Filtrada la fecha de lanzamiento para Intel Comet Lake-S y sus placas base Z490

Hoy hemos podido conocer nuevos rumores sobre los próximos procesadores de escritorio de Intel: los nuevos Comet Lake-S. Estos próximos procesadores serían los encargados de sustituir a la actual generación Core en el segmento «mainstream». Una sustitución que esta marca necesita desde hace ya varios meses. Habida cuenta que la 9ª Generación Core, no ha conseguido capturar la imaginación de los entusiastas. Ni siquiera la de muchos aficionados más acérrimos de esta marca.

La llegada al mercado de la 3ª Generación de AMD Ryzen, no ha significado otra cosa que malas noticias para Intel. Si nos fijamos en los resultados financieros de AMD del pasado 3er trimestre de este 2019, está claro que las cosas le están yendo viento en popa a la compañía roja. Pero, si a ellos les va bien, a Intel le tiene que ir mal. Y a ello, le sumamos que Intel va a volver a fabricar sus antiguos procesadores Pentium a 22 nm. En un esfuerzo por intentar suplir el desabastecimiento que se ha generado para la gama baja.

Porque las cosas no van nada bien en la esquina del gigante azul. Y los problemas de falta de existencias en el mercado están teniendo, como daño colateral, que los usuarios se acaben pasando al otro bando. Algo realmente lógico, dado que los AMD Ryzen 3000 nuevos, prometen rendimiento muy similar a los modelos de Intel. En casi todos los campos. Pero, también proporcionan un rendimiento superior en otra serie de tareas que ya no son solo jugar o actividades similares. Y a unos precios bastante razonables.

Las placas base para Comet Lake-S usarán un nuevo socket

Como bien sabéis, los nuevos procesadores Intel Comet Lake-S son la 10ª iteración de la arquitectura Core de Intel. Una arquitectura que lleva con nosotros desde el año 2008. Es decir, 11 para 12 años ya. Los pocos detalles que conocemos de esta nueva arquitectura indican que los procesadores de escritorio ahora llevarán, al menos los de la gama Core (no los de la gama Pentium), activado el HyperThreading en todos los modelos. Esto es un claro intento de este fabricante para ponerse a la par de los procesadores AMD Ryzen que hay ahora mismo en el mercado.

También sabemos que estos nuevos procesadores Intel Comet Lake-S serán los primeros modelos que montarán 10 núcleos bajo su IHS. Toda una proeza, dado que hablamos de procesadores fabricados todavía en el nodo de 14 nm de esta empresa.

Tanto los nuevos procesadores, como las primeras placas base para estos, que montarán chipset Intel Z490, saldrían a la venta durante el mes de abril del próximo año 2020. Y, con las nuevas placas base, llegaría un nuevo socket. Que haría que los actuales procesadores Intel Coffee Lake (ni los S ni los R) se puedan usar con los nuevos modelos. Aunque, al menos, algo que sí se mantiene desde esta actual generación a la próxima, será la posibilidad de emplear DIMM de hasta 32 GB de capacidad con las placas base.

Aun así, Intel no debiera de cantar victoria antes de tiempo. Dado que AMD, por esas mismas fechas, ya tendría preparado la nueva generación AMD Zen 3. Y de estos procesadores sabemos que estarían fabricados en el nodo de 7nm+ con máquinas de litografía EUV. Y que esta marca ha prometido un incremento en el rendimiento del 15% frente a los actuales AMD Ryzen 3000.