Los motivos por los que las CPU necesitan un chipset en la placa base

Los motivos por los que las CPU necesitan un chipset en la placa base

Josep Roca

Poco a poco los nuevos nodos de fabricación permiten colocar una mayor cantidad de transistores en una misma área, esto ha llevado a que componentes que hace años eran chips aparte ahora se encuentren dentro de otros. Pero en todo este proceso de integración lo que sorprende es el hecho que lo que llamamos el chipset no se haya integrado. ¿Cuáles son los motivos?

El chipset de la placa base es una de las piezas más importantes de un PC de escritorio, pero se trata de un componente que no se encuentra en ordenadores con otros factores forma. Hay varios motivos por los cuales no se han integrado al 100% en los ordenadores de escritorio, algunos de ellos son claros a simple vista, pero otros son más complejos de ver.

El chipset es el Southbridge

Chipset Southbridge

 

Originalmente las placas base para PC aparte del socket para la CPU venían con dos chips. El primero de ellos era el Northbridge, el cual era el encargado de comunicar la CPU y el Southbridge con la memoria RAM del sistema. Así como hacer de puente entre el Southbridge y la CPU. A día de hoy el Northbridge se encuentra integrado en todas las CPUs que hay en el mercado, sean para el mercado que sean y utilicen la ISA que utilicen.

El Southbridge en realidad no es nada más que un concentrador, es la Roma de todos los caminos que siguen los periféricos para comunicarse con la CPU. Todas las interfaces de E/S como PCI Express, USB, SATA y otras no tan conocidas necesitan pasar por el Southbridge o Chipset para comunicarse con la RAM y la CPU.

Si hacemos una observación a los SoC y CPUs para factores forma reducidos y con poca o ninguna capacidad de ampliación veremos que carecen de chipset a simple vista. La realidad es que se encuentra dentro del SoC principal del sistema. No ha sido eliminado, ya que es parte esencial el funcionamiento del sistema y por tanto el chipset ha sido integrado.

El chipset no está siempre integrado en el procesador

Rocket Lake S Die

Coged cualquier chip cuya litografía está anotada y veréis que se cumple como una ley universal un hecho. Independientemente de si estáis hablando de una CPU como de una GPU, todo aquello que necesita comunicarse con un elemento externo necesita una interfaz de comunicación, la cual se coloca en la parte exterior del chip. De la misma manera que las interfaces con la RAM al aumentar en número lo que hacen es aumentar el perímetro, también lo hacen las interfaces de E/S.

Para los fabricantes de CPUs de escritorio, tiene más sentido utilizar 4 líneas PCI Express o cualquier interfaz equivalente para conectar el chipset externo a la CPU que colocar todas las interfaces que trae el chipset en el perímetro del SoC o de la CPU. Tened en cuenta que un perímetro más grande significa un chip mucho más caro de fabricar y del que salen menos unidades a la venta.

El otro motivo es que esto les permite utilizar ciertos diseños de SoC y de CPU tanto en portátiles como en escritorio. En el caso de las versiones de portátil suelen llevar un chipset interno con todo lo necesario para este tipo de ordenadores, pero con las suficientes líneas PCI Express para integrar un chipset en la versión de escritorio.

El negocio de los dos chips en vez de uno

Procesadores

Esto os sorprenderá a muchos, pero a la hora de venderte una CPU para escritorio, no solo te están vendiendo esa CPU sino también el chipset que la acompaña en un mismo pack, ya que vas a necesitar la placa base con el mismo socket, la cual incluye el chipset en ella. En realidad los fabricantes de CPUs suelen diferenciar los sockets para portátiles y sobremesa por eso, ya que en el caso de las CPU para sobremesa los precios son más bajos que en portátiles.

El motivo de ello es que los ensambladores de ordenadores portátiles muchas veces no compraran el chipset en un pack junto a la CPU, lo que hace que tanto Intel como AMD les suban el precio a los fabricantes. El cambio de socket es para que no puedan adquirir una CPU más barata en el proceso. Esto no ordenadores de sobremesa no ocurre, ya que el chipset les permite bajar el precio de las CPU mientras lo recuperan por el otro lado y viceversa. Ese es el motivo económico por el cual no se ha integrado el chipset dentro de las CPUs y los SoC de escritorio.