La Steam Deck, ¿el último salvavidas del gaming en Linux?

La Steam Deck, ¿el último salvavidas del gaming en Linux?

Roberto Sole

Valve hace mucho tiempo aposto por Linux, catalogando en su tienda Steam los juegos que se pueden ejecutar en este sistema operativo. Para afianzar su compromiso, la compañía lanzó Steam OS, un sistema operativo basado en Linux. Ahora, Valve ha contratado a más de 100 desarrolladores de código abierto para mantener Steam OS.

Durante los últimos años la comunidad de Linux ha ido cayendo, desapareciendo algunos proyectos o quedándose bajo mínimos. El problema, es que Linux no es un sistema operativo «family friendly». Requiere en algunos casos conocimientos avanzados, sobre todo para actualizar controladores o para la instalación de algunos juegos.

Steam OS, ¿un salvavidas para Linux?

Actualmente, la única consola portátil capaz de competir con la Nintendo Switch es la desarrollada por Valve. Esta consola, al estar respaldada por la mayor tienda de videojuegos, tiene mucho a su favor. También ofrece gran potencia y hace uso de un buen sistema operativo como es Steam OS.

Para quien no lo sepa, Steam OS se basa en Linux, por lo que es de código abierto, permitiendo que cualquiera lo use y desarrolle para este. La idea de la compañía es mejorar este sistema operativo y para ello han fichado a más de 100 desarrolladores.

Según indica Pierre-Loup Griffais, diseñador de la Steam Deck, tienen un ejército de profesionales. Estos tienen la misión de corregir los errores y crear nuevas funciones para este software. Además, se trabaja para mejorar la compatibilidad de la tienda Steam con plataformas como Chrome OS y Linux.

distribución sistema operativo steam os linux

Uno de los puntos más interesantes de Steam OS es la capa denominada Proton. Dicha capa permite que los juegos desarrolladores para Windows funcionen correctamente en Linux. Se elimina así el problema que podía tener el usuario, ya que de otro modo se debían tener conocimientos solidos de informática.

Griffais destaca que quieren que la comunidad de aficionados a los videojuegos se mueva hacía Linux. La idea es crear una «arquitectura general» para el gaming en este sistema operativo. Quieren que Linux sea una alternativa viable para Windows.

Aunque durante algún tiempo Steam OS estuvo parado, actualmente es una piedra angular para Valve y su consola. Entre los planes de la empresa es que fabricantes de PC y portátiles lo implementen en sus sistemas. Una muy buena noticia, ya que es un sistema operativo muy bueno y atractivo.

sistema operativo valve steam os

Necesidad de hacer más «usable» a Linux

Siendo realistas, las diferentes distribuciones de Linux no siempre son amigables para el usuario. Ubuntu es la más conocida y considerada como más amigable para el usuario. Hay otras opciones, como Debian Linux Mint, que son menos usadas, pero son grandes opciones.

Puede terminar siendo un muy buen sistema operativo, siempre y cuando siga siendo tan amigable y sencillo de usar. Al final, son muchos los usuarios que quieren usar el ordenador, sin pensar sobre nada. Los problemas de drivers que, se dan ocasionalmente, son uno de los factores más conflictivos.

Podría ser la salvación de Linux en el segmento del usuario doméstico, en favor de Windows. El sistema operativo de Microsoft es un problema constante y las actualizaciones, cada día son peores.