¿Pierde rendimiento tu ratón si lo conectas al USB Passthrough del teclado?

No son pocos los teclados que hay en el mercado actualmente, especialmente aquellos modelos orientados al gaming, que incorporan USB Passthrough, un conector USB en el propio teclado que nos permite conectar otros dispositivos, como pen drives, el receptor inalámbrico de unos auriculares o el propio ratón. Sin embargo, en el ecosistema gaming los usuarios siempre buscan el máximo rendimiento y, por lo tanto, es inevitable hacerse la pregunta de si el ratón perderá rendimiento al conectarlo a este USB del teclado.

El USB Passthrough consiste en un puerto USB integrado en el propio teclado, generalmente USB 2.0 (si bien es cierto que algunos modelos de teclado ya lo incorporan USB 3.0), diseñado para no «perder» un puerto USB del PC al conectar el propio teclado en éste, de manera que podamos reutilizarlo para conectar otros dispositivos, ni más ni menos. Sin embargo, no todos los puertos USB de los teclados son iguales y hay algunos casos concretos en los que no será recomendable que conectes tu ratón.

No conectes el ratón al USB del teclado si no lleva dos conectores

Como decíamos, no todos los fabricantes integran el USB Passthrough en el teclado de igual manera, y realmente para ser fieles a la verdad, hay algunos que lo llaman así cuando no lo es realmente. Técnicamente, el USB Passthrough no es sino un puente (passthrough significa «pasar a través»), y para ello el teclado debe incorporar dos conectores USB: uno para hacer funcionar el propio teclado, y el segundo conector precisamente para dar servicio a este puerto USB.

USB-passthrough-2

De esta manera, el segundo conector USB del teclado simplemente hace de puente y su conector USB integrado tendrá exactamente las mismas facultades que el puerto USB del PC al que lo hayas conectado, entregándote con ello todo su rendimiento. Por lo tanto, si tu teclado tiene USB Passthrough y cuenta con dos conectores USB podrás enchufar a éste tu ratón gaming sin miedo porque tendrás exactamente el mismo resultado que si lo conectaras directamente al PC.

La cosa cambia con aquellos teclados que cuentan con conector USB Passthrough pero que solo se conectan al PC mediante un conector USB; en este caso, el mismo conector servirá para dar servicio tanto al teclado como a dicho puerto USB, compartiendo el ancho de banda de datos y el voltaje, por lo que al conectar un ratón gaming de alto rendimiento a este puerto su rendimiento puede verse mermado, con desconexiones esporádicas, iluminación que no funciona, «tirones» o con su polling rate reducido. De hecho, al conectar un ratón de alto rendimiento a un teclado de estas características puede pasarte lo mismo en el propio teclado por el mismo motivo, si bien el dispositivo dará propiedad a su propio funcionamiento antes de al dispositivo que tengas conectado a su USB.

Por norma general, con un solo puerto USB 2.0 ya tendrás suficiente para dar servicio a un teclado y a un ratón, así que en muchos casos en realidad no tendrás mayores problemas. El problema viene con los dispositivos gaming, cuya iluminación RGB y sensores de alto rendimiento hacen que el consumo de energía sea bastante más elevado que en un periférico normal, motivo por el que un solo conector USB 2.0 puede ser insuficiente para ello. En el caso de que el teclado sea USB 3.0 la cosa cambia, y en este caso normalmente tampoco tendrás problemas de igual manera a como no los tendrás si el teclado tiene dos conectores USB.