HDMI: tipos de conectores, características y resoluciones

Actualmente, el puerto HDMI es el más usado para conexión de video entre dispositivos. Lo encontramos en dispositivos como la televisión, las videoconsolas, el PC, entre otros, pero, ¿sabes realmente qué es la interfaz HDMI? Te lo contamos, junto con sus características propias y especificaciones técnicas de las diferentes versiones.

El puerto HDMI se ha convertido poco a poco en el estándar dentro de la industria de las consolas y los PC. No hay monitor de PC o televisor que no tenga uno de estos puertos de video. Seguro que lo utilizas actualmente, pero, no todos los conectores HDMI (y los cables) son iguales. Aquí te explicaremos todas las versiones de este conector de video, sus características y otras cosas que seguro no sabias sobre esta popular interfaz de video.

 

¿Qué es HDMI?

Una interfaz de video estándar que permite conectar un dispositivo de salida a un dispositivo de entrada. Entendemos como dispositivo de salida una consola y como dispositivo de entrada, una televisión, por ejemplo.

HDMI son las siglas de «High-Definition Multimedia Interface«, que en castellano se traduce como «Interfaz Multimedia de Alta Definición».

Se trata de una interfaz que nació derivada del DVI y se pensó como entrada de vídeo para los televisores de alta definición, con la que cuál pretendían resolver los siguientes problemas:

  • El DVI en todas sus vertientes no puede transportar audio
  • El cable DVI permitir resoluciones HD Ready (720p) pero no tiene suficiente ancho de banda para Full HD (1080p)
  • Los cables DVI no tienen soporte para control de derechos digitales

La primera versión del cable HDMI fue presentada a finales del año 2002. Esa primera versión soportaba resoluciones hasta 1080p @ 60Hz con audio de 8 canales a 192kHz. Desde entonces este estándar de conector de video se ha ido actualizando soportando resoluciones mayores y otras tecnologías, algo que veremos más adelante.

HDMI conectado

Para desarrollar este estándar se creó un consorcio de empresas de la industria de los electrodomésticos de consumo, cine y televisión. Inicialmente, estaba conformada por Panasonic, Philips, Sony, Toshiba, Universal, Warner Bross, Fox y Disney. Actualmente, son muchísimas más las empresas que conforman este consorcio.

En todo caso, en todas las versiones hay algunas características que comparten y que son comunes, como el hecho de que un HDMI no es capaz de transportar una señal analógica, siempre es digital, o que la distancia máxima de una conexión pasiva es de 5 metros (que es ampliable con conexiones activas, o que llevan alimentación de 5V).

Por otro lado, todas las revisiones HDMI son retrocompatibles. En otras palabras, podrías utilizar un cable de nueva generación con aparatos que soportan las anteriores sin inconvenientes. Pero la velocidad de transferencia de la señal de vídeo será la más lenta soportada en común entre ambas partes. Por lo que no esperéis que un dispositivo con salida HDMI 1.4 soporte las resoluciones y tasa de refresco de un HDMI 2.0.

 

Para qué sirve el HDMI

La función principal es la unificación de los estándares de vídeo y de audio. Podemos de este modo conectar dispositivos de alta definición sin sacrificar calidad de audio y de video.

Podemos conectar una consola mediante un cable que tiene el mismo nombre que el conector de video a nuestro Home Cinema y televisor o proyector. Esto permite que la distribución de la imagen se realice de la mejor manera posible y sin perdida de calidad.

Otra opción es conectar nuestro PC o portátil a un monitor, televisión o proyectores. Actualmente, es raro encontrar un ordenador de sobremesa o portátil que no cuenten con conector HDMI.

Las consolas de nueva generación, como son la PlayStation 5 y la Xbox Series X | S cuentan con conectores HDMI. Esto nos permite conectar la consola a una televisión o a un monitor de PC, según queramos. También las podemos conectar a proyectores.

 

Tipos de conectores HDMI

Actualmente, hay cinco conectores HDMI estandarizados. Según el diseño de este conector, tiene unas características y unos usos determinados.

 

HDMI Tipo A

Es el más usado en la actualidad, encontrándose en monitores, televisores, consolas, tarjetas gráficas, etc. Este conector tiene unas dimensiones estándares de 13.9×4.45 mm y cuenta con un total de 19 pines.

 

HDMI Tipo B (en desuso)

Es un cable muy poco común y que ya apenas se utiliza. Se caracteriza por soportar el doble de ancho de banda que el «Tipo A». Tiene unas dimensiones estándares de 21.2×4.45 mm y cuenta con un total de 29 pines.

 

HDMI Tipo C

Técnicamente, es igual al «Tipo A», pero en un formato algo más compacto. Tiene unas dimensiones de 10.42×2.42 mm y cuenta con un total de 19 pines

 

HDMI Tipo D (en desuso)

Conector desarrollado sobre todo para tablets y similares, aunque es muy raro de vez en la actualidad. Tiene unas dimensiones de 5.8×2.42 mm y cuenta con 19 pines.

 

HDMI Tipo E (automoción)

Este conector solamente se utiliza en la industria de la automoción, aunque su implantación es muy reducida. Se caracteriza por soportar altas temperaturas y vibraciones.

 

HDMI Inalambrico

Este sistema de transmisión de video se planteo como una alternativa por si se quería minimizar la cantidad de cables. Lo cierto es que el HDMI inalámbrico es una denominación comercial dada para algunos sistemas de transmisión de video. Realmente no tiene certificación ni soporte por parte del HDMI Forum.

Su uso es prácticamente residual y es que genera una enorme cantidad de problemas. El problema principal del HDMI inalámbrico es que la información se transmite por la banda de los 5 GHz, que es la misma banda que el WiFi 6. Algo que genera interferencias y problemas en ambos sistemas de transmisión de datos sin cables.

Otro de los problemas es la latencia o lag a la hora de transmitir video. Cuanto mayor es la distancia entre emisor y receptor, más probable es que existan parpadeos en la imagen. Algo que puede llegar a ser bastante molesto. Debemos sumar a esto que cualquier obstáculo (como pueda ser una pared) puede generar atenuación de la señal y provocar deficiencias.

Por estos motivos y otros es muy raro el uso de estos dispositivos, incluso en entornos profesionales. Se suele preferir el uso de cables HDMI antes que un sistema de transmisión de video tan problemático.

HDMI-Inalámbrico-benq

 

Versiones del estándar HDMI

Desde su lanzamiento, han ido apareciendo diferentes versiones que se adaptan a las nuevas necesidades del mercado. Las diferentes actualizaciones se adaptan a las nuevas resoluciones, principalmente, aunque a veces se agregan otras características.

 

HDMI 1.0

Versión inicial de este estándar que fue presentada e introducida en el mercado en 2002. Se introdujo, como hemos comentado, para reemplazar el estándar DVI.

Este conector soportaba resoluciones hasta 1080p @ 60Hz. Ofrecía también la comunicación de audio de 192 kHz a 24 bits con una velocidad máxima de transferencia de 4.9 Gbit/s

 

HDMI 1.1

Fue anunciada en diciembre de 2002 y es la primera revisión de este estándar. Se agrega el soporte para DVD Audio, a las características anteriores.

 

HDMI 1.2

Fue presentada en agosto de 2005 y agrega una mejora menor. Simplemente, se agrega soporte para One Bit Audio, que se utiliza en el Super Audio CD (SACD)

 

HDMI 1.3

Presentada en junio de 2006 y agrega importantes novedades. Lo más importante es que se aumenta la resolución soporta hasta los 2048×1536 píxeles con una tasa de refresco de hasta 75 Hz.

Además, se aumenta la velocidad de transferencia hasta los 10.2 Gbit/s y se agrega soporte Dolby TrueHD y DTS-HD. También se aumenta la comunicación de audio hasta los 768 kHz.

 

HDMI 1.4

Fue presentada en junio de 2009 y está considerado el primer gran salto de este estándar. Pasa a soportar la resolución 4K (3840×2160 píxeles) y True 4K (4096×2160 píxeles). El problema es que este estándar no soporta la tasa de refresco de 60 Hz. Para el 4K se queda en 30 Hz y para el True 4K se queda en 24 Hz.

Este conector, además, agrega soporte para transferir datos mediante cable Ethernet. También agrega soporte para sistemas Home Cinema directamente conectados a la televisión y la transmisión de imagen 3D.

 

HDMI 2.0

Se presentó en septiembre de 2013 y es otra actualización menor. La transferencia de datos pasa a 18 Gbit/s y la resolución 4K pasa a soportar los 60 Hz. El audio sube a los 1.530 kHz y 32 canales.

 

HDMI 2.1: conector destinado al gaming

Fue presentado en enero de 2017 y es una mejora significativa del estándar. Destaca sobre todo el soporte teórico para resoluciones hasta 10K. Además, se soportan resoluciones 8K @ 60 Hz y 4K @ 120Hz. Se amplía el ancho de banda hasta los 48 Gbit/s y agrega soporte para HD Ready Dynamic.

Además, cuenta con una serie de tecnologías y mejoras pensadas para el gaming (y para otras cosas)

 

Variable Refresh Rate (VRR)

Por fin y después de mucha espera, desde el HDMI Forum se añadió soporte para tasas de refresco variable. Por lo que estamos ante una solución similar a la del Adaptative Sync pero para HDMI. Esto nos ayuda a eliminar total o parcialmente los problemas de LAG, stuttering y tearing mientras jugamos a través del cable HDMI 2.1.

Debido a que NVIDIA G-SYNC y AMD FreeSync son adaptaciones del VESA Adaptative Sync y puede haber diferencias en cuanto a rendimiento, no se espera que el VRR tenga un soporte tan amplio en PC, pero si en consolas de nueva generación.

 

VRR HDMI

 

Quick Frame Transport (QFT)

Es una de las características estrella de HDMI 2.1, ya que según prometen ayuda a reducir la latencias para tener una mejor experiencia de gaming (reduciendo el input lag) y, especialmente, una experiencia de realidad virtual en tiempo real, sin retardos.

QFT permite transportar cada cuadro de la imagen a una velocidad mayor para disminuir la latencia de visualización, entendiéndose por esta la cantidad de tiempo que pasa entre que un cuadro está listo para su transporte en la GPU y cuando este se muestra en la pantalla. Esa latencia es la suma del tiempo de transporte a través de los circuitos de salida de la fuente, el tiempo de transporte a través de la interfaz, el procesamiento de los datos de vídeo en la pantalla y la generación de la imagen en esta.

Esta latencia general afecta a la capacidad de respuesta en los juegos, como cuánto tiempo pasa desde que se presiona un botón hasta que se observa la acción resultante en la pantalla, lo que conocemos como input lag.

Si bien hay muchas variables en esta ecuación, no muchas son ajustables desde la perspectiva de la especificación HDMI. Quick Frame Transport opera en la parte de transporte de la ecuación al reducir el tiempo que se tarda en enviar solo el vídeo activo a través del cable, dando como resultado una latencia reducida en la pantalla y una mejor calidad de respuesta. En resumen, sirve para reducir el input lag.

 

¿Cómo se mejora la experiencia gaming?

Cuando se trata de mejorar la experiencia de juego, ya sabéis que la latencia es muy importante. Si por ejemplo pasa medio segundo desde que pulsamos el botón del mando y vemos la acción reflejada en la pantalla (input lag), la experiencia de juego será todo menos satisfactoria, máxime porque a eso hay que sumarle el tiempo de reacción entre que vemos algo en la pantalla y pulsamos el botón correspondiente para reaccionar a eso.

Reduciendo el input lag con tecnologías como Quick Frame Transport se consigue reducir este tiempo de reacción, y esto es algo especialmente importante para jugar a juegos competitivos donde unas milésimas de segundo pueden resultar la diferencia entre ganar o perder una partida.

Además de esto, es de recibo hablar de los sistemas de realidad virtual, donde el input lag es todavía más acusado porque estamos viendo en primera persona las acciones: imagina mover un brazo para hacer una acción y no verlo reflejado al instante; eso produce incluso sensación de mareo, así que reducir todos estos tiempos siempre resulta en una mejor experiencia.

Input lag con Quick Frame Transport

 

Quick Media Switching (QMS)

Si tenemos distintos vídeos de forma consecutiva y estos están ofreciéndose en distintos hercios, sin QMS lo que veríamos es el efecto bonk (que sería algo así como pantallas en negro) entre contenido y contenido. Gracias a VRR, el HDMI Forum ha ideado QMS para evitar esto debido a su continua sincronización variable.

Si el efecto bonk se produce durante el mismo vídeo y tenemos distintos hercios según la parte donde estemos, esto es realmente muy molesto. Y es que hasta ahora el cambio o avance de una velocidad diferente de fotogramas tenía como consecuencia que todo el sistema tuviese que cambiar de resolución al mismo tiempo y una vez hecho, volver a sincronizar todo.

Ahora esto no es una limitación, pero sigue habiendo un solo «pero». Dicha contra no afecta a los hercios y por consiguiente al framerate, sino a la resolución. QMS necesita que la resolución permanezca igual para poder trabajar, pudiendo cambiar sin problema entre las distintas velocidades de fotogramas.

QMS

 

¿Por qué se producen fotogramas en negro?

Por el hecho que cuando se cambia una tasa de fotogramas por segundo por otra, donde es necesario un tiempo de ajuste en el que el sistema no envía nada. Ese tiempo de espera produce un periodo donde en pantalla no vemos nada, el cual es un fotograma en negro que en algunos momentos puede resultar molesto. No olvidéis por ejemplo en series y películas es común en los últimos tiempos grabar las escenas de acción rápida a una tasa de fotogramas más rápida.

Tampoco nos podemos olvidar de las fluctuaciones en los FPS a la hora de jugar a los videojuegos, donde escenas con una alta complejidad gráfica resultan un impacto en la velocidad de renderizado. No obstante el Quick Media Switching tiene un contratiempo y es que solo se puede aplicar mientras la resolución de las imágenes a mostrar se mantenga.

Pantalla en negro

 

Otras limitaciones a tener en cuenta

Aunque todos los servicios de transmisión ya pueden compensar las diferentes velocidades de fotogramas sin problema, sigue habiendo ciertas limitaciones aparte del no poder cambiar la resolución. Según ha dejado caer el HDMI Forum, existe un rango para QMS en la actualidad, aunque tampoco lo aclaran demasiado.

Sí sabemos que el rango mínimo será de 24 Hz, donde por debajo QMS no podrá funcionar. Pero por arriba que es lo realmente importante para muchos usuarios, dicho consorcio solo dice que se podrá pasar de una velocidad de 60 Hz a una por debajo.

Por lo tanto, no llega a especificar si efectivamente el máximo rango es de 60 Hz hasta 24 Hz, o si, por el contrario, este es superior y es definido por la resolución/hercios que soporte el medio donde se reproduzca o el peor de ellos en la cadena. De hecho, de momento no hay más información disponible, así que tendremos que esperar a que finalmente lo aclaren, aunque no sería de extrañar que no pudiésemos pasar de 60 Hz debido a las limitaciones del ancho de banda con ciertas resoluciones.

HDMI-Portada-Dibujo

 

No está pensado para videojuegos

Pese a que el Quick Media Switching está pensado para funcionar para todo tipo de dispositivos que pueden emitir vídeo a través de un puerto HDMI 2.1 se recomienda no utilizarlo en videojuegos. El motivo tiene que ver con el hecho que muchos juegos usan las llamadas resoluciones dinámicas que se basan en mantener una tasa de fotogramas fija a cambio de ir variando la resolución. El QMS, en cambio, funciona al contrario, se basa en mantener una resolución estática, pero con variaciones en la tasa de fotogramas.

Es por ello que el consorcio HDMI recomienda activar el soporte para el Quick Media Switching únicamente en aplicaciones diseñadas para la reproducción de vídeo y desactivarlo cuando se estén reproduciendo videojuegos.

Cod Modern Warfare

 

El QMS ha de ser soportado en ambos extremos

No es suficiente con que el dispositivo emisor de la señal de vídeo tenga soporte para el Quick Media Switching, sino que también será necesario que el monitor también lo soporte. Desde el momento en que la HDMI Forum ha decidido cambiar la certificación de la versión 2.1 de su estándar y dejar al QMS y al VRR como una de las características opcionales será necesario mirarlo en las especificaciones de ambos extremos.

En todo caso, aunque un producto con certificación HDMI 2.1 no soporte el Quick Media Switching hemos de tener en cuenta que el controlador HDMI integrado suele ser un microcontrolador que en muchos casos se puede actualizar por firmware. Así que esta función puede ser implementada en una futura actualización de tu SmartTV, consola de videojuegos, monitor o stick multimedia.

QMS

 

Fixed Rate Link (FRL)

Tecnología de señalización que unido a la especificación HDMI 2.1 logra que se pueda aumentar la resolución y los Hz que mostrará el panel, todo sin comprimir hasta los 48 Gbps de rigor que marca el estándar.

Según HDMI, es también necesario para el transporte de vídeo comprimido, ya que permite el funcionamiento de velocidades de datos más bajas, o vídeo de velocidad ultra alta, como los 10K @ 120 Hz.

No hay demasiada información sobre cómo realmente logra FRL hacer todo lo que hemos comentado, ya que parece una tecnología bastante opaca, hasta el punto que la propia organización afirma que sustituye directamente a TMDS, aunque la especificación todavía requiere a este último para mantener con ello la compatibilidad con versiones anteriores y millones de dispositivos HDMI.

HDMI-2.1

 

¿Añadirán los fabricantes FRL mediante una actualización a sus dispositivos?

Para que un componente trabaje con FRL, el fabricante debe diseñar desde cero el chip, es decir, debe de ser soportado desde el silicio, desde la arquitectura. Por lo tanto, no va a ser posible incluir FRL en especificaciones anteriores del estándar HDMI y tendremos que dar el salto a HDMI 2.1, por lo menos si queremos disfrutar de sus bondades.

Además, para soportar FRL es necesario que el hardware adyacente también lo soporte, por lo que al parecer es un conjunto, un ecosistema el que tiene que definir si da soporte o no, aunque luego se incluya como tal en HDMI 2.1 a secas.

No hay que confundir o intentar comparar DSC con FRL, ya que, aunque logran un resultado similar en la teoría, la forma de lograrlo en la práctica no tiene nada que ver, principalmente porque uno comprime sin pérdida y el otro necesita deshacerse de información para escalar, lo cual resta colores por norma general a los frames representados en pantalla.

Como hemos visto, el problema de HDMI 2.1 comienza a partir de los 120 Hz hacia arriba, esperemos que la nueva especificación logre sin comprimir hasta 4K @ 240 Hz con una nueva versión de Fixed Rated Link.

 

eARC

Bajo las siglas Enhaced Audio Return (eARC) o retorno de audio mejorado nos encontramos con la otra parte que define al cable HDMI, la transferencia de audio a través del mismo. Con el HDMI 2.1 se mejora el nivel de calidad sonora respecto a versiones anteriores.

Si tienes un receptor AV en tu salón entonces podrás conseguir una mayor cantidad de formatos de audio con la mayor calidad disponible hoy en día. En cambio, si tu setup es más modesto y solo buscas una conexión mejorada y sencilla, pero que vaya más allá de lo convencional. Entonces gracias al eARC podrás tener acceso a los formatos de audio más avanzados mediante un sistema de barra de sonido compatible con HDMI. Eso sí, asegurate que esta tenga una entrada HDMI ARC.

¿Y qué formatos soporta? eARC en HDMI 2.1 es compatible con la mayoría de formatos de audio más avanzados, como el audio object-base que ofrece una experiencia de audio inmersiva y multidimensional, con gran profundidad y detalle. El audio object-base incluye formatos como Dolby Atmos, DTS-X o el menos conocido MPEG-H.

HDMI eARC

 

HDR dinámico

Aunque no es sorprendente per se, sí que cumple con la máxima calidad y definición que se puede y se podrá encontrar en el mercado, así que cubre todo lo necesario para un futuro cercano. Además, se ha añadido HDR dinámico (Dynamic HDR) como soporte nativo, donde este permite una progresión notable en la calidad general de la imagen de vídeo desde SDR a HDR estático, y ahora HDR estático a HDR dinámico.

La compatibilidad con HDR dinámico garantiza que cada momento de un vídeo se muestre en sus valores ideales de profundidad, detalle, brillo, contraste y además en gamas de colores más amplias, escena por escena o incluso frame por frame. No obstante, esta es una de las características opcionales en monitores y deberás mirar las especificaciones del mismo para ver si este lo soporta.

 

Auto Low Latency Mode

Auto Low Latency Mode sincronizará el hardware existente con la configuración ideal de latencia, todo de forma automática, lo que mejorará la suavidad del juego. Este setting normalmente se especificará, según cada fabricante, como una característica denominada de modo diferente por cada uno de ellos. Algunos lo llaman Game Mode, otros Game Plus, pero en definitiva es la misma tecnología con distinta nomenclatura.

ALLM HDMI

 

Cable HDMI 2.1: certificado especial para evitar engaños o confusiones

Hasta ahora con los cables HDMI había bastante confusión en cuanto a la versión y sus características. Para evitar posibles engaños o el equívoco de los usuarios, HDMI Forum ha creado una etiqueta específica. Todos los cables HDMI 2.1 deberán tener una etiqueta especial que certifica que soportan este estándar.

Dicha etiqueta, en primer lugar, tiene un diseño muy concreto. Lo que más destaca de esta etiqueta es un cuadro donde aparece un logotipo con holograma y un código QR. Debajo de este cuadrado aparece un número de identificación. Escaneando el código QR podemos acceder a la web oficial de HDMI y verificar que el cable es correcto y cumple con las especificaciones.

La certificación «Ultra High Speed HDMI Cable» es la única forma de asegurarse de que todas las capacidades de HDMI 2.1 son llevadas de la fuente hasta la pantalla.

David Glen, Presidente del HDMI Forum

Cualquier otra etiqueta que nos diga que soporta 8K @ 120 Hz, QMS, VRR, eARC o cualquier otra característica de HDMI 2.1 es falsa. Puede ser que cumpla y soporte todas las características y especificaciones del nuevo estándar, pero sin garantías.

Si están etiquetados correctamente, quiere decir que han sido probadas por un centro autorizado de pruebas HDMI o ATC. Además, esta certificación garantía la resistencia a interferencias electromagnéticas y la retrocompatibilidad.

 

HDMI 2.1a: alimentación activa mediante el mismo conector

Esta nueva característica permite a los cables HDMI activos alimentarse de manera directa desde el conector, sin necesidad de fuente de alimentación independiente. Se consigue con esto que usar cables HDMI activos sea tan sencillo como usar cables HDMI pasivos.

Disfrutar de esta nueva característica, requiere de un cable HDMI que soporte esta función de alimentación por cable. Además, se requiere de un conector que agregue soporte para la alimentación del cable. Se consigue que el cable activo pueda obtener la energía suficiente de manera segura para alimentar su circuito interno.

Sobre todo se enfoca a cables HDMI de ultra alta velocidad que de otro modo se verían bastante limitados. Para cables largos, se requiere que estos cables sean activos y estén alimentados. Así que la especificación HDMI 2.1a añade la certificación HDMI Cable Power.

Los cables HDMI actualmente se puede conectar de manera independiente, no hay consideraciones a realizar. Para estos nuevos cables, hay una dirección concreta, etiquetándose el conector que debe ir a la fuente HDMI (transmisor) y el que debe ir al dispositivo HDMI Sink (receptor). Conectar el cable al revés no generará daños en el cable o los dispositivos, pero la conexión no funcionará.

Actualmente, los cables HDMI que requieren alimentación hacen uso de conectores USB micro-B o USB-C para la alimentación. Cuando se vayan agregando conectores HDMI Cable Power, estos cables con alimentación adicional ya no serán necesarios. Se realizará directamente mediante el mismo cable, siendo así mucho más cómodos y sencillos de utilizar.

 

Resoluciones soportadas por cada versión del conector HDMI

ResoluciónTasa de refrescoAncho de bandaVersión 1.0/1.1Versión 1.2/1.2aVersión 1.3/1.4bVersión 2.0/2.0bVersión 2.1
1280x720 (720p)
30 Hz720 Mbit/sSoportadoSoportadoSoportadoSoportadoSoportado
60 Hz1.45 Gbit/sSoportadoSoportadoSoportadoSoportadoSoportado
120 Hz2.99 Gbit/sNoSoportadoSoportadoSoportadoSoportado
1920x1080 (1080p)30 Hz1.58 Gbit/sSoportadoSoportadoSoportadoSoportadoSoportado
60 Hz3.20 Gbit/sSoportadoSoportadoSoportadoSoportadoSoportado
120 Hz6.59 Gbit/sNoNoSoportadoSoportadoSoportado
144 Hz8.00 Gbit/sNoNoSoportadoSoportadoSoportado
240 Hz14.00 Gbit/sNoNoCompresión RGBSoportadoSoportado
2560x1440 (1440p)30 Hz2.78 Gbit/sNoSoportadoSoportadoSoportadoSoportado
60 Hz5.63 Gbit/sNoNoSoportadoSoportadoSoportado
75 Hz7.09 Gbit/sNoNoSoportadoSoportadoSoportado
120 Hz11.59 Gbit/sNoNoCompresión RGBSoportadoSoportado
144 Hz14.08 Gbit/sNoNoCompresión RGBSoportadoSoportado
240 Hz24.62 Gbit/sNoNoNoCompresión RGBSoportado
3840x2160 (4K)30 Hz6.18 Gbit/sNoSoportadoSoportadoSoportado
60 Hz12.54 Gbit/sNoNoCompresión RGBSoportadoSoportado
75 Hz15.79 Gbit/sNoNoCompresión RGBCompresión RGBSoportado
120 Hz25.82 Gbit/sNoNoNoCompresión RGBSoportado
144 Hz31.35 Gbit/sNoNoSoportado
240 Hz54.84 Gbit/sNoNoNoNoCompresión DSC
5120x2880 (5K)30 Hz10.94 Gbit/sNoNoCompresión RGBSoportadoSoportado
60 Hz22.18 Gbit/sNoNoNoCompresión RGBSoportado
120 Hz45.66 Gbit/sNoNoNoCompresión DSC
7680x4320 (8K)30 Hz24.48 Gbit/sNoNoNoCompresión RGBSoportado
60 Hz49.65 Gbit/sNoNoNoNoCompresión DSC
120 Hz102.2 Gbit/sNoNoNoNoCompresión DSC
¡Sé el primero en comentar!