¿Está tu ordenador preparado para la Fibra de 10 gigas que viene?

¿Está tu ordenador preparado para la Fibra de 10 gigas que viene?

Josep Roca

En varias partes del mundo, aunque en lugares muy selectos por el momento, la Fibra de 10 gigas está empezando a tomar forma y con ello las reglas para conectar nuestro PC a la red de redes cambiarán. No solo nos permitirán ver contenido a mayor calidad, gracias al mayor volumen de datos que se podrán transmitir, sino que además exigirán cambios importantes en nuestros PC. Por lo que es muy probable que tu ordenador no esté preparado para la nueva era de las telecomunicaciones.

Si miras la placa base de tu ordenador verás que la conectividad de la tarjeta de red, si tienes suerte, es de 2.5 Gbps. Eso si tienes suerte. Ya que la mayoría de las placas consiguen un gigabit. Muchos os veréis tentados a comprar una tarjeta de red más potente, pero las que soportan dicha velocidad son extremadamente caras por el momento y en sí tienes un portátil, te encontrarás con que no puedes hacerlo. ¿Me tendré que cambiar de ordenador por la Fibra de 10 gigas? ¿Es verdad que los discos duros podrían desaparecer una vez el internet sea más rápido?

¿Está mi PC preparado para la fibra de 10 gigas?

Internet ha evolucionado mucho desde su nacimiento en los 90, en especial en cuanto a los que podemos ver en pantalla, y todo ha venido de la mano por la evolución de los componentes de nuestro ordenador, cada vez más potentes, y de las redes. Del modem pasamos a la banda ancha con el ADSL y de ahí a la fibra óptica. ¿Las consecuencias?

La conectividad de red aumentando varios órdenes de magnitud hasta llegar a nuestros días donde podemos hacer cosas como jugar a videojuegos en la nube, ver películas bajo demanda e incluso realizar nosotros mismos nuestras emisiones. Bajo todas esas premisas parece que el Internet multi-gigabit no va a cambiar muchas cosas.

Sin embargo, con la Fibra de 10 gigas nos encontramos que ciertas cifras de velocidad superan incluso a las vistas en ciertos periféricos, como es el caso de las unidades de almacenamiento más usadas en un PC desde hace varias décadas. No obstante, es hora de romper algunos mitos.

Conexión fibra 10 gigas Ethernet Azul

Disco duro versus Fibra de 10 gigas

No, no nos hemos vuelto locos, hemos de partir del hecho que, en cuanto a ancho de banda, una futura conexión de Fibra de 10 gigas tendrá un ancho de banda total muy superior al que puede otorgar el puerto SATA de los discos duros y SSD no M.2, la cual es de 6 gigas por segundo. Sin embargo, el tema crucial de cara al rendimiento es la latencia en cuanto a los datos. Normalmente, nuestro procesador los encuentra en la mayoría de veces en la RAM, pero hay momentos en que es necesario volcarlos desde la unidad de almacenamiento.

Y aquí entramos en una paradoja, normalmente medimos los tiempos de latencia en nanosegundos, los cual es una milmillonésima parte del tiempo en que decimos una palabra. A dichas escalas nuestra percepción del tiempo se hace marginal. Pero, si un procesador tardase un segundo en hacer realizar una operación, entonces la cosa quedaría de la siguiente manera para el resto de accesos a la memoria.

OperaciónTiempo
Ciclo de CPU1 segundo
Caché L13 segundos
Caché L29 segundos
Memoria RAMVarios minutos
SSDVarios días
Disco Duro1 mes

¿Se va a volver internet más rápido que un disco duro?

Pues bien, la respuesta es que dependerá de lo lejos que estén los datos. No es lo mismo si vives en España acceder a un sistema de almacenamiento remoto en Madrid o Barcelona, que no que se encuentre en Moscú, donde la latencia será mucho mayor y, por tanto, el rendimiento menor. Por lo que no os esperéis a poder ejecutar vuestras aplicaciones usando una unidad remota que se encuentre en alguna parte de un servidor de internet.

Aparte que sería contraproducente, ya que no solo nosotros, sino que habrías decenas o incluso centenares de usuarios accediendo a dicha unidad. Por lo que la información del programa tendría que estar varias veces multiplicada. Dicho de otra forma, no merece la pena en cuanto a costes de infraestructura y por tanto es importante tener en cuenta la diferencia entre latencia y ancho de banda.

Disco Duro Azul

¿Necesitaremos un procesador más potente?

Mayor ancho de banda supone una mayor cantidad de información y con ello los paquetes de red que ha de gestionar el procesador o la tarjeta de red en nuestra placa base aumentan. Si estos no se gestionan lo suficientemente rápido, ocurre como cuando un coche se para en medio de una vía muy transitada. Se crea una contención y todo lo que viene después se ralentiza. A muchos os puede parecer que, con nuestra CPU capaz de gestionar anchos de banda de la RAM de decenas de GB por segundo, que unos pocos Gbits no deberían saturar a nuestro procesador.

Sin embargo, la gestión de periféricos a baja velocidad suele ser llevada a cabo por el chipset en un PC convencional o por una pieza de bajo rendimiento en un portátil. Y hemos de partir que gestionar los envíos y recepciones de datos en una red requieren de un nivel de complejidad adicional. Sin embargo, tu PC sí que se encuentra preparado para la Fibra de 10 gigas. No nos olvidemos de que en la actualidad ya existen puertos USB con velocidades de varias decenas de gigabits por segundo. ¿Qué veremos en el futuro? Sencillo, la tarjeta de red integrada en la gestión de periféricos del procesador y la conversión interna en la placa de Ethernet a USB.

¿Y qué ocurrirá con los PC actuales?

No te preocupes por ello, aunque tu PC no tenga una tarjeta de red lo suficientemente rápida, podrás darle una utilidad conectando uno de los adaptadores de USB C a Ethernet adaptados para ello una vez aparezcan en las tiendas. Así que no te preocupes, tu PC está preparado para el internet del futuro, no tendrás que comprar uno nuevo para poder disfrutar de las maravillas de una red de redes más rápida.

Adaptador USB-C a Ethernet Fibra 10 gigas

¡Sé el primero en comentar!