Encuentran las RTX 30 robadas a EVGA, no te creerás dónde están

Encuentran las RTX 30 robadas a EVGA, no te creerás dónde están

Javier López

Si hay algo desbocado últimamente son las tarjetas gráficas. En precio, disponibilidad y lógicamente en inversión para criptomonedas son lo más solicitado desde hace dos años, por lo que el golpe al camión de EVGA en California en noviembre fue tan sonado que nos hicimos eco de dicha noticia. Ahora y tras algunos meses la compañía ha encontrado sus GPUs y no gracias a la policía, sino a los usuarios. ¿Dónde han ido a parar?

Como si fuese una película de contrabandistas que han robado un tesoro o un objeto de valor incalculable, la trama a este robo ha hecho que su desenlace sea apasionante, puesto que en un giro de los acontecimientos y tras más de dos meses de silencio las GPU han aparecido a la venta de una forma un tanto anormal.

Las EVGA RTX 30 al otro lado del mundo

robo-evga-rtx-30

Con tarjetas gráficas de todas las gamas que comprendían entre 330 y 1960 dólares el camión que circulaba desde San Francisco hasta California no tuvo opción para detener el robo, donde además la policía no obtuvo ninguna prueba del delito o de los atacantes, cosa increíble y que determinaba en nivel de planificación del golpe.

Las GPUs han aparecido mágicamente al otro lado del mundo, concretamente en manos de un minorista vietnamita que al parecer está vendiendo ya estas tarjetas gráficas en su canal como si fuesen de cualquier hornada común.

¿Cómo se ha descubierto el pastel? Pues gracias a los usuarios, los cuales habían leído sobre dicho robo y estaban alerta sobre los números de serie y las webs que EVGA había puesto a disposición de los compradores estafados. Un usuario compró dos EVGA RTX 3080 Ti para uso personal dado que el precio era realmente bueno, pero lo que lo hizo sospechar del fraude fue otro factor.

Garantía «limitada» ¡de un mes!

EVGA-RTX-3080-Ti-XC3-Ultra-12-GB-3

Producto «barato» para como está el mercado, en un minorista de tu país y donde la garantía es limitada y de solo un mes. No hay que saber sumar 2+2 para darse cuenta de que en esa transacción hay gato por liebre, y es que esas tarjetas gráficas llegaron de alguna manera por canales no oficiales.

Al comprar dichas RTX 3080 Ti y comprobar en las webs de EVGA los números de serie se descubrió el pastel y la marca todavía no se explica cómo han sido transportadas desde un lado del mundo al otro en tan poco tiempo (dados los problemas de logística existentes y los precios). Ahora, el minorista podría enfrentarse a las autoridades locales si la marca emprende acciones legales contra ellos, básicamente porque están vendiendo productos robados y realizando un claro fraude al comprador, incluida lógicamente la garantía.

Además, ahora se abre una cuestión importante para los compradores que han sido estafados, puesto que su dinero está a buen recaudo en las arcas del infractor y las GPU deberían ser devueltas a la marca, así que ¿quién les devolverá el dinero gastado? Si es el minorista puede que tengan que esperar a la sentencia de un tribunal en el caso de demanda, si es por parte de la marca (que no parece por la labor) entonces podría ser más veloz.

En cualquier caso volvemos al mismo punto de aquel entonces cuando se dio el robo. Sabiendo esto, ¿se expondrán los usuarios a quedarse sin dinero y sin GPU registrando en la web el número de serie sabiendo que las tarjetas gráficas pertenecen a un robo que ha dado la vuelta al mundo?

Posiblemente no, pero lo que es cierto es que tanto EVGA como las autoridades de ambos países han quedado retratadas al no poder detectar un envío con tantas unidades de un producto tan sumamente demandado y caro.