¿No encuentras stock de CPU y GPU? Estos son los motivos de la escasez

Buena parte del hardware lanzado en los últimos meses parece casi vaporware, es un visto y no visto y poder comprar una tarjeta gráfica de última generación se ha convertido en una odisea. Por suerte hemos podido conocer los motivos de la escasez de las GPUs y que hay detrás de ello.

La escasez de stock de las GPUs más nueva ha sido uno de los problemas que han asolado no solo al lanzamiento de nuevas tarjetas gráficas, sino también de otros componentes de hardware de última generación, los cuales no han podido ser adquiridos por los entusiastas y han provocado un enfado generalizado entre millones de consumidores.

El sitio web Igor’s Lab ha escrito un interesante artículo de investigación, en el que hablan de los motivos para dicha escasez en el caso de las GPUs y todo esta relacionado con un componente tan desconocido para el público general como indespensable.

Controladores PWM, motivo de la escasez de GPUs

Escasez PWM NVIDIA

Los controladores PWM se han vuelto muy escasos y dado que tiene que haber uno por tarjeta gráfica esto se convierte en un problema para la fabricación de estas. Se ha de tener en cuenta que los controladores PWM no solamente se utilizan en tarjetas gráficas sino también en placas base, por lo que también se ven afectados por ello.

¿Las consecuencias de la escasez de controladores PWM? Cualquier PWM que cumpla con los requisitos técnicos de NVIDIA para la serie RTX 3000 sea de la marca que sea ha pasado a ser racionado y su distribución controlada por NVIDIA, con tal de asegurarse una mayor producción de tarjetas gráficas.

PWM AMD Escasez

Con lo que los controladores PWM, que cumplen los requisitos para construir tarjetas gráficas, son enviados por parte de NVIDIA a los fabricantes de tarjetas gráficas junto al bloque que contiene la GPU y la VRAM de la misma, pero esta práctica no la hace solo NVIDIA sino también AMD, donde sus PWM de marca Infineon también sufren el mismo tipo de distribución que con las GPUs de NVIDIA.

Otro componente relacionado son los chips de monitorización, los encargados de medir la temperatura y voltaje de los diferentes componentes y de activar, los cuales han tenido un aumento enorme en su demanda durante los últimos tiempos.

La VRAM de las GPUs también sufre problemas de escasez

VRAM

El contrato de exclusividad entre NVIDIA y Micron para la GDDR6X es un arma de doble filo, ya que la dependencia de las tarjetas gráficas basadas en la GPU GA102 de NVIDIA hace que el stock se vea afectado. El problema se agranda si tenemos en cuenta que dicha memoria no es compatible hacía atrás y NVIDIA no puede utilizar memoria GDDR6 con esas GPUs, Se ha de decir que perderían rendimiento si lo hiciesen, pero no habría tal escasez de tarjetas gráficas.

En cuanto a la GDDR6 utilizado en el resto de tarjetas gráficas también se ve afectada por la escasez, en el articulo de Igor’s Lab no se explica pero hay una gran cantidad de dispositivos que hacen uso de memoria GDDR6 de 14 Gbps, incluyendo tarjetas gráficas y consolas. En el caso de la falta de stock de las RX 6000, la cantidad de chips GDDR6 a 16 Gbps son escasos, ya que aunque la GDDR6 puede alcanzar en laboratorio velocidades de reloj de hasta 22 Gbps, todavía no se ha conseguido una GDDR6 a 16 Gbps que pueda fabricarse en grandes cantidades.

Los problemas de la GDDR6 ya eran conocidos por fabricantes como Micron, de ahí el desarrollo de la GDDR6X con tal de paliar los problemas de alto consumo y temperatura de la GDDR6 a partir de ciertas velocidades, al menos en el actual nodo de fabricación que es utilizado para fabricar la GDDR6 actualmente.

Fuentes de alimentación y escasez

PSU 2000W

Según Igor’s Lab, no hay escasez en la producción de las fuentes de alimentación, sino que donde hay escasez es en la cantidad de las que se producen para que el entusiasta del hardware puedan montar su propio PC. Por lo visto no solo la minería de criptomonedas esta afectando a la disponibilidad de las tarjetas gráficas, sino que ha aumentado la demanda por fuentes de alimentación con una gran cantidad de vatios,  las cuales no son necesarias para quien quiere montar un PC.

Dichas fuentes de alimentación, las utilizadas en minería, tienen una configuración completamente distinta a las utilizadas en el mercado doméstico, lo que provoca que los fabricantes no puedan re-posicionarlas. Además su mayor uso de cables de cobre y el alto coste de este metal hace que los márgenes en el mercado del PC sean más bajos y los fabricantes prefieran venderlas a las granjas de minado.