Corea, a la caza de TSMC: inversión millonaria para paliar la escasez de chips

La guerra de los semiconductores se juega a tres bandas a día de hoy o más bien entre tres países distintos. Dos de ellos asiáticos con Taiwán y Corea del Sur por un lado y el tercero son los Estados Unidos. Es decir TSMC, Samsung e Intel respectivamente, una guerra que ha tomado carácter totalmente geopolítico en la que las grandes inversiones estratégicas por parte de estos países son clave para su economía.

Cada nuevo nodo que aparece en el mercado es el juego de la silla, si hace unos años existían varios países en el mercado de los semiconductores ahora solo quedan tres y ninguno de ellos quiere perder su posición en este poderoso mercado.

Corea del Sur no se quiere quedar atrás

Ingeniero Oblea

Corea del Sur es un país pequeño, pero no hay dudas de que se trata de uno de los gigantes en la fabricación de hardware, ya que empresas como Samsung y SK Hynix son de dicho país. Ya sabíamos que ambas empresas tienen planes para plantarle cara a las otras grandes fundiciones del mundo, especialmente Intel y TSMC, y que tienen planeado realizar grandes inversiones. Por un lado Samsung con 151.000 millones de dólares y por el otro SK Hynix con 97.000 millones de dólares.

Pero la inversión más grande va a venir de menos del gobierno de dicha nación, el cual va a realizar una inversión de 450.000 millones de dólares para incentivar y ayudar a lo que es su industria nacional de semiconductores. Un plan que no solamente llega como respuesta al poderío taiwanés y estadounidense, sino al esperado crecimiento de China.

Dentro de estos 450.000 millones invertidos para la fabricación de semiconductores, los cuales irán a la construcción de fábricas y equipamientos se incluyen las inversiones anteriormente mencionadas de Samsung y SK Hynix.

Los mayores fabricantes de memorias del mundo

Naciones Fundiciones

Por el momento Corea del Sur tiene el dominio absoluto en cuanto a la fabricación de chips de memoria, en la que se encuentra en un primer puesto muy por delante de las empresas japonesas. Mientras que Taiwán y los Estados Unidos se han especializado más en la fabricación de procesadores. La inversión del gobierno de Corea del Sur buscaría por tanto aumentar su cuota de mercado en procesadores, posición en la que son los cuartos en volumen de producción, por debajo de China.

Tanto SK Hynix como Samsung son conocidos por sus productos de memoria RAM de diferentes tipos así como de memoria NAND Flash. Claro está que Samsung ha conseguido atraer a importantes clientes como es el caso de NVIDIA para que fabriquen sus CPUs, GPUs y SoCs en sus fundiciones en vez de hacerlo en las de TSMC.

Intel vs Samsung vs TSMC

La guerra de las fundiciones además se ha recrudecido tras el anuncio de Intel de fabricar para otros y la decisión de la administración Biden de invertir en los fabricantes de semiconductores estadounidenses. Todas ellas se pelean para conseguir que los diferentes diseñadores de nuevas memorias y procesadores fabriquen sus próximos procesadores en una fundición en concreto.

A nivel nacional de cada país, esto supone un gran flujo de capital, el cual sirve luego para financiar los diferentes servicios estatales de cada país y por tanto resultan clave en su futuro, de ahí el interés de sus gobiernos en potenciar esta industria.