¿Vas a comprar un PC OEM pre montado? Piénsalo dos veces porque…

Las Navidades están ya a la vuelta de la esquina, y en esta época de regalos es cuando tradicionalmente más PC de sobremesa y equipos portátiles se venden. Y, a la hora de comprar un equipo pre montado o un portátil, muchas veces tiramos hacia unas especificaciones técnicas atractivas al menor precio posible para intentar no gastar de más, algo de lo que generalmente nos arrepentimos más tarde. El fabricante MEDION es un claro ejemplo de ello, y en este artículo os vamos a explicar por qué.

Fundada en 1989, MEDION es uno de los fabricantes más conocidos de la industria del PC, y desde siempre se ha caracterizado por ofrecer equipos atractivos visualmente y con unas especificaciones técnicas muy llamativas, pero con una calidad bastante baja que, casi siempre, termina dando problemas antes o después.

¿Tan importante es la calidad de los equipos?

PC portátil MEDION

Cuando te dispones a comprar un equipo, y salvo que seas muy ducho en la materia, normalmente solo te fijas en sus especificaciones técnicas y que su precio cuadre con lo que te querías gastar. Sin embargo, y como rezaba un famoso eslogan publicitario, «la potencia sin control no sirve de nada». Y es que de poco te sirve tener un PC gaming equipado con un Core i9 con una cantidad absurda de memoria RAM y un SSD de gran capacidad si luego le han instalado una fuente OEM de ínfima calidad, un disipador incapaz de mantener el procesador a buena temperatura o un SSD haciendo thermal throttling constantemente.

MEDION es uno de esos fabricantes que utiliza técnicas de marketing para llamar la atención, ofreciendo equipos con procesadores de alta gama pero que luego van acompañados de memoria RAM en single channel, con una fuente OEM que apenas llega para dar servicio al sistema y con una gráfica de gama baja, amén de ir integrado todo en una caja muy llamativa y llena de RGB pero que no es capaz de generar un flujo de aire adecuado en su interior, haciendo que casi literalmente el hardware interno se cueza y que los ventiladores parezcan turbinas de avión en cuanto arrancas un juego.

La calidad de un PC, ya sea sobremesa o portátil, no consiste tan solo en escoger un hardware relativamente potente, sino que este hardware funcione en armonía con el resto de componentes, que el equipo sea silencioso, duradero y capaz de entregarte todo su rendimiento durante todo su tiempo de vida útil. Por lo tanto y respondiendo a la pregunta del título, sí, la calidad de los equipos es tan importante como sus especificaciones técnicas.

El ejemplo de que lo barato sale caro

Medion AKOYA

Tal y como ya mencionamos antes, si estabas pensando en comprar un PC de sobremesa o portátil de MEDION, quizá deberías pensártelo dos veces, ya que este fabricante es el vivo ejemplo de los que llaman la atención con unas buenas especificaciones técnicas pero que escatiman en demasía en la calidad de los equipos. Por ejemplo, en la imagen de arriba podéis ver un equipo MEDION Akoya con el lateral abierto, y salta a la vista el desastre que podemos encontrar:

  • Fuente de alimentación de marca FSP de Tier 5.
  • Cableado sin enrutar, atravesando todo el interior y entorpeciendo el flujo de aire de la caja.
  • Disipador OEM para el procesador, enclaustrado hacia la rejilla del lateral. Esto provoca que el ventilador absorba aire fresco del exterior, pero ese aire se queda embolsado en el interior de la caja porque el disipador es de tipo concha, produciendo bolsas de aire caliente y entorpeciendo el funcionamiento del resto de componentes.
  • Caja metálica de mala calidad que, de hecho, tiene la fuente de alimentación en la zona superior absorbiendo el aire caliente de dentro del PC, en lugar de aire fresco de la zona exterior.
  • Placa base de formato personalizado (si se te estropea, no podrás comprar otra ATX estándar y aprovechar el equipo), con solo dos zócalos de RAM (no ampliable). Solo un puerto PCIe x16.
  • Memoria RAM OEM con velocidades JEDEC y sin disipador.
  • Ni siquiera tiene un ventilador trasero para sacar fuera el aire caliente.

Este equipo bien podría tener unas especificaciones técnicas muy atractivas, especialmente en cuanto al procesador, pero como podéis apreciar el resto de características dejan mucho que desear y eso hace que en muy poco tiempo el PC se vuelva ruidoso y pierda rendimiento. A veces lo barato sale caro, y este es un ejemplo de ello.

¡Sé el primero en comentar!