NVIDIA Ampere llegaría antes de lo previsto, y sin TSMC

NVIDIA Ampere llegaría antes de lo previsto, y sin TSMC

Rodrigo Alonso

Nuevos rumores, bastante fiables por lo que dice la fuente, han hecho acto de aparición en lo relativo a la próxima generación de tarjetas gráficas de NVIDIA, Ampere. Según aseguran estos, NVIDIA presentaría Ampere durante el próximo GTC 2020 que tendrá lugar en el mes de marzo, y lo haría presentando GPUs a 7 nm pero no fabricadas por TSMC.

NVIDIA anunciaría Ampere en el GTC 2020

Obtivamente no es la primera vez que se habla del supuesto lanzamiento de la próxima generación de tarjetas gráficas de NVIDIA, que hasta ahora estaban postuladas para ver la luz durante la segunda mitad del presente año. No obstante, sí que es la primera vez que se afirma que llegarán en una fecha concreta: durante el GTC 2020 que tendrá lugar entre el 22 y el 26 de marzo.

NVIDIA chip next gen

En favor de esta información hay que decir que, por algún motivo, el GTC suele ser el escenario favorito de la compañía para realizar anuncios importantes, como puede ser por supuesto una nueva generación de gráficas. En contra, hay que mencionar que hasta ahora NVIDIA siempre ha logrado mantener un alto nivel de secretismo en cuanto a sus lanzamientos (a excepción de Turing, que se filtró completamente). Con esto queremos decir que aunque el rumor tiene fundamento, no deja de ser un rumor y los planes de presentar sus nuevas gráficas en la segunda mitad del año podrían seguir todavía vigentes.

NVIDIA dejaría a TSMC fuera de la ecuación

Hace un par de semanas, TSMC publicó un reporte de resultados y previsiones, en el que no aparecía NVIDIA como uno de sus principales clientes para los 7 nm, algo que ha tenido bastante impacto en la industria porque un cambio de fabricante a estas alturas podría tener grandes repercusiones. No se saben los motivos, pero hay bastantes papeletas de que el principal sea por problemas de suministro, y en todo caso la situación apunta a que NVIDIA ha decidido que para Ampere va a prescindir de TSMC, utilizando en su lugar el nodo EUV de Samsung a 7 nm.

Sea TSMC o Samsung, parece que Ampere utilizará por fin una litografía de 7 nm con una nueva arquitectura, lo que significa que podemos esperar grandes mejoras en términos de rendimiento pero sobre todo de eficiencia. AMD le está poniendo las cosas muy complicadas a NVIDIA, y un cambio de litografía es justo lo que necesitan los de verde para volver a la batalla, puesto que llevan ya meses «viviendo de las rentas» y sin mostrar mejorías notables (dejando de lado Ray Tracing, claro).

amd-ryzen-7nm-tsmc-chiplet

¿Qué podemos esperar de NVIDIA Ampere?

Son muchos los rumores y filtraciones que se han ido sucediendo sobre Ampere en los últimos tiempos, pero no hay datos en firme salvo que han pasado la certificación ECC. Aunque habrá que esperar a que se produzca el anuncio oficial de la compañía, que podría producirse en poco más de dos meses, podemos hablar de lo que esperamos de esta nueva generación de gráficas de la marca.

Parece evidente que NVIDIA va a continuar con su filosofía RTX, la cual esperamos que llegue al siguiente nivel con Ampere. Si actualmente las gráficas Turing son capaces de realizar tareas Ray Tracing a 1080p y 30 FPS, no podemos pedirle a Ampere menos que hacer lo propio a 60 FPS, y lo ideal sería que fueran capaces, en sus modelos de gama más alta, de hacerlo a resolución 4K.

Hasta ahora, NVIDIA era uno de los principales clientes de TSMC, y si de verdad los han dejado y han pasado a usar a Samsung para fabricar esta generación a 7 nm será porque han visto que van a obtener beneficios. Y no hablamos (solo) de que les salga mejor económicamente, sino de que van a tener el stock que necesiten y a tiempo. Aparte, seguramente NVIDIA esté convencida de que el proceso EUV de Samsung a 7 nm es mejor que el de TSMC, que aunque tienen planes de implementar EUV, todavía no lo han hecho.

Por supuesto, esto también va de la mano con un mejor rendimiento y mayor eficiencia, por lo que podemos esperar gráficas mucho más potentes y con unos consumos contenidos. En definitiva, lo que podemos esperar son gráficas más potentes, más eficientes, que consuman menos energía, y capaces de llevar el Ray Tracing al siguiente nivel.

Veremos qué sucede. Si de verdad la compañía va a realizar el anuncio oficial durante el GTC a finales de marzo, tampoco nos queda mucho tiempo de incertidumbre.