¿Funcionan de verdad las regletas de protección con fusible?

¿Funcionan de verdad las regletas de protección con fusible?

Rodrigo Alonso

Los usuarios de PC somos especialmente vulnerables a los problemas eléctricos, ya que un mal apagado del equipo por un corte de corriente o una subida de tensión repentina pueden llegar a freír nuestro querido hardware y dejarlo inservible. Para evitar esto existen los SAI, sistemas de alimentación ininterrumpida, pero también tenemos un término medio conocido como regletas de protección con fusible, bastante más económicas pero, ¿funcionan de verdad?

Lo que diferencia a un SAI de una regleta de protección con fusible es el simple hecho de que el SAI tiene una batería, de manera que si se va la luz será capaz de mantener el PC encendido durante unos minutos para que nos de tiempo a realizar un apagado controlado y evitar que se estropee nada. Al mismo tiempo, la gran mayoría de SAI incorpora sistemas de protección contra subidas de tensión, y esto es precisamente lo que las regletas de protección nos garantizan y lo que las diferencia de una regleta convencional.

¿Qué son las regletas de protección con fusible?

Comprar una regleta normal, tenga o no interruptor, puede costarnos entre tres y diez euros dependiendo del fabricante y el número de enchufes que incorpore; por el contrario, una regleta de protección puede costarnos bastante más, pues sus precios dependiendo también del fabricante y el número de enchufes puede ir desde los 25 hasta los 70 euros aproximadamente.

La promesa de este tipo de regletas es que protegerán los equipos enchufados a ellas contra las subidas y picos de tensión, y para ello incorporan un circuito de seguridad con un fusible. La idea es que cuando se produzca una subida de tensión, el circuito se activará y hará que el fusible absorba la tensión adicional; este fusible puede llegar a fundirse si la subida es muy elevada, pero como es intercambiable podrás reparar la regleta comprando otro por apenas unos céntimos en una ferretería. Algunos modelos aseguran, por otro lado, que nunca tendrás que cambiar el fusible siquiera.

Fusible regletas

De hecho, muchas de estas regletas de seguridad nos aseguran también filtrado en la línea para reducir el ruido, precisamente haciendo pasar la corriente por este circuito. Algunas, de hecho, incorporan conectores RJ11 y RJ45 e incluso conectores coaxial de antena para la TV, y cuentan con una toma específicamente diseñada para poder funcionar con un PLC, dispositivos que llevan la red LAN de datos a través de la línea eléctrica y que los propios fabricantes nos indican que no debemos conectarlos a regletas. La premisa es filtrar todas estas señales para entregarlas más limpias a los dispositivos.

¿Funciona de verdad o es mero marketing?

Es complicado el poder decir si estos dispositivos funcionan o no realmente cuando hablamos de nuestra experiencia personal, pero lo que sí os podemos decir por experiencia propia es que en los últimos 13 años llevamos utilizando una regleta de seguridad con enchufe APC Surge Arrest Performance como la que os hemos enlazado arriba (de hecho, el modelo anterior de 2008) y jamás hemos tenido ni un solo problema eléctrico en el PC. Puede que esto sea porque la regleta hace su trabajo a la perfección o porque nunca ha habido picos de tensión (cosa poco probable), pero lo que hay que alabar en primer lugar es su durabilidad porque como os hemos dicho, llevamos 13 años con ella y sigue funcionando como el primer día.

APC Surge Arrest

En lo personal, os diríamos que estos dispositivos sí que funcionan como deben (de hecho APC, división de la galardonada Schneider Electric muestra en su web sus pruebas internas al respecto) y que desde luego siempre es mejor tener una regleta de seguridad como esta que una barata que no es sino un multiplicador de enchufes.

El contar con una de estas regletas, por poner un símil, sería como el cinturón de seguridad o el airbag de los coches: es mejor tenerlos y nunca necesitarlos que tener un accidente y no contar con ellos, ¿verdad? En el caso de que la instalación eléctrica de tu domicilio sea antigua o no esté en buen estado, sin duda os recomendaremos contar con una de estas regletas o, en su defecto (y todavía mejor), con un SAI. Y si no, también, que nunca se sabe.