Steam Deck podría nacer muerta, ¿es GPD WIN MAX 2021 mejor consola?

Si estás frustrado por los largos tiempos de espera estimados para la Steam Deck de Valve o simplemente buscas algo con más flexibilidad que limitar los juegos a tu biblioteca de Steam, el fabricante GPD acaba de anunciar su nueva consola portátil GPD Win Max 2021, que destaca por su procesador a 5 GHz y hasta 1 TB de SSD, un hardware que pondría en problemas al de la máquina de Valve en términos de rendimiento.

GPD ha anunciado recientemente la secuela de su consola portátil Win Max, que funciona con sistema operativo Windows y que por lo tanto tiene exactamente la misma versatilidad a la hora de ejecutar juegos que un PC. La campaña ha dado el pistoletazo de salida en Indiegogo con un precio inicial de 999 dólares para quienes la apoyen, pero con un precio de 1.250 dólares para quienes no entren a participar en ella y quieran adquirirla más tarde.

Obviamente hay una diferencia sustancial con respecto a los 399 dólares por los que parte la consola de Valve pero, también tiene 1 TB de SSD de base y una CPU Intel Core i7-1195G7… ¿Es algo que merece la pena?

La GPD Win Max 2021: mejor hardware pero mucho más cara

GPD WIn Max 2021

A diferencia de la Steam Deck, la consola portátil GPD Win Max 2021 es un dispositivo con forma de concha que se puede abrir y cerrar para mayor comodidad. Cuando se levanta la pantalla no se presentan solo los botones habituales para juegos (un par de joysticks que imitan el mando de Xbox 360, un D-Pad, botones ABXY y gatillos) sino que también tenemos un teclado QWERTY retroiluminado y un trackpad, lo que significa que se puede utilizar como una consola portátil o como un ordenador portátil, algo que aumenta mucho su versatilidad.

La pantalla H-IPS presenta una resolución por defecto de 1280 x 800 píxeles, que puede parecer algo baja para los tiempos que corren pero hay que recordar que la diagonal de la pantalla es de 8 pulgadas, lo que significa que la densidad de píxeles es de alrededor de 188 PPI y, por lo tanto, su definición es excelente. La pantalla también destaca por su brillo máximo de 500 nits, lo que fomenta una utilización más cómoda en exteriores, así como una cobertura del 90% del espacio de color DCI-P3 y protección Gorilla Class de Corning.

GPD Win Max Specs

Además, GPD dará a elegir entre dos plataformas de CPU distintas en la consola para que los usuarios puedan elegir: tenemos la opción de escoger la GPD Win Max 2021 con una APU AMD Ryzen 7 4800U (8 núcleos, 16 hilos y gráficos Vega) o una solución Intel Core i7-1195G7 (4 núcleos, 8 hilos con gráficos Iris Xe). En ambos casos se incluyen 16 GB de memoria RAM LPDDR4x y 1 TB de SSD PCIe (3.0 en el caso de Intel, 4.0 en el caso de AMD).

GPD dice que la versión Intel ofrece un mejor rendimiento en juegos debido a su mayor rendimiento en aplicaciones de un solo subprocesao y gráficos en general más potentes, aunque la solución AMD debería ofrecer una experiencia de juego y productividad más equilibrada en comparación con la versión de Intel, al tiempo que ofrece una mayor autonomía de batería al tener una eficiencia mayor.

Configuraciones de TDP configurables por el usuario

GPD Win MAx

La GPD Win Max 2021 también ofrecerá configuraciones de TDP definibles por el usuario, con límites de 20W, 25W o 28W a elegir (debería haber también un perfil de 7W disponible para los momentos en los que la batería esté baja). Lamentablemente esta consola portátil no ha esperado a tener disponible memoria DDR5, algo que incrementaría el rendimiento de sus gráficos integrados, por lo que como hemos mencionado antes usará 16 GB LPDDR4X de doble canal.

El almacenamiento integrado es de 1 TB tipo NVMe, que es el doble de lo que ofrece la Steam Deck (que ofrece como máximo 512 GB). La E/S se completa con dos puertos Thunderbolt 4 para la versión Intel mientras que la de AMD lo ajusta a 2 puertos USB 3.1 Type-C. Encontramos otros dos puertos USB 3.2 tipo A estándar, una salida HDMI 2.0 de vídeo, conexión Gigabit Ethernet (RJ-45) y una salida de audio mediante minijack de 3.5 mm.

Obviamente, en términos de hardware esta GPD Win Max 2021 le da sopas con ondas a la Steam Deck de Valve, tanto en su variante AMD como Intel, pero también hay que reconocer que es mucho más cara: la versión más alta de la Steam Deck cuesta 679 euros, mientras que el precio de 999 dólares de la GPD Win Max 2021 se traducirá en unos 950 euros cuando le apliquemos impuestos y gastos de envío. ¿Merece la pena? Depende de cada usuario: la consola de GPD nos va a dar mayor potencia y versatilidad, mientras que la de Valve nos va a dar mucha más portabilidad por su tamaño y es más barata.