Filtrada la GPU de gama baja de Intel, ¿es posible este rendimiento?

Vivimos en unos momentos extraños en la industria de las tarjetas gráficas, con NVIDIA retrasando mucho en el tiempo el lanzamiento de su actual generación y AMD trabajando más para la gama media mientras pone a punto su siguiente generación; al mismo tiempo, las gráficas Intel Xe no dejan de aparecer a retazos en distintas bases de datos, y en este caso ha aparecido en la base de datos de GeekBench un resultado de rendimiento de una GPU Intel Xe con 128 EUs a 2,2 GHz … ¿Será el modelo definitivo?

Ayer mismo os contábamos que el escenario elegido por Intel para el lanzamiento definitivo de sus tarjetas gráficas dedicadas Intel Xe DG2 sería el CES 2022, y que llegarían al menos con 5 versiones de inicio con 96, 128, 256, 384 y 512 EUs, por lo que el modelo que se ha filtrado hoy es el segundo empezando por abajo, es decir, estamos hablando de una gráfica de gama baja, o gama de entrada como se las llama ahora.

La GPU Intel Xe de gama baja rinde como una Radeon RX 550

Intel Xe 128

Como se puede ver en la captura de pantalla que hemos puesto encima de estas líneas, el modelo de gráfica empleado para obtener este resultado en la base de datos de GeekBench no deja lugar a dudas y, como hemos dicho antes, es el modelo con 128 unidades de ejecución, el segundo empezando por la cola en términos de rendimiento teórico; la novedad aquí es que ha aparecido funcionando a una velocidad de 2.200 MHz, bastante elevada para una GPU que todavía está en fase de afinación.

Con todo esto, el rendimiento en OpenCL de esta GPU Intel Xe de gama baja es de 13.710 puntos, una puntuación que es bastante similar al que obtienen las gráficas de entrada AMD Radeon RX 550 cuyo precio suele rondar los 120 euros, así que cuadra bastante con esta gama de entrada de la que estamos hablando. No obstante también hemos de tener en cuenta que estamos hablando de muestras de ingeniería o muestras preliminares de las gráficas de Intel que todavía están en fase de afinación, por lo que cuando el producto sea lanzado al mercado en enero del año que viene es bastante probable que veamos cifras de rendimiento bastante mejores.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta que aunque para nosotros como usuarios es obvio que si Intel entra en el mercado de las tarjetas gráficas es para competir contra AMD y NVIDIA, en realidad no es la intención de Intel por el momento. Las primeras GPUs de arquitectura Intel Xe se supone que utilizarán litografía a 6 nm de TSMC (y por lo tanto se descarta que utilicen el nodo de 5 nm que se rumoreaba), un proceso que no es lo suficientemente puntero -en teoría- para competir contra RDNA 3 de AMD y Ada Lovelace de NVIDIA.

¿Para quién se lanzarán las GPU de Intel entonces?

Intel 5 nm

Como hemos mencionado antes, Intel tendrá varios modelos de sus GPU de arquitectura Xe con diferentes grados de rendimiento; inicialmente y según se rumorea, las gráficas dedicadas del gigante de los semiconductores se presentarán únicamente en PCs OEM de los fabricantes y no se venderán por separado (aunque obviamente esto podría cambiar, si bien es cierto que dependerá en gran medida del estado de la escasez de chips).

Con todo, según los últimos rumores la gráfica más potente de Intel, que tendrá 512 EUs y si funciona a 2,2 GHz con 16 GB de memoria VRAM GDDR6 con 256 bits de ancho de banda, podría enfrentarse de tú a tú con las RTX 3070 de NVIDIA aproximadamente aunque sin hardware dedicado para el trazado de rayos. Con este nivel de rendimiento teórico y si se lanzan a un precio competitivo, Intel podría llegar a competir sin problemas en la gama media e incluso media-alta con NVIDIA y AMD aunque no sea esa su intención.

Queda cada vez menos para el Computex 2022 que será el escenario en el que Intel presentará por fin sus tarjetas gráficas, así que no queda mucho tiempo para que salgamos de dudas de una vez por todas.