Cuidado, detectada una partida de procesadores AMD falsos

Cuidado, detectada una partida de procesadores AMD falsos

Juan Diego de Usera

Han comenzado a aparecer a la venta varios procesadores AMD Ryzen que no son lo que afirman ser en su IHS. Concretamente, estos procesadores falsos de AMD afirman ser un Ryzen 9 3900X. El fraude se ha comenzado a detectar en la ciudad japonesa de Akihibara. Lo cual no quita que no se pudieran detectar más unidades fraudulentas dentro de todo Japón. Especialmente, si la venta de estos procesadores se realiza por Internet.

No es la primera vez que tenemos noticias de fraudes realizados con procesadores. De hecho, es un problema más o menos frecuente con algunas tiendas online, cuando no comprueban correctamente la mercancía que les devuelven. En este caso, el cliente compra un modelo de procesador, cuando lo recibe lo cambia por un modelo menos potente y/o antiguo y lo devuelve a la tienda. Al final, le sale el procesador gratis, cuando la tienda le devuelve el dinero con el que hizo la compra original.

Este caso es algo diferente. Se trata de procesadores que se venden como modelos OEM. Este tipo de procesadores suelen venderse a los ensambladores de equipos. Y, generalmente, se venden sin el disipador original. Tan solo se vende el procesador en una caja, ya que suelen ser procesadores algo más baratos que las unidades retail que solemos comprar los usuarios. Dado que los ensambladores suelen comprar en bandejas de 100 o más unidades a la vez y al ser procesadores vendidos como tal, el usuario no se extraña que su precio sea más barato que las unidades del mercado retail.

Los procesadores falsos de AMD tienen el IHS remarcado

Según la información que ha desvelado la fuente de la noticia, los procesadores en cuestión se pusieron a la venta por subasta. Y los usuarios pensaban que estaban comprando un procesador AMD Ryzen 9 3900X. Sin embargo, lo que en realidad acababan recibiendo era un procesador de AMD muy diferente al comprado.

Como podéis ver, se han borrado las letras originales del número del modelo. Y sustituido por otros números, bastante mal grabados, que coinciden con el número de procesador que se estaba vendiendo. Es decir, el delincuente ha hecho un trabajo de falsificación bastante mediocre, bajo cualquier estándar. Y, por supuesto, cualquier cliente que recibiera un modelo de procesador así, debería de comenzar a sospechar que había sido víctima de un engaño desde el minuto uno.

El supuesto timador tenía abierta una página web donde ponía a la venta estos procesadores falsos de AMD.

Lo más «gracioso» de todo este fraude es que, si el usuario al que se ha engañado tiene una placa base con chipset AMD X570, no podría usar el procesador recibido si se trata de un modelo de la primera generación AMD Ryzen, como aparece escrito en la foto anterior. Ya que esas placas base no soportan esos procesadores de AMD tan antiguos. Por tanto, a no ser que tuviera un aplaca base con un chipset más antiguo, a la que se le hubiera actualizado la BIOS, ni siquiera podría hacer funcionar el «nuevo» procesador.

De esta noticia podemos sacar una lección muy importante: nunca debemos comprar procesadores muy demandados por un precio muy inferior al habitual de venta.