Razer luce su portátil Blade 15 SE: hardware tope de gama y pantalla OLED

El CES 2020 está dando muchísimo de sí, especialmente para los principales fabricantes de hardware. Y, entre todas las novedades que ya hemos visto, destaca una de las propuestas de «última hora» que ha hecho Razer, presumiendo de su portátil Blade 15 SE (que no es Special Edition sino Studio Edition), un portátil orientado a profesionales que está equipado con hardware tope de gama, incluyendo una NVIDIA RTX 5000 Quadro, y que cuenta con una pantalla OLED de 15 pulgadas.

El Razer Blade 15 Studio Edition presume de hardware

Si lo que queremos es un portátil orientado a profesionales para poder realizar tareas profesionales, Razer tiene el portátil perfecto para ello. Y ya no solo por su hardware de gama alta que ahora comentamos, sino por la novedosa inclusión de su pantalla OLED de 15,6 pulgadas y resolución 4K UHD (3840 x 2160 píxeles) que tiene un tiempo de respuesta de tan solo 1 ms, certificación HDR400, 100% de cobertura del espacio de color DCI-P3 y que, además y ojo al dato, es táctil.

Vamos con el prometido hardware de gama alta. Para que no falte rendimiento, Razer ha montado un procesador Intel Core i9-9750H de 6 núcleos y 12 hilos de proceso que funcionan a una velocidad de 2,6 GHz pero que alcanzan los 4,5 GHz en modo Boost. Acompañando al procesador encontramos la nada desdeñable cantidad de 32 GB de memoria RAM DDR4, un SSD NVMe de 1 TB de capacidad, y como gran novedad, una NVIDIA GeForce RTX 5000 Quadro con 16 GB de memoria gráfica dedicada GDDR6.

Este es un portátil que como ya supondréis no tiene nada que envidiar a cualquier portátil gaming en términos de rendimiento y que, de hecho, con tamaña gráfica y el tiempo de respuesta de la pantalla bien podrá ser utilizado en algunos juegos sin muchos inconvenientes.

El portátil también presume de diseño

El equipo tiene un teclado TKL con teclas de color blanco y retro iluminación azul (no se sabe si el color será configurable pero seguramente sí que lo sea) de tipo chiclé, flanqueado por sendos altavoces. En la zona inferior encontramos un touchpad háptico de generosas dimensiones, y todo en un cuerpo de aluminio que seguramente os recuerde al de los MacBook Pro de Apple porque, efectivamente, es así.

Razer no ha especificado las dimensiones y el peso del equipo, pero visto su diseño tan similar a los de Apple es de entender que no solo será ligero, sino también bastante fino y cómodo de llevar de un lugar a otro. Por cierto, que el logo de la marca que el equipo tiene por fuera (que, por cierto, ahora es de color plateado en lugar del negro habitual) también se ilumina.

El fabricante tampoco han especificado la autonomía de la batería, ni la fecha de lanzamiento ni el precio por el momento. No obstante, visto su hardware podemos contar con que será muy caro, con toda probabilidad por encima de los 3.000 euros.