El marketing hasta en la sopa: Intel y sus nm a por Samsung y TSMC

No se ha hablado mucho de todos los pequeños cambios que va a introducir Intel para competir directamente con TSMC y Samsung, o incluso quedar por encima. Lo último lo vimos hace poco más de una semana y realmente tiene miga, porque el ejercicio de marketing es muy curioso y pretende quitar de en medio la ficticia sensación de atraso sobre algo tan importante como sus procesos litográficos. ¿Por qué Intel y sus nanómetros se actualizan?

Aunque no lo parezca, los inversores o al menos sus asesores saben del tema en el que se mueven cuando deciden invertir en alguna de las tres empresas mencionadas. El problema es que siempre es objeto de debate qué nodo es mejor y cuál peor. No vamos a entrar en eso ahora puesto que ya lo debatimos largo y tendido en su momento, pero sí en el hecho de que Intel va a tomar la delantera en este aspecto desde el punto de vista de los nombres y el marketing.

Intel y sus nanómetros: hay que vender la idea y el producto

Intel-Process-Roadmap-Intel-7-Intel-4-Intel-3-Intel-20A-official

En marketing lo tienen muy claro: la nomenclatura anterior era simple y entendible, pero no reflejaba liderazgo ni era representativa del avance que se produce, así como el hecho de parecer estar por detrás de la competencia continuamente.

El problema es que los nombres de los nodos no reflejan en ningún caso la medida del transistor (algo extremadamente debatido) y esto se debe a la disparidad del significado que cada marca le da al suyo. Por ejemplo, si hablamos de los nuevos 10 nm de Intel la realidad es que no tienen nada que ver con los 10 nm de TSMC, sino que están incluso por delante de los 7 nm de los taiwaneses en gran parte de las áreas y algo más en densidad.

¿Cómo se le vende al público menos instruido que 10 es mejor que 7 en nanómetros? Difícil tarea. La solución ha sido cambiar la nomenclatura para intentar que las características del nodo estén mejor representadas por las tecnologías que obtiene y viceversa.

Los 10 nm serán los últimos con la vieja nomenclatura

intel-18a

Como suele pasar en este tipo de decisiones hay que tener en cuenta que se tiene que marcar el punto de ruptura para comenzar con la nueva estrategia. Este punto ya se está dando, puesto que el último nodo con nomenclatura antigua va a ser precisamente los 10 nm. El resto de futuros nodos lógicamente también reciben nombre: Intel 7, Intel 4, Intel 3 e Intel 20A.

Aunque la diapositiva es explicativa por sí sola vamos a aclarar lo que era antes y es ahora. Intel 7 serían los 10 nm SuperFin de antes, Intel 4 equivaldría a los 7 nm antiguos mientras que Intel 3 serían los 7 nm ++ aproximadamente.

No hay certezas como tal en muchos casos, ya que quitando Intel 4 no hay referencias exactas. Intel 20A por su parte hace referencia a la llamada «Era Angstrom» de los semiconductores, la cual ya tratamos en profundidad y que básicamente quiere marcar un cambio con los llamados transistores GAA, denominados por Intel como RibbonFET. Sí, ni en esas tecnologías se ponen de acuerdo los fabricantes.

¿Y qué pasa a partir de ahí? Las nomenclaturas van en descenso, donde la siguiente sería Intel 18A y de momento ahí termina el marketing de la compañía. Como vemos y salvando las equivalencias es un buen trabajo que va a acercar y comprender todo este mundo de los transistores a más gente, tanto profesionales como usuarios, al menos a poco que nos informemos sobre estos.