Si vas a comprar un procesador Intel, hazlo ya o te quedarás sin él

Si vas a comprar un procesador Intel, hazlo ya o te quedarás sin él

Rodrigo Alonso

De acuerdo a las previsiones de la industria, los -ya persistentes- problemas de stock de procesadores Intel se van a mantener por lo menos hasta finales de este año. Esto significa que las tiendas podrían quedarse sin suministro de procesadores, por lo que cuando les queden pocas unidades y vean que no pueden conseguir más a corto plazo empezarán a subir los precios. Por ello, si estabas pensando en comprar un procesador de Intel, quizá sea buen momento para hacerlo antes de que te quedes sin él o tengas que pagar un precio absurdo.

No es una novedad que Intel está teniendo problemas para fabricar sus procesadores. Los retrasos en los nodos de fabricación ya están trayendo a varios ensambladores de equipos OEM de primer orden (Dell, HP, Lenovo…) por la calle de la amargura y, de hecho, en varios casos ya han anunciado (y ejecutado) nuevos equipos potenciados por procesadores de AMD en su lugar.

Comprar procesadores Intel podría convertirse en un logro

Ya sabéis cómo funciona esto: hay problemas de suministro de un producto (en este caso procesadores de Intel) y el stock de las tiendas va paulatinamente vaciándose. Cuando éstas ven que les quedan pocas unidades hacen un nuevo pedido a sus proveedores, y cuando éstos les comunican que no pueden suministrar más, automáticamente las tiendas suben los precios para intentar «arañar» más beneficios en previsión de las ventas. También puede darse esta misma situación, pero siendo el proveedor quien directamente le sube el precio a las tiendas, y en este caso éstas no tendrán más remedio que subir los precios para no tener pérdidas. Ley de la oferta y la demanda, lo llaman.

Intel-Core-i5-9400F-01

Esto al final se traduce en que cuando los usuarios queramos comprar un procesador de Intel en los próximos meses podemos encontrarnos en la tesitura de que no queda stock, o que el stock que queda tiene un precio abusivo. Por este motivo os estamos diciendo que si estabas planeando actualizar tu plataforma y comprar un nuevo procesador, ahora puede ser el mejor momento para hacerlo ya que en las próximas semanas la situación se prevé bastante turbia para nosotros.

El mayor beneficiado es AMD

Lógicamente, y de igual manera a como los propios ensambladores han tomado en muchos casos la decisión de pasarse a AMD, esta situación va a llevar irremediablemente a muchos usuarios a escoger a los de rojo en detrimento de los de azul. Si ya tradicionalmente los procesadores AMD siempre han sido más baratos que los de Intel, de llegar al extremo esta situación de falta de stock la situación podría agravarse todavía más, haciendo que la decisión «Intel o AMD» de siempre sea más fácil que nunca de tomar, en este caso en favor de AMD como es lógico.

 

Así pues, además de por el buen trabajo que está haciendo AMD desde hace ya meses y que está repercutiendo muy positivamente en la salud financiera de la compañía, los problemas de la competencia están beneficiándolos todavía más.

Nos interesa tu opinión: si tuvieras que actualizar tu plataforma en los próximos meses, ¿escogerás un procesador de Intel o de AMD?