Filtradas imágenes reales y más detalles del hardware de la Xbox Series X

Desde el anuncio oficial de la Xbox Series X, la próxima consola next-gen de Microsoft, se han sucedido muchos rumores sobre el hardware interno que montará para poder ofrecer juegos a resolución 8K como han prometido. No obstante, lo que tenemos ahora son imágenes reales de un prototipo de la consola que nos muestra su diseño real, y además se han filtrado más detalles sobre su hardware.

Microsoft ya hizo oficial el diseño general de la consola, pero de alguna manera han querido mantener cierto secretismo sobre la parte trasera y sus puertos de conexión. Durante la conferencia de AMD en el CES 2020 apareció una imagen de la parte trasera de la Xbox Series X, pero luego AMD aclaró que se trataba de una imagen renderizada por ellos y que no correspondía con el producto de Microsoft.

Ahora, sin embargo, podemos ver en unas imágenes reales esta parte de la consola que Microsoft parecía querer mantener oculta por algún motivo.

Imágenes reales de la Xbox Series X

A continuación os mostramos las imágenes que se han filtrado en la red, y que muestran tanto la parte trasera como la delantera de la consola. Hay que decir que Brad Sams, parte del equipo Xbox Insider, ha confirmado la veracidad de las imágenes y, de hecho, un usuario ya ha registrado el número de serie que aparece en la etiqueta de la misma y el propio sistema de Microsoft lo ha admitido como válido.

No hay mucho que decir de esta parte delantera porque sí que es igual que la mostrada por Microsoft. Aquí vemos la ranura para los discos físicos con un botón para extraerlos, un puerto USB 3.0 Type-A y un botón encima de este cuya función todavía no está clara (podría ser un reset o para apagar una hipotética iluminación). En la esquina superior izquierda tenemos el logo de Xbox que, claramente, será el botón de encendido.

Vamos a ver la parte trasera, que es donde encontramos más de lo que hablar.

Además de un Kensington lock ubicado en la zona de la etiqueta, encontramos en la zona inferior central (de abajo hacia arriba) la toma de corriente junto a un único HDMI que entendemos que debe ser 2.0. Encima, tenemos un puerto RJ-45 Gigabit justo al lado de una ranura cuya función tampoco está definida de momento (al ser un prototipo es bastante probable que sea para debugging). Encima, dos puertos USB 3.0 Type-A adicionales junto a una salida S/PDIF de audio digital. Llama la atención la ausencia de conectores USB-C.

Las rejillas que hay flanqueando los puertos de conexión son, evidentemente, rejillas de ventilación. En cualquier caso hay que tener en cuenta que, tal y como se dice en la etiqueta, esta Xbox Series X es un prototipo y los puertos de conexión de la consola que Microsoft lance al mercado a finales de año podrían ser diferentes, y seguramente lo serán porque el no tener puertos USB-C sería muy extraño hoy en día.

SSD NVMe Gen 4 como almacenamiento

Además del diseño de la consola y sus puertos de conexión, también se han filtrado nuevos detalles sobre su hardware interno. A primeros de mes ya hubo una filtración que decía que el SSD interno de la Xbox Series X llevaría una controladora Phison, y según los últimos reportes han calculado el rendimiento que necesitará la consola de Microsoft para cumplir lo prometido, determinando que solo si incorpora un SSD PCI-Express 4.0 NVMe podrían cumplirlo.

Esta información se ha visto confirmada de acuerdo al perfil de Linkedin de un ex ingeniero de software de Phison, en cuya presentación asegura que ha colaborado en el diseño de la controladora PS5019-E19, el SSD PCIe Gen4x4 NVMe instalado en Xbox Scarlett.

En cualquier caso, esta elección de hardware para la Xbox Series X era algo más que lógico, máxime teniendo en cuenta que su hardware estará conformado por AMD.