar en cualquier momento. Esto está enfocado sobre todo al mercado asiático, donde los portátiles y dispositivos móviles están copando el mercado y donde se espera que Ice Lake y Gen 11 tengan una gran acogida debido al salto de rendimiento de ambos.

Debido a esto, Intel está moviendo su estrategia hacia la potencia gráfica, conocedor de la superioridad que tiene actualmente con Ice Lake en el mercado portátil frente a AMD y por ello Tiger Lake será una apuesta bastante más fuerte de lo que ha sido la 10 generación de procesadores actual.

Para ello y en palabras de Kenichiro Yasuo, gerente general de la división de ingeniería de la compañía, pretenden que un portátil delgado y liviano tenga una GPU integrada similar a una GPU dedicada. Esta percepción de Intel va a tener una repercusión directa en el rendimiento de sus sistemas.

Intel Xe Gen 12 duplicaría a duplicar el rendimiento frente a Gen 11

Intel-Tiger-Lake-1

Gen 11 ha sido un salto de rendimiento más que grande, donde podríamos calificarlo con un adjetivo más contundente, pero en cualquier caso la mejora llega en muchos ámbitos y juegos al 100% de mayor rendimiento frente a Gen 9.

Tiger Lake con Gen 12 Xe llegará, como ya sabemos, con soporte para Ray Tracing, algo que Yasuo ha confirmado, pero además ha desvelado el objetivo de esta nueva arquitectura gráfica para sus iGPU.

Para ello, ha comentado que Tekken 7 puede moverse sin problemas con Gen 12 y que la mayoría de los juegos podrán hacerlo a una resolución de 1080p, pero esto es algo que ya consigue Gen 11, entonces ¿dónde está la mejora? Evidentemente en los FPS que alcanzan unas y otras.

Yasuo dijo que el objetivo en cuanto a rendimiento es que Xe alcance al menos los 60 cuadros por segundo en los juegos donde Iris Plus consigue 30 FPS. En otras palabras, Intel tiene en mente duplicar el rendimiento de nuevo en la siguiente generación de iGPU con núcleos Tiger Lake.

Si esto es cierto e Intel finalmente consigue duplicar el rendimiento en juegos con sus nuevas tarjetas gráficas, AMD tiene un serio problema, ya que Renoir tendrá que batallar con un rival que se antoja formidable y al mismo tiempo puede poner en jaque a la gama más baja de la compañía y al mismo tiempo de NVIDIA.

En cualquier caso, 2020 cada vez se pone más y más interesante.