¿Puede la Intel Arc A380 con las gráficas de AMD y NVIDIA?

Se ha lanzado la tarjeta gráfica Intel Arc A380 en China, siendo, de momento, exclusiva para dicho mercado. Los primeros datos de rendimiento muestran una tarjeta gráfica bastante sencilla, de gama de entrada, claramente. De momento, no está disponible en ningún otro sitio, pero, los compañeros de Wccftech han publicado datos de estas tarjetas gráficas.

Debemos tener en cuenta que realmente no es una tarjeta gráfica nueva, es una adaptación. Realmente es una tarjeta gráfica Intel Arc A370M, pero que se ha llevado al mercado generalista. Sí que hay algunos ajustes que le permiten ofrecer un pequeño extra de rendimiento.

Así es la tarjeta gráfica Intel Arc A380

Esta tarjeta gráfica hace uso del silicio ACM-G11, está fabricada en el proceso de 6 nm de TSMC y se basa en la arquitectura Xe HPG. Cuenta esta tarjeta gráfica con 128 XMX Matrix, 128 Xe Vector Engine, 8 Xe Cores y 8 Ray Tracing Units. Esta tarjeta gráfica tiene una frecuencia base de 2000 MHz y se puede configurar para que llegue a los 2300 MHz.

La tarjeta gráfica está acompañada de 6 GB GDDR6 con una interfaz de memoria de 96 bits y un ancho de banda de 192 GB/s. Hace uso de la interfaz PCIe 4.0 x8 y cuenta con salidas HDMI 2.0 y DisplayPort 1.4a.

Como hemos comentado, de momento solo se ha lanzado en China con un precio de 880 yuanes. Al cambio son unos 125 euros, a los que tenemos que sumar el 21% de IVA, que se quedaría en poco más de 150 euros. No es un mal precio, teniendo en cuenta como está el mercado de las tarjetas gráficas actualmente.

Vamos ahora con el rendimiento. Para este test se ha optado por la resolución 1080p en una calidad gráfica media para obtener más de 60 FPS. Se compara la tarjeta gráfica de Intel con las NVIDIA GTX 1650 y la AMD RX 6400, que serían las más equivalentes.

Solamente el juego Naraka Bladepoing (lo siento, no sé que juego es) supera en rendimiento en la gráfica de Intel a las de AMD y NVIDIA. The Witcher 3, Total War: Troy y F1 2021 muestran mejor rendimiento con respecto a la gráfica de AMD.

Muestra un buen desempeño, para ser una gráfica de gama baja

Debemos tener en cuenta que la tarjeta gráfica de Intel es bastante sencilla. Tiene a favor el precio, que rondaría los 150 euros, mientras que la RX 6400 parte de los 180 euros y la GTX 1650 parte de los 200 euros.

Lo que podemos sacar en claro de esta tarjeta gráfica, es que la arquitectura de Intel es muy interesante. Para ser una solución nueva, creada desde cero y con cierta celeridad, el rendimiento es relativamente bueno. Es posible que a medida que vaya trabajándose la arquitectura, pueda mejorar mucho en rendimiento.

Actualmente, no suponen una amenaza a las gráficas de AMD y NVIDIA, pero lo terminarán siendo. Recordemos que AMD también venía de muy atrás con sus tarjetas gráficas y están plantando cara a las de NVIDIA. Es posible que en dos o tres años, tengamos tres fabricantes de gráficas que se partan la cara y compitan en rendimiento y precio.